Gastronomía
Suscríbete por 1€

Gastronomía

El truco para que las galletas de Navidad te salgan perfectas

Que los ingredientes queden "totalmente" integrados y que la temperatura del horno sea la adecuada son dos de los secretos con los que no fallarás con este dulce que ya se ha hecho un hueco en las mesas navideñas.

Que los ingredientes queden "totalmente" integrados y que la temperatura del horno sea la adecuada son dos de los secretos con los que no fallarás con este dulce que ya se ha hecho un hueco en las mesas navideñas.

La Navidad es, por excelencia, la época del año en la que resulta casi imposible decidirse por un dulce determinado. Turrones, polvorones y mazapanes son los grandes protagonistas, pero las galletas con motivo navideños han logrado hacerse un hueco entre los postres más deseados

Su elaboración, además, resulta sencilla para quienes tienes dotes culinarias y no muy complicada para quienes intentan huir de la cocina. "No es necesario contar con batidoras industriales ni hornos determinados. Ni siquiera con piezas de menaje de uso exclusivo en repostería", asegura Marian Zambrano, gerente de la pastelería Marian Sugar House, sita en la calle de Pano y Ruata de Zaragoza.

"Lo más importante es que la masa cuente con todos los ingredientes bien integrados", dice la experta, mientras prepara unas deliciosas galletas para la ocasión. 250 gramos de mantequilla, otros 150 de azúcar glas, un huevo, un "poquito" de vainilla, una pizca de sal y 450 gramos de harina conforman los ingredientes para hacer la masa de "alrededor de una docena" de galletas.

"Es necesario remover la mantequilla en un recipiente hasta que alcance la temperatura y el color ideales. A continuación se van añadiendo el resto de ingredientes, siempre teniendo en cuenta que no hay que amasar, solo unir para que el conjunto final quede perfecto", apunta Marian Zambrano. "Es destacable que, al incorporar la harina esta debe ir tamizándose poco a poco, con la ayuda de un colador", dice la experta. Una vez conseguida la masa se envuelve en papel film y se deja reposar treinta minutos en el frigorífico.

"El siguiente paso es amasar la mezcla con la ayuda de un rodillo y volver a meterla en la nevera. Después ya podremos hacer la forma deseada para las galletas", apunta la repostera. Una vez elaboradas, se meten en el horno, precalentado a 160 grados durante 15 minutos. 

"El truco para que salgan perfectas es controlar que el borde de cada unidad va adquiriendo un tono dorado", afirma Marian Zambrano. Ya fuera del horno, se dejan enfriar, "si no, se rompen", y se decoran "con fondant o lo que cada uno desee. Ya para gustos...", concluye la gerente de Marian Sugar House.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión