Despliega el menú
Ocio y Cultura

Tres premios con brillo aragonés en la noche de 'Dolor y gloria' en los Goya

Las zaragozanas Natalia Moreno y Carla Pérez de Albéniz se vuelven con sendos Goya. Obtienen los premios al documental y la producción. 'Buñuel en el laberinto de las tortugas' gana el de animación.

La noche del sábado malagueña en los Premios Goya se dio bien para los aragoneses, que confirmaron tres de las candidaturas que habían llegado hasta la gala con presencia en ellas de trabajadores del cine de la comunidad autónoma.

Carla Pérez de Albéniz (Zaragoza, 1972) se trae de la ciudad andaluza un Goya por su labor como directora de producción de la película de Alejandro Amenábar ‘Mientras dure la guerra’. Fue un trabajo de coordinación de un muy amplio equipo para el que tuvo palabras de agradecimiento al recoger su estatuilla, pasadas las 23.20. También recordó a su familia y a quien fuera su mentor, Miguel Ángel González, quien le ofreció su primer trabajo en este sector, precisamente en una película anterior de Amenábar, ‘Los otros’.

Pérez de Albéniz, que estudió Marketing y Publicidad en la Universidad de Zaragoza, anteriormente había sido candidata a un Goya en 2016, por ‘El desconocido’. Ya entonces era una habitual de la pequeña y de la gran pantalla (con filmes como ‘Cobardes’, ‘Frágiles’ y ‘El desconocido’ y series como ‘Niños robados y ‘Cuerpo de élite’).

Casi hora y media después se anunciaba el segundo premio aragonés, para otra zaragozana, Natalia Moreno, por su documental ‘Ara Malikian: una vida entre las cuerdas’. "Un maño que se viene para Zaragoza conmigo -dijo emocionada con el busto de Goya en las manos-. ¡Qué honor! Muchísimas gracias. Sentirse dentro de esta familia del cine es muy lindo". La actriz y ahora directora elogió el trabajo de todo el equipo de esta película (en el que abundan los aragoneses) y, por otra parte, la educación recibida de sus padres.

Rememoró cómo las cajas de recuerdos de la azarosa vida de Ara Malikian, su marido, dieron origen a esta película, que ya se llevó un Forqué. "Muchas gracias, Ara, por ser tan generoso y regalarme tu historias". A su lado, el propio violinista de origen armenio y criado en Líbano habló de la riqueza que aportan a la humanidad los viajeros y los emigrantes.

En la misma categoría de documental, competía el bilbaíno afincado en Zaragoza Gaizka Urresti con ‘Aute retrato’, sobre el cantautor Eduardo Aute. Urresti aspiraba a su segundo Goya, pues obtuvo este reconocimiento en 2014 por su cortometraje ‘Abstenerse agencias’.

Acín, Buñuel y la lotería

‘Buñuel en el laberinto de las tortugas’, la película de Salvador Simó basada en el cómic de igual título de Fermín Solís, fue elegida como mejor película de animación. Es un filme en el que ponen sus voces los actores aragoneses Jorge Usón y Gabriel Latorre, en cuya preparación intervinieron Javier Espada y Jordi Xifra, su sucesor al frente del Centro Buñuel, y que cuenta con el respaldo de Aragón Televisión. Un trabajo que acumula premios (el pasado diciembre, el de la Academia del Cine Europeo en la misma categoría) y que se inspira en la historia de cómo el artista oscense Ramón Acín, gracias a que le tocó la lotería, pudo financiar el rodaje de la célebre película del cineasta calandino ‘La Hurdes. Tierra sin pan’. Recogieron el premio tres de los productores, Manuel Cristóbal, Álex Cervantes y José María Fernández de Vega.

No hubo suerte en el resto de categorías con aspirantes aragoneses. La zaragozana Isabel Peña ganó un Goya en 2019 por ‘El reino’ y este año, formando tándem como entonces con Rodrigo Sorogoyen, optaba a repetir con ‘Madre’. Pero el premio al mejor guión adaptado acabó en Benito Zambrano y Pablo y Daniel Remón por la traslación de ‘Intemperie’ al cine.

En una de las categorías ‘técnicas’, la de sonido, aparecía como candidata la oscense Yasmina Praderas por su labor en la película ‘Quien a hierro mata’. El galardón lo obtuvo el equipo de sonido de ‘La trinchera infinita’.

Además de los nombres de todos estos trabajadores del cine, otra referencia aragonesa se escuchó con fuerza en el Palacio de los Deportes Martín Carpena. "Este año los españoles han descubierto dos cosas: el cine y Teruel", dijeron los presentadores, Andreu Buenafuente y Silvia Abril, al comienzo de la gala de entrega de los Premios Goya, al destacar las buenas taquillas que lograron las producciones nacionales el pasado año.

Etiquetas
Comentarios