Gastronomía
Suscríbete por 1€

Gastronomía

Tribu, diseño selvático y carta internacional en el entorno de Aragonia

El Grupo Carnívoro amplía su zona de influencia y da el salto hasta la Vía Hispanidad.

La decoración de Tribu tiene un punto exótico y selvático.
La decoración de Tribu tiene un punto exótico y selvático.
Asier Alkorta

El Grupo Carnívoro amplía sus miras más allá de la plaza de Los Sitios de Zaragoza, que es donde se ubican tres de sus establecimientos más emblemáticos: Carnívoro, Smooth y Frida. El salto lo ha dado hasta la Vía Hispanidad, junto al edificio del antiguo Seminario, donde esta semana acaba de abrir sus puertas el restaurante Tribu (Vía Hispanidad, 18. 635 354 481).

El perfil gastronómico es parecido al de sus hermanos mayores, pero la decoración del local tiene un punto exótico y selvático que se busca que el cliente viva una experiencia más allá de lo culinario. Decoración Latorre ha colaborado en el diseño, tan llamativo como pensado para la comodidad del comensal y el disfrute de una estancia relajada.

Los bancos corridos de las paredes, las cómodas sillas, la iluminación en la que los monos lámpara son los grandes protagonistas o las dos jirafas que hay colgadas del techo son detalles que llaman mucho la atención. También los plumones que hacen las veces de pantallas, y los coloridos estampados, que hacen que la vista no deje de ir de un lado a otro intentando captar todo tipo de detalles.

En principio, no está pensado como un local tan festivo como, por ejemplo, Frida, donde la primera copa de noche suele estar muy ambientada e incluso aparecen bengalas que invitan a una celebración colectiva. En Tribu también se busca alargar la noche, pero de una forma más tranquila.

Antes de que llegue el momento de la sobremesa, en lo culinario se repite la fórmula que tan bien les está yendo a los otros establecimientos del Grupo Carnívoro: platos para compartir, informalidad, guiños a la cocina asiática y a otras zonas del mundo, un amplio surtido de picoteo para ir abriendo boca y las tres o cuatro referencias de postres que función a la perfección en todos los establecimientos del grupo.

Un aspecto singular de este restaurante, como sucede en el resto, es que la carta se presenta en un folio y al lado un lapicero. Con él se marcan las propuestas seleccionadas. Eso sí, no está de más consultar con el servicio de sala, porque con este tipo de formatos a veces se tiende a pedir en exceso.

La carta recoge un muestrario de los platos que más éxito tienen en Carnívoro, Smooth y Frida, como los famosos huevos rotos del primero, pero tiene personalidad propia ya que cuenta con recetas trabajadas especialmente para este establecimiento. Es el caso, por ejemplo, de la gamba blanca en tempura con huevo frito; tiradito, salmón, corvina y atún y los cortes de carnes maduradas, que solo se ofrecen en Tribu. Entre los postres, no hay que perder la pista el trío formado por el tiramisú, la torrija y la tarta de queso.

Sus propietarios esperan que a partir del mes de agosto la terraza empiece a coger movimiento hasta completar la presencia de alrededor de 20 mesas. Sin duda, va a ser una de las más codiciadas de la zona de Aragonia, donde Tribu aspira a asentarse como un establecimiento de referencia. Un poco más tarde, en otoño, llegará el cerramiento totalmente acristalado de este espacio.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión