SD Huesca
Suscríbete

sd huesca

La SD Huesca obtendrá cuatro millones de euros si Rafa Mir ficha por el Sevilla

Los hispalenses tienen avanzada con el Wolverhampton la contratación del delantero murciano, del que los azulgranas poseen el 25% de sus derechos, a cambio de 16 millones de euros.

Rafa Mir celebra el gol del empate ante el Eibar.
Rafa Mir celebra el gol del empate ante el Eibar.
Rafael Gobantes

La SD Huesca está consiguiendo ingresos dentro de un mercado de verano que no destaca precisamente por la cantidad y cuantía de los desembolsos. Después de la venta de Galán y las cesiones de Sandro y Álvaro, la siguiente entrada de liquidez en sus arcas podría ser la de Rafa Mir. Aunque pertenece al Wolverhampton inglés, los azulgranas, con los que jugó curso y medio como cedido, poseen el 25% de los derechos del delantero murciano que estaría cerca de firmar con el Sevilla a cambio de unos 16 millones de euros, lo que implica que alrededor de cuatro irían a parar a El Alcoraz, elevando a una cifra próxima a los diez millones el montante total de lo que se lleva obtenido en las operaciones de salida de futbolistas.

El que fuera la temporada pasada con 16 dianas, trece en la Liga y tres en la Copa, el máximo goleador de los oscenses en Primera División y en la anterior pieza clave en el ascenso con nueve tantos, a lo largo de los últimos meses ha estado en el punto de mira de un buen número de equipos. Mostró gran interés el Valencia, conjunto en el que debutó con el primer equipo tras haberse formado en su cantera y del que partió rumbo al Wolverhampton hace tres años a cambio de dos millones de euros, y también el Atlético de Madrid, que ofreció a los ingleses quince millones, cantidad que tras los Juegos Olímpicos, en los que firmó un triplete y en los que se colgó la medalla de plata, juzgaron insuficiente.

Ahora los del Sánchez Pizjuán habrían elevado la puja hasta alcanzar casi un millón más y dejar el acuerdo prácticamente cerrado. Mir, de 24 años, se pondría así a las órdenes de Julen Lopetegui hasta 2026.

El ariete firmó con el Huesca en mercado de invierno de la 2019-20 un tipo de cesión atípica por su duración. En ella, el Wolverhampton introdujo la posibilidad de reclamarlo en cada ventana de fichajes y el club oscense la de obtenerlo en propiedad al final de ese curso. El coste de la operación, diez millones, la imposibilitó, pero confiando en el potencial mostrado por el delantero, el Huesca apostó por quedarse con una cuarta parte de sus derechos.

La primera llegada de efectivo este verano, clave para que se desatascasen las operaciones de refuerzos que había en marcha y que han ido cristalizando en las últimas semanas, fue a través del traspaso de Galán al Celta a cambio de una cantidad cercana a los cuatro millones de la que un 20% fue para el Córdoba, equipo desde el que lo había captado el Huesca en enero de 2019. Después, también se han obtenido ingresos por los préstamos de Sandro al Getafe, alrededor de un millón, y de Álvaro, al Brentford en dos operaciones similares. Antes de marchar firmaron una ampliación del contrato y la entidad de destino se ha reservado una opción de compra al final de la actual campaña.

Las opciones de ingresos no se cerrarán con Mir. También es muy probable que se produzca el adiós de Siovas y Borja García, jugadores que de hecho han mostrado abiertamente al club sus deseos por hacer las maletas. Las pretensiones del Huesca con ellos serían las de recuperar, si no de forma completa, al menos sí en parte, las inversiones que realizó por ellos hace un año. El fichaje del central griego desde el Leganés tuvo un coste de un millón de euros, mientras que traer a Borja García desde el Girona supuso más de dos millones. Con Pulido y Seoane, futbolistas que han tenido ofertas, se cuenta por lo que el club se remite a sus cláusulas. En el sentido inverso, hasta ahora el Huesca ha desembolsado dinero para hacerse con los servicios de Andrei, San Román y Pitta.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión