Despliega el menú
Aragón

POLÍTICA

La DGA declina solicitar el estado de alarma, pero lo aceptará si lo acuerda Pedro Sánchez

Recuerda que aprobó un decreto el lunes con el fin de tener cobertura para tomar medidas drásticas

El presidente aragonés, Javier Lambán, en la sesión de control de las Cortes, este viernes.
El presidente aragonés, Javier Lambán, en la sesión de control de las Cortes, este viernes.
Oliver Duch

Media docena de autonomías han solicitado en las últimas horas al Gobierno central que declare el estado de alarma para poder adoptar medidas drásticas con las que atajar la expansión de la pandemia. Así lo han hecho Asturias, Extremadura, La Rioja, Cataluña, Navarra, País Vasco, además de Melilla, que necesitan un paraguas legal para restringir la movilidad y otros derechos fundamentales conforme se desboca la transmisión comunitaria. Sin embargo, el Gobierno de Aragón declina sumarse a esta petición y recuerda que ya cuenta con su propio instrumento jurídico para dar cobertura a nuevas medidas, como los confinamientos aplicados en las tres capitales.

Fuentes oficiales de la DGA indican  que el decreto ley aprobado el pasado lunes, en vigor y pendiente de convalidar en la Cámara, les dota de capacidad suficiente para endurecer las limitaciones, como así se ha decidido para frenar la curva de positivos, que por cuarto día consecutivo bate récords hasta alcanzar los 1.203 casos en las últimas 24 horas.

En la sesión de control de las Cortes, el presidente aragonés, Javier Lambán, ha asegurado este viernes que esta herramienta legal de la que se ha dotado Aragón se trabajó durante varios días con el Ministerio de Sanidad y, a su juicio, es "perfectamente constitucional". "No se está dudando en tomar medidas en Aragón. El decreto ley ha permitido actuar con celeridad ante el disparo de contagios en las tres capitales", ha añadido.

El cuatripartito ha descartado solicitar el toque de queda que pretenden implantar buena parte de las autonomías acogiéndose al estado de alarma. «El Gobierno de Aragón ha mantenido siempre una relación leal de colaboración con el Gobierno de España, de manera que si éste adopta cualquier decisión respecto a la declaración del estado de alarma, toque de queda o cualquier otra, la aceptará incondicionalmente», señalaron.

Respaldo legal

Las citadas fuentes oficiales de la DGA han aclarado que cualquier medida que pueda aprobar el Ejecutivo central no irá en detrimento de la vigencia del decreto aragonés y su conversión en ley.

La oposición ha considerado que las medidas no deberían adoptarlas los políticos, sino los expertos en función de criterios científicos. En la sesión parlamentaria de control al Gobierno, el líder autonómico del PP, Luis María Beamonte, ha urgido a tomar medidas sin "atajos de dudosa legalidad" –en referencia al decreto ley que establece los niveles de alerta en Aragón– y que el cuatripartito "reaccione, y lo antes posible", porque muchos de sus consejeros están "desaparecidos".

La portavoz adjunta del partido, Mar Vaquero, ha lamentado que se llegue tarde por no haber acometido la reforma legal que vienen exigiendo desde el verano, dado que daría cobertura y garantías judiciales a las autonomías. "Las medidas restrictivas se deben aplicar donde sean necesario para evitar el confinamiento domiciliario. Debe haber flexibilidad para salvar la actividad económica allí donde se pueda», ha dicho antes de reclamar que las medidas en vigor se cumplan con un control efectivo.

El portavoz de Ciudadanos, Daniel Pérez Calvo, ha mantenido el mismo discurso de su presidenta nacional, Inés Arrimadas, y ha defendido que se decrete el estado de alarma si se considera necesario. A su juicio, debería activarse un plan nacional basado en criterios científicos, los mismos que en su caso deberían guiar la adopción de un hipotético toque de queda. "Vamos de cabeza a la situación de marzo, al confinamiento en casa, si no actuamos", ha indicado.

Al igual que Arrimadas, ha instado al Gobierno a tomar el control para evitar que cada autonomía tome decisiones con criterios propios. "Hay que poner al frente de la orquesta a un director", ha dicho.

El líder de IU-Aragón, Álvaro Sanz, ha confiado en que el decreto autonómico surta efecto, aunque ha recalcado que la DGA debería analizar que si son necesarias medidas más duras "quizá excedan con claridad a nuestra capacidad competencial". Por eso, ha considerado que no se debería descartar la petición de la declaración de estado de alarma si eso permite asegurar la salud pública con agilidad. "La salud debe estar por delante en todo momento", ha añadido.

El único partido de la oposición que se ha desmarcado en el respaldo de nuevas restricciones ha sido Vox. "Restringir derechos fundamentales debe estar plenamente justificado y en la primera ola hubo un abuso en la aplicación del estado de alarma", ha aseverado su portavoz parlamentario, Santiago Morón.

Este diputado ha dudado de que las actuales restricciones a la actividad sean efectivas, dado que con los aforos limitados y el ocio nocturno suspendido se han disparado los casos. "Hay que regular las actividades y no prohibirlas porque la gente acaba reuniéndose en las casas sin protección"», ha apostillado.

Etiquetas
Comentarios