Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

recetas

Tortitas americanas: una receta atemporal de la que disfrutar en verano

Esponjosas, suaves... y rápidas de hacer. Este postre 'made in USA' ha pasado desapercibido para el desayuno continental, pero tiene muchas cosas (buenas) que ofrecer. 

Una de las ventajas de las tortitas es que permiten múltiples acompañantes.
Una de las ventajas de las tortitas es que permiten múltiples acompañantes.
Freepik

Si bien es cierto que el verano invita a disfrutar de cremas frías, ensaladas variadas y fresquitas y sorbetes de frutas de temporada que nos ayuden a sobrellevar las altas temperaturas, esto no implica que haya que dejar de lado algunos de los postres más suculentos... ¡y atemporales! Las tortitas americanas, esas ruedas esponjosas y de sabor suave que tantas escenas cinéfilas nos han regalado, son una de ellas: un bocado apto para todos los gustos y edades que, además, se pueden preparar al estilo U.S.A. en poco menos de dos horas. 

Ingredientes para seis personas:

  • 40 gramos de mantequilla
  • Tres huevos grandes
  • 250 gramos de leche entera
  • Una vaina de vainilla
  • 200 gramos de harina
  • 10 gramos de levadura química
  • 50 gramos de azúcar

Cabe destacar que, si se busca un resultado más saluble, se puede cambiar la harina por, por ejemplo, salvado de avena, y añadirle un poco de plátano machacado para sustituir el azúcar. De este modo, cada porción tendrá menos calorías y, además, será un bocado bastante equilibrado para formar parte de una dieta estival.

Así se hacen unas tortitas, paso a paso

Masa.
1

El secreto está en la masa

La masa es la única parte en la que vamos a tener que poner todos nuestros sentidos para conseguir una mezcla homogénea y sin burbujas que nos asegure un resukltado de diez. Para ello, hay que mezclar en un bol profundo la leche infusionada con la vainilla y el azúcar y los huevos bien batidos. Después de darle varias vueltas a esta mezcla, llega la hora de tamizar con ayuda de un colador la harina y la levadura, ya que esto evitará que nuestra masa acabe llena de grumos y burbujas. Solo quedará añadir la mantequilla en pomada (la textura que adquiere cuando se calienta unos pocos segundos), batir con las varillas hasta conseguir un resultado homogéneo y dejarlo reposar, tapado con papel de film, al menos una hora en la nevera.

Hacer tortitas
2

Es la hora del fuego

Con una sartén bien caliente, derretimos un poco de mantequilla en la superficie para conseguir que las tortitas no se nos peguen y con ayuda de un cazo pequeño echamos una porción de masa en el fuego. Cuando en la superficie de este postre comiencen a aparecer unas burbujitas, habrá que darle la vuelta para evitar que se quemen o se pongan duras. Así, con pausa pero sin prisa, hay que repetir esta operación hasta acabar con toda la masa.

Decorar con miel tortitas
3

¿Y la decoración?

Aunque este paso depende de los gustos de cada comensal, una de las ventajas de disfrutar de las tortitas en verano es que se pueden acompañar de las frutas de temporada, convirtiéndolo así en un plato mucho más saludable que, además podremos culminar con un poco de miel.

Etiquetas
Comentarios