Ocio y Cultura
Suscríbete

pandemia

Rubén Martín, chef: "No podemos convertir los bares en un sitio donde la gente esté como en casillas de Excel"

El cocinero, que justo antes del estado de alarma acababa de iniciar un nuevo proyecto gastronómico, es el flamante ganador del primer Concurso Virtual de Tapas con un buñuelo de bacalao y borraja. 

Rubén Martín con la vajilla de José Piñero para La Flor de Lis.
Rubén Martín con la vajilla de José Piñero para La Flor de Lis.
Francisco Jiménez/ Heraldo

Diez días ha estado abierto el nuevo proyecto del chef aragonés Rubén Martín. La Taberna Flor de Lis aspiraba, justo antes de decretarse el estado de alarma, a ser una de las paradas obligadas en la zaragozana calle de Don Jaime. Algo que, de momento, tendrá que esperar, a la espera de fecha de vuelta. 

Pero Rubén y su equipo tratan de no perder comba y este lunes se han convertido en los ganadores del primer Concurso Virtual de Tapas. Organizado por Balboa Media y La Tilde Comunicación by Yolanda Gil, dentro de la iniciativa Save the Bar. El objetivo es, sobre todo, mantener alta la moral hasta que podamos volver a reencontrarnos en los bares.

¿Cómo le ha sentado la victoria?

Me siento pionero. Ha sido algo muy bonito, en un momento en que, la verdad, estaba de bajón.

El reto era, como poco, raro, con una tapa que nadie va a probar.

Me lo planteé como una manera de unir a mi equipo de cocina, ya que solo hemos estado 10 días trabajando. Fue una manera de paliar la nostalgia y la pena, una manera de motivarnos. De momento, no puede probar nadie mi tapa, pero se probará. He estado varios días concentrado en esto, leyendo, trabajando en diversas fórmulas... Me ha permitido evadirme haciendo lo que mejor sé.

Y el resultado es...

Buñuelos de cierzo: un buñuelo de bacalao y borraja con crujientes de verduras y chutney de cebolla de Fuentes.

Rubén Martin, chef del recién inaugurado Flor de Lis ha obtenido el primer premio por su tapa Buñuelos de Cierzo.
Rubén Martin, chef del recién inaugurado Flor de Lis ha obtenido el primer premio por su tapa Buñuelos de Cierzo.
balboa media

Hay quien dice que la tapa se parece al coronavirus...

¡Ja, ja, ja! No me lo habían dicho aún, no lo había pensado... ¡Es cierto! Me hace gracia

Igual subconscientemente, es una manera de vencer al virus, comiéndoselo.

El equipo tiene muchas ganas de volver.

¿Cómo se imagina la vuelta?

Habrá que adaptarse. Seguro que la mascarilla y los guantes se harán obligatorios en la hostelería. Pero hay que tener cuidado con los mensajes alarmistas. Los que meten demasiado miedo. Lo que habrá que hacer es tomar las medidas justas. Que no impliquen grandes inversiones como sucedió con las leyes antitabaco. Y que la gente sea consecuente. De todas formas, yo no veo que la gente esté preparada para sentarse cada uno en la punta de una mesa. Entiendo que se reduzcan aforos, pero no nos podemos volver locos: no podemos todos lanzarnos a ofrecer comida para llevar o convertir los bares en un sitio donde la gente esté como en casillas de Excel.

Mientras se vuelve a bares y restaurantes, la gente se está lanzando a cocinar en casa. ¿Cómo es eso para un cocinero profesional?

Te cambia la perspectiva completamente. Primero, porque a mí me cuesta comprar y cocinar para pocas personas. Luego, los pasos a la hora de cocinar profesionalmente son totalmente diferentes. ¡Me cuesta hasta ordenar la nevera! ¡Y de los cacharros que ensucio me estoy dando cuenta ahora!

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión