Despliega el menú
Ocio y Cultura

Heraldo Joven

NAVIDAD

Si eres un 'grinch' de la Navidad, estas diez situaciones te resultarán muy familiares

No. No todos disfrutan de los villancicos, de las luces, de las comilonas familiares o del sentimiento generalizado de felicidad....

Fotograma de la plícula animada 'El Grinch'.
Fotograma de la plícula animada 'El Grinch'.
Illumination Entertainment

A pesar del frío, en diciembre no hay excusa que valga (ni siquiera si tienes pensado hacer un 'binge watching' de las películas temáticas que abundan en los catálogos de 'streaming') para quedarse en casa. El encendido de las luces navideñas de las ciudades y municipios de Aragón; la ruta de los belenes de Zaragoza que cada año atrae a decenas de curiosos (y de habituales), los mercadillos temáticos que huelen a chocolate con churros y a patatas asadas son solo algunas de las propuestas de las que disfrutar mientras tarareamos algún que otro villancico.

Sin embargo, no todo el mundo es capaz de empaparse del espíritu navideño y de vivir, como si fuese un niño, el sinfín de propuestas de ocio que se van a organizar estos días en todos y cada uno de los rincones de nuestra tierra. Son los llamados 'grinch' o, lo que es lo mismo, personas escépticas con estas celebraciones que, aunque no sean verdes, harían lo que pudieran para evitar que la Navidad se celebrase año tras año. 

Ni les gustan las ciudades brillantes (aunque parece que a la mayoría de zaragozanos sí) ni las panderetas resonando. Tampoco que los más pequeños pidan aguinaldo o que todo el mundo esté repleto de amor y enviando mensajes de paz. O queel buzón de casa se colapse por culpa de los 'christmas' de todos aquellos que solo se acuerdan de ti una vez al año (y porque hay que quedar bien). Una vez pasados los días de Nochebuena y Navidad, la situación no mejora para estos escépticos: se atragantan con las uvas de Nochevieja y detestan la aglomeración nocturna de esa noche. 

En definitiva, una época tortuosa para todos aquellos que se sienten identificados con estas situaciones y ya sabes lo que se dice: en todas las familias hay un 'grinch', y si no lo tienes... ¡Es que eres tú!

Diez situaciones que los 'grinch' viven cada año

Etiquetas
Comentarios