Despliega el menú
Ocio y Cultura

XXXIV edición

Pedro Almodóvar se queda con la gloria en los Premios Goya

El manchego logró para su película premios en las más importantes categorías: Mejor Película, Mejor Actor (Antonio Banderas), Mejor Dirección y Guión (Pedro Almodóvar) o Mejor Actriz de Reparto (Julieta Serrano). Alejandro Amenábar, su principal rival, se conformó con cinco, la mayoría técnicos.

Fue la noche de Pedro Almodóvar, que se llevó casi toda la gloria en una edición de los Goya que no será precisamente recordada por sus momentos emocionantes. No por más esperada, la ausencia de Marisol, y, sobre todo, el ritmo monótono de la gala, actuaron en detrimento del espectáculo de una edición que se presentaba muy abierta. 

Y en parte lo fue. ‘Dolor y Gloria’ se llevó la parte del león con premios en las más importantes categorías: Mejor Película, Mejor Director (Pedro Almodóvar), Mejor Guion Original (también el manchego), Mejor Actriz de Reparto (Julieta Serrano)y Mejor Actor (Antonio Banderas). Además, se llevó los de Montaje y Música Original (Alberto Iglesias, que ya es con este, su décimoprimer Goya, es el más premiado de la historia de los galardones). En total, siete de los dieciséis a los que estaba nominado.

Los momentos de la gala
Los momentos de la gala
Agencias

La proporción en el caso de Alejandro Amenábar y su 'Mientras dure la guerra' es similar, ha ganado cinco de los 17 'cabezones' a los que optaba, pero en categorías eminentemente técnicas: dirección de producción (para la zaragozana Carla Pérez de Albéniz), artística, de vestuario y maquillaje. Eduard Fernández, eso sí, se llevó el premio al Mejor Actor de Reparto por su interpretación de Millán Astray.

Por lo demás, la cosa este año dio casi ni para memes (con permiso, eso sí, del vestido-'Frozen' de Belén Rueda). Fue una gala correcta, cuyo comienzo fue trepidante, con un buen número musical-humorístico portagonizado por los presentadores, Silvia Abril y Andreu Buenafuente, pero que fue decayendo sin remedio. Ni los supuestos clímax finales con los premios más importante consiguieron levantar un pestiño que hacía echar de menos hasta el rap de Resines. O, mejor aún, un discurso de Jesús Vidal, que apareció al comienzo de la ceremonia, cuando aún al sopor ni se le veía venir.

Tampoco ayudó la ausencia de Marisol. Confirmadísima, aunque la esperanza se mantuvo  hasta el final. Pero no hubo suerte en la tómbola y la actriz no interrumpió su retiro. Fueron sus hijas las que acudieron. Celia cantó, María Esteve llevó la voz cantante en los agradecimientos. Y Tamara fue invitada de forma improvisada a subir al escenario. Amaia Romero fue la encarga de cantar una canción de homenaje a la actriz, que aparecía en una de sus películas. La veinteañera demostró que el lehado de Pepa Flores permanece en las nuevas generaciones.

Benedicta Sánchez inauguró el palmarés. Con 84 años, esta debutante fue elegida Mejor Actriz Revelación por su papel en 'Lo que arde', que se llevó además el de Mejor Fotografía.

Los momentos de la gala
Los momentos de la gala
Agencias

'Intemperie' también se llevó un trocito del pastel con los premios a Mejor Guión Adaptado para Benito Zambrano y su equipo y el de Mejor Canción para Javier Ruibal, que se marcó un cantecito añadiendo otra actuación musical improvisada a las Pablo Alborán y Jamie Cullum (que tocó el piano en el recuerdo a los compañeros fallecidos).

Los premios técnicos se sucedieron con discursos a menudo largos (no hay manera de resolver este problema) y saludos a toda la parentela, incluida una tía Pilar.

Los momentos de la gala
Los momentos de la gala
Agencias

Emotiva estuvo la zaragozana Natalia Moreno, recogiendo el premio a Mejor Largometraje Documental con una historia sobre la familia de emigrantes y refugiados de su pareja, el violinista Ara Malikian. Y Belén Cuesta, feliz de ganar el Goya a la Mejor Actriz en su tierra, Málaga, con un papel en la muy dura 'La trinchera infinita' que la ha sacado con evidente éxito de las costuras de la comedia, que tan bien le quedan.

Y no por presumible, el premio a Antonio Banderas fue menos sentido, con frases a flor de piel: "No solo estoy vivo sino que me siento vivo", dijo emocionado hasta el punto de que añadió: "Si mi cardiólogo está viendo esto tiene que estar flipando porque tengo el corazón en la boca".

"Si mi cardiólogo está viendo esto tiene que estar flipando porque tengo el corazón en la boca". Antonio Banderas

El actor, que jugaba en casa, tuvo además palabras para su director, Pedro Almodóvar. Fue una noche compartida que subrayó aún más la magnitud de su redescubrimiento: "Nunca he tenido la oportunidad de conocer a un cineasta, en particular, y un artista, en general, con la lealtad que le tiene a su cine", dijo de él. "Nunca jamás te has traicionado por nada. He aprendido mucho de ti", le ha dicho.

Es más, ha añadido que "no podía pasar de otra manera". "Tenía que encontrarme contigo para llegar hasta aquí. Tú me has entendido mejor que nadie y espero que tengamos la oportunidad de seguir trabajando en el futuro", ha añadido.

Pedro Almodóvar no se quedó atrás, sabedor de que era su noche y de que en los Oscar lo tiene muy difícil compitiendo con la coreana 'Parásitos' (y eso que, en un desliz, se le escapó que el premio a la Película de Habla no inglesa lo dará Penélope Cruz). Ella, precisamente, junto a Ángela Molina, dijo su nombre como mejor director.

Los momentos de la gala
Los momentos de la gala
Agencias

En su discurso, trufó lo personal con lo profesional. Aprovechó la presencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez para pedir "protección de Estado" para el cine de autor independiente, que está en "serias vías de extinción".

"Sin contradecir lo que ha dicho el presidente de la Academia, Mariano Barroso, el cine español atraviesa una buena situación pero también zonas muy oscuras", ha señalado en su discurso.

"Ese va a ser nuestro futuro y ese será el futuro de los directores: para esta gente, está más difícil que antes", ha señalado al subir al escenario.

Los momentos de la gala
Los momentos de la gala
Agencias

"El cine es la experiencia más importante de mi vida, tanto como espectador como director, y mis películas hablan de cine: los personajes a veces se explican a sí mismos a través de él o cuentan historias como director y guionista", ha afirmado.

Además, ha agradecido a todo el equipo el trabajo, porque "escribir un guion se puede hacer en solitario, pero una película es imposible hacerla solo".

Etiquetas
Comentarios