Despliega el menú
Nacional

El brote de coronavirus italiano trae a España siete positivos en Tenerife, Barcelona, Castellón y Madrid

Las autoridades confinan a cerca de 700 turistas en un hotel canario y someten a cuarentena a otras 25 personas en Cataluña para evitar contagios.

Operativo a las puertas del hotel en Adeje
Operativo a las puertas del hotel en Adeje
Efe

España podría tener ya, oficialmente, a ciudadanos nacionales enfermos de coronavirus. Este martes se confirmaron siete nuevos casos, cinco de ciudadanos italianos -un matrimonio en Tenerife, dos amigos suyos y una mujer en Barcelona- y de los otros dos conocidos ya por la noche -un hombre en Castellón y un joven en Madrid- no se sabía todavía su origen.

Por eso, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, decía por la tarde -sin conocer entonces los últimos contagios-, que España seguía sin ser un foco de coronavirus porque no había "acreditada" aún ninguna transmisión en nacionales. Durante todo el día las autoridades sanitarias descartaron decenas de casos sospechosos, que finalmente eran simples catarros o, a lo sumo, los habituales procesos gripales.

Al positivo del médico italiano de 69 años que provocó la cuarentena en un hotel de Tenerife se sumó el de su esposa, que no había presentado síntomas antes -por la noche se les sumarían otros dos ciudadanos italianos de su grupo más cercano, todos alojados en el mismo establecimiento hostelero de la isla-. Luego el de otra mujer de la misma nacionalidad y 36 años, residente en Barcelona y que viajó recientemente al norte del país transalpino. Después les siguieron un hombre en Villareal (Castellón), aunque se desconoce su relación con el brote italiano, y un joven de 24 años en Madrid que sí viajó al norte del país y estará en el hospital Carlos III.

Estos últimos son los tres primeros pacientes con el virus en la península, tras los cuatro casos de Tenerife y dos más a principios de mes en Canarias y Mallorca, ya dados de alta. España suma así nueve contagios diagnosticados oficialmente del COVID-19, siete tras el fuerte repunte en Italia.

El hecho de que la mujer residente en Barcelona se haya movido durante 48 horas por un núcleo tan poblado como la ciudad condal antes de ir al hospital llevó a que las autoridades sanitarias activaran un protocolo para confinar en sus domicilios durante 14 días a las 25 personas con las que tuvo contacto directo.

Hotel bajo vigilancia

La situación más complicada, no obstante, se vive en Tenerife. Las autoridades sanitarias ordenaron poner en cuarentena al millar largo de huéspedes del hotel H10 de Costa Adeje Palace, en Tenerife, donde hasta el lunes estaba alojado el médico italiano.

Efectivos de las fuerzas de seguridad controlaron las entradas y salidas a este macrocomplejo turístico al sur de la isla para evitar que huéspedes o trabajadores pudieran abandonar las instalaciones donde, en principio, van a estar recluidos catorce días como prevención. Ocho de los italianos que viajaban con el matrimonio no presentan aún síntomas, pero otros dos sí se confirmaron como positivos a última hora de la noche.

El médico que dio positivo procede de Lombardía, una de las regiones italianas más afectadas, y comenzó a sentirse mal la tarde del domingo, con fiebre muy elevada. Al mediodía del lunes fue al Hospital Quironsalud Costa Adeje, donde se le hizo una primera prueba que luego reveló que tenía anticuerpos del virus.

Fue trasladado al Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria de la capital tinerfeña, donde se le aisló y sometió al preceptivo segundo análisis sobre el coronavirus, cuyas muestras fueron remitidas al Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III de Madrid. Al centro de La Calendaria fue llevada su esposa para someterla a aislamiento ante el temor, más tarde confirmado, de que podía estar también contagiada.

Según el protocolo, las autoridades sanitarias canarias harán un seguimiento exhaustivo de los cerca de 700 huéspedes y también del personal del hotel, especialmente su temperatura. Si alguno de ellos, que pueden verse entre si aunque están confinados en sus habitaciones, hubiera resultado infectado sería hospitalizado, esta vez en aislamiento.

Una semana

La cuarentena de los huéspedes fue ordenada por el largo tiempo que el médico llevaba pernoctando en el hotel donde se registró, pues llegó acompañado de su mujer hace una semana. Hasta entonces en España solo se habían registrado otros dos episodios de coronavirus: un turista alemán en la isla canaria de La Gomera y un británico residente en Mallorca. Ambos se infectaron fuera del país y aquí se recuperaron.

Las autoridades sanitarias de la Generalitat valenciana, por su parte, han puesto el foco en algunos hinchas valencianistas que viajaron a Milán al partido entre el Atalanta y su equipo, a los que se recomendó que se queden en su domicilio tras presentar algunos posibles síntomas compatibles con el coronavirus. Dos están en aislamiento en el hospital doctor Peset de Valencia, y otro en el hospital de la Plana de Castellón.

En las últimas horas se descartaron decenas de casos sospechosos en Asturias, Barcelona, Madrid, Murcia, Salamanca, Málaga, Vizcaya, Valladolid o Ávila, entre otras muchas zonas. Según explican fuentes sanitarias, la crisis en Italia ha hecho que se disparen las consultas e ingresos. Solo en la Comunidad de Madrid ha habido más de 200 casos negativos desde el inicio del brote, aunque al final se dio un positivo.

Etiquetas
Comentarios