Ocio y Cultura

nueva temporada

José María Pou: "Es un drama que los intelectuales se hayan apartado de la política"

El actor trae este jueves al Teatro Principal ‘Viejo amigo Cicerón, dirigida por Mario Gas, en la que enfrenta el pensamiento de este político y orador romano al espejo de la actualidad. 

José María Pou presentó 'Viejo amigo Cicerón' en Zaragoza.
José María Pou presentó 'Viejo amigo Cicerón' en Zaragoza.
Javier Cebollada/ Efe

Regresa José María Pou al Teatro Principal de Zaragoza solo nueve meses después de representar en sus tablas ‘Moby Dick’. Esta vez lo hace para asomarse a la trascendental figura de Marco Tulio Cicerón con un texto en el que el dramaturgo Ernesto Caballero subraya las conexiones del pensamiento y la época de este político y pensador romano con los tiempos presentes, que son muchas. Valgan dos extractos de sus palabras que se escuchan en ‘Viejo amigo Cicerón’: “Soy ciudadano, no puedo aceptar ningún poder que pretenda estar por encima de las leyes” o “No necesitamos héroes, lo que necesitamos es escoger a los mejores para que nos representen”.

Este montaje, dirigido por Mario Gas y estrenado con gran éxito el pasado mes de julio en el marco del Festival de Teatro Clásico de Mérida, pretende, en palabras de Pou, “sacar a Cicerón de su pedestal de mármol” para hacer “una revisión de la época actual, para hablar de nosotros”. “Cicerón fue –contó Pou este martes– un intelectual metido en política, un personaje curioso, raro, gran legislador, pero también contradictorio, que duda...”. Para Pou, “uno de los dramas actuales es que los intelectuales se hayan apartado de la política”.

Carácter poliédrico

El actor definió a Cicerón como un personaje propietario de “un carácter poliédrico que contrasta con la sociedad de hoy en día, en la que todo el mundo tiene todo muy claro, en la que todo el mundo habla con tanta seguridad”. Cicerón, que ha pasado a la historia como gran orador, “dio bandazos”, pero tenía una cosa clara: “Era un profundo defensor de la legalidad, sin ella creía que no había democracia, pero, a la par, cuando su amigo de la infancia Julio César decidió acabar con la República no dudó en instigar la rebelión que terminó con su asesinato”. “Lo que me interesa de Cicerón no es el de las estatuas, sino lo que dice en sus textos y ese momento en que decide enfrentarse a su propio amigo para defender las leyes”, explicó Pou de esta obra, que nació con la voluntad de “hacer una reflexión sobre la democracia”.

Muy gráficamente, Pou describió el montaje, de hora y cuarto de duración y “muy ligero”, como una suerte de marmita a la que se asoman personajes que acaban cayéndose dentro. Esa marmita es Cicerón, al que interpreta Pou. Le acompañan Bernat Quintana, como Tirón, condicional secretario del pensador, y Miranda Gas, que se me mete en el papel de Tulia, hija de Cicerón. Escenográficamente, la obra discurre en una biblioteca pública, con los personajes rodeados de libros, en un juego metateatral en el que dialogan la antigua Roma y la época actual.

Vejez y amistad

Amén de la lectura política con la que, aseguró Pou, “no pretendemos hablar de ningún caso en concreto, pero sí que el público participe y se plantee cosas”, la obra se detiene también particularmente en dos libros de Cicerón sobre la vejez y la amistad (de ahí el título del montaje), para lograr lo que describió como “un espejo donde mirarnos”.

Porque para este actor, el teatro es “servicio público”. “Me avergonzaría de mi trabajo si el público pensara que después de ver una de mis funciones ha perdido el tiempo; para mí el escenario es territorio sagrado”.

‘Viejo amigo Cicerón’ da comienzo oficialmente a la temporada en los teatros municipales de la capital aragonesa y la presentación de esta obra contó con la presencia de la vicealcaldesa y consejera de Cultura Sara Fernández y el gerente del Teatro Principal, José María Turmo, quien explicó que habrá ocho funciones de esta producción, repartidas en dos semanas.

La primera tacada será desde este jueves 12 al domingo, 15. La obra regresará la semana siguiente con otras cuatro funciones más, del 19 al 22. Todas las representaciones son a las 20.30, salvo las de los domingos, que comenzarán a las 19.00. El precio de las entradas va de los 5 a los 25 euros.

Etiquetas
Comentarios