Despliega el menú
Gastronomía

Gastronomía

Cinco recetas alternativas de gazpacho para no abusar del de tomate

Es el plato estrella del verano, debido a su frescura y sabor, pero es importante añadirle variaciones de ingredientes para no acabar aborreciéndolo.

Gazpacho andaluz.
Gazpacho andaluz.
Tim Sackton/Flickr

Para preparar el mejor gazpacho, además de contar con tomates maduros y de calidad, es muy importante mantener las proporciones, regar con un buen aceite de oliva, colar para retirar pieles y tropezones y, por supuesto, servir bien frío. Sin embargo, desde hace algunos años, el mango, las fresas o el coco han modernizado esta tradicional sopa fría y le han dado una segunda vida para que todos los días del verano se pueda disfrutar de un vaso fresquito de esta delicia tan nuestra sin aborrecer el sabor a tomate.

Gazpacho de sandía. Aunque el tomate maduro sigue siendo la base de este plato, al añadirle sandía se consigue un resultado más dulzón pero también más refrescante. A los 500 gramos de ambos ingredientes hay que añadirles medio pimiento rojo, medio pepino, media cebolla muy picadita, un chorro de vinagre de manzana y aceite de oliva para conseguir la textura perfecta mientras se bate. Gazpacho de fresas. A diferencia del anterior, las protagonistas indiscutibles de esta sopa fría son las fresas, de las cuales hay que mezclar, aproximadamente, 500 gramos con una cucharada de azúcar, medio pimiento rojo, medio pepino, dos rebanas de pan de molde, zumo de limón, ajo picado, vinagre de manzana y aceite de oliva virgen extra para lograr un resultado espectacular. Es importante servir muy frío y acompañado de hojas de menta. Gazpacho de aguacate. Tres aguacates maduros y un tomate servirán de base para este gazpacho que, además requiere, de la presencia de media cebolla, dos dientes de ajo, medio pimiento rojo, vinagre blanco y aceite de oliva. Además, puede adornarse con un picadillo de huevo duro y jamón picado y salpicarlo con unas gotas de tabasco. Gazpacho de remolacha. Esta sopa fría tiene un sabor más intenso que las anteriores y es gracias a los 50 gramos de remolacha que se baten junto a un kilo de tomates maduros, pan, cebolla, pimiento verde, vinagre de Jerez y aceite de oliva. Es importante pasar la mezcla por un chino antes de servir para evitar los grumos y tropezones. Gazpacho de borraja. Para preparar esta sopa fría tan aragonesa hay que tener en la despensa 500 gramos de borrajas, 100 de patatas, medio litro de agua, vinagre blanco aceite de oliva virgen extra y sal. Además, al contrario que en los casos anteriores, las borrajas y las patatas hay que cocerlas antes de pasarlas por el pasapuré para conseguir un resultado óptimo.- Ver otras recetas de cocina

- Ir al suplemento de gastronomía

Etiquetas
Comentarios