Despliega el menú
Nacional

España se prepara para un nuevo estado de alarma con el que intentar frenar la covid

Sánchez reúne a sus ministros para declararlo ante la demanda de las autonomías. Prevé poner en marcha la medida de excepción con la que dar cobertura legal a un toque de queda nocturno.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ofrece la habitual comparecencia antes de las vacaciones.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una imagen de archivo
Chema Moya

España se prepara para un nuevo estado de alarma. El agravamiento de la situación sanitaria ha llevado varias las autonomías a reclamar al Gobierno la medida de urgencia para dar una respuesta homogénea a la escalada de contagios y ofrecer un paraguas legal al toque de queda nocturno. Con ese único punto en el orden del día, el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ha convocado para este domingo a las 10.00 un Consejo de Ministros extraordinario. El gabinete al completo estaba avisado desde el viernes de que debía estar "localizado" durante el fin de semana por si el presidente decidía pulsar el botón rojo como finalmente así ha sido.

Antes de poner rumbo a Roma, donde ha sido recibido en audiencia por el papa Francisco, Sánchez se asomó a las pantallas de los españoles con un rictus similar al del pasado 14 de marzo cuando compareció para anunciar el estado de alarma en todo el país ante la irrupción virulenta del coronavirus. El jefe del Ejecutivo reconoció la "gravedad" de la situación una vez superado el millón de contagios y abonó el terreno para volver a poner en marcha el mecanismo de excepción en caso de que la situación en los territorios fuese "extrema". "Nos esperan meses muy duros", justificó.

La Moncloa quería dar algo de tiempo para ver cuántas comunidades lo pedían, incluso esperar a la Conferencia de Presidentes del lunes. Pero la abrumadora respuesta, con diez líderes regionales reclamando la activación de la herramienta constitucional terminó por precipitar las cosas. Rompió el hielo el lehendakari, Íñigo Urkullu, que solicitó al presidente del Gobierno la declaración del estado de alarma para todo el país y que sean las comunidades las que lo gestionen. El mandatario vasco recogió así el guante lanzado por el propio Sánchez el 26 de agosto cuando ofreció estados de alarma a la carta.

Nueve comunidades autónomas y Melilla piden esta herramienta legal para poder adoptar medidas más restrictivas

Muro legal

Las comunidades llevan semanas quejándose de la dificultad que encuentran a la hora de imponer medidas restrictivas ya que quedan al criterio de los diferentes tribunales superiores de justicia, que han permitido unos confinamientos y tumbado otros. A principios de este mes, la Justicia rechazó las medidas impuestas por el Gobierno de Isabel Diaz Ayuso que restringían la movilidad en diez municipios de la región, entre ellos la capital. El mismo muro se encontró el Ejecutivo de Urkullu este jueves cuando el Tribunal Superior de Justicia Vasco no autorizó la limitación a seis personas de las reuniones sociales públicas y privadas.

Con el virus imparable, la mayoría de las autonomías barajan imponer el toque de queda, similar al que ya se está aplicando en Francia, Italia y Bélgica, pero para ello piden la vuelta al estado de alarma que garantice la cobertura legal. Fue Díaz Ayuso la primera que habló de la necesidad de imponer un confinamiento nocturno, que se llevó al Consejo Interterritorial de Salud, donde ya se puso de manifiesto que una gran mayoría de regiones avalaban esta medida. Pero las dudas de algunas comunidades, entre ellas Madrid, País Vasco, Cataluña y Galicia, a poner en marcha un estado de alarma lo frenaron.

El ministro Salvador Illa se escudó en que quiere que haya consenso para garantizar el apoyo parlamentario del PP a las prórrogas. Los populares se niegan a esta medida e insiten en pedir una reforma legal exprés que permita a las comunidades restringir movimientos sin pasar por los tribunales. De momento, las regiones gobernadas por la formación de Pablo Casado se resisten a solicitar el estado de alarma y Moncloa no termina de aclarar si se aplicará a nivel nacional o solo para aquellas comunidades que lo hayan reclamado.

Etiquetas
Comentarios