Despliega el menú
Ocio y Cultura

invitado especial

El Principal se impregna de la música y la poesía de José Antonio Labordeta

Héctor Alterio, Rosa Montero, Luis Pastor y Miguel Ángel Berna, entre otros, premiados por su fundación

El Teatro Principal de Zaragoza volvió a vivir una noche de emociones alrededor de la figura de José Antonio Labordeta. Ayer se celebró la quinta edición de los premios que otorga la fundación que lleva su nombre y su recuerdo quedó impregnado de música y poesía.

A conseguirlo contribuyeron la cantante María José Hernández interpretando temas de Labordeta versionados en su disco ‘Uvas dulces’, y Sergio Marqueta a los teclados. Antes de entregar los galardones, se rindió un homenaje al catedrático Gonzalo Borrás, fallecido recientemente. Su viuda, Marisol Barrera, habló de la profunda relación de amistad que mantuvieron «luchando por Aragón y por la libertad».

El Premio de las Artes lo recibió el cantautor Luis Pastor, un gran difusor de su obra. De la entrega de los galardones se encargaron jóvenes vinculados a las distintas categorías. La de comunicación fue para la periodista Olga Viza «por su defensa de la profesionalidad, la honestidad y el buen gusto a partir del respeto de los hechos».

La escritora Rosa Montero recogió el de literatura por su galería de grandes personajes. «Para mí es un premio conmovedor –explicó– porque honra a una persona y tiene un toque íntimo, familiar y verdadero». «Esa misma autenticidad –prosiguió– es la que tenía Labordeta y me hace sentir que tengo que estar a la altura».

El premio a los valores humanos fue para la Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital San Juan de Dios, un referente en medicina paliativa, tanto asistencial como docente, que cuenta con la unidad de cuidados paliativos que más camas tiene en Aragón.

El bailarín Miguel Ángel Berna recogió el premio Aragón. «Inconscientemente –apuntó– José Antonio me ayudó a buscar la rebeldía de entender mejor nuestras tradiciones». En este sentido, aseguró que los 40 años que ahora conmemora sobre el escenario «van a servir para quedarme vacío en el buen sentido y llenarme de semillas que hay que regar». «¿Bailar a Labordeta? Por qué no. Algo veremos seguro», confesó antes de iniciarse la gala.

Las hijas de José Antonio Labordeta –Paula, Ana y Ángela– acompañaron a los invitados y su viuda, Juana de Grandes, entregó el galardón a toda una carrera. Fue para el actor Héctor Alterio «por una trayectoria marcada por la calidad humana y el compromiso con su oficio». «Mantengo la humildad y la ilusión de quien pisa por primera vez un teatro», aseguró a sus 90 años.

Etiquetas
Comentarios