Despliega el menú
Ocio y Cultura

premios goya

La zaragozana Carla Pérez de Albéniz, Goya a la Mejor Dirección de Producción

La Academia ha reconocido su trabajo en la película de Amenábar 'Lo que dure la guerra'

Carla Pérez de Albéniz, en e momento de recoger el Goya.
Carla Pérez de Albéniz, en e momento de recoger el Goya.
Chema Moya/EFE

La zaragozana Carla Pérez de Albéniz ha logrado el premio Goya a la Mejor dirección de Producción por 'Mientras dure la guerra', dirigida por alejandro Amenánbar. 

Carla ha vivido varios años en Barcelona y ahora reside en Madrid. Ha coordinado a un equipo fijo o estable de más de 100 personas, al que se iban sumando otros gremios. “Trabajar en ‘Mientras dure la guerra’ ha sido para mí una experiencia muy bonita. Alejandro Amenábar es un director increíble, y todo te lo hace fácil. Es amable y cuidadoso”.

Cuenta Carla que se inclinó por esa labor -“que transcurre un poco en la sombra como otras ocupaciones, pero que son capitales porque el cine es un trabajo en equipo, y también me gusta por eso”, dice- casi por casualidad, tras curtirse en la publicidad. “Trabajamos en la preparación de la película durante 4 o 5 meses y el rodaje se prolongó durante siete semanas y media. Fue intenso, estresante, y a la vez bonito. Es una película de época, y eso conlleva dificultades. Los exteriores se rodaron en Salamanca y los interiores en Madrid”, explica.

Dice que, sobre todo en ciudades medianas o pequeñas, los rodajes son acogidos con entusiasmo. “Así como en Madrid o Barcelona hay como un cierto cansancio, porque se rueda mucho, series, publicidad, películas, e incomodan los cortes de tráficos y cosas así, y es perfectamente comprensible, en otras ciudades es algo diferente”. Carla Pérez de Albéniz dice que “en Salamanca nos trataron con inmenso cariño y la máxima colaboración, y contamos con el apoyo del Ayuntamiento y de la policía, en todo momento”.

Carla aborda las expectativas ante los Goya y valora la película ‘Mientras dure la guerra’ como un documento social y artístico conectado con la España actual. “Siempre digo lo mismo: tenemos el 25 % de posibilidades de ganar. Cuando leí el guión me di cuenta del valor y del riego de la película. Creo que es un filme necesario y comprometido, que no se inclina ni por un bando ni por otro, y que refleja en cierto modo situaciones que estamos viviendo. Me impresiona el trabajo de todo el equipo”, dice.

Confiesa algo más: “No he trabajado en Aragón. Me gustaría hacerlo. Creo que nuestras instituciones deberían apoyar al cine que se hace ahí: hay mucho talento, mucha creatividad y tenemos escenarios maravillosos. Auténticos platós para el cine”, concluye.

Etiquetas
Comentarios