Despliega el menú
SD Huesca
Suscríbete

sd huesca

Los hombres de Nacho Ambriz en la SD Huesca

El técnico se ha rodeado de un cuerpo técnico que conjuga a colaboradores habituales que han viajado con él desde México con hombres de la casa.

Nacho Ambriz, junto al resto del cuerpo técnico de la SD Huesca.
Nacho Ambriz, junto al resto del cuerpo técnico de la SD Huesca.
Pablo Segura

Nacho Ambriz ha entrado con buen pie en el vestuario de la SD Huesca. Los jugadores observan a su nuevo entrenador como una persona cercana, que se está preocupando de mantener contacto directo con cada uno de ellos y que, en palabras de Mikel Rico, "va de cara". Desde que los comenzó a dirigir el jueves pasado se ha preocupado por inculcar su estilo e ideas, quiere que su mensaje de orden, intensidad y buen manejo de balón cale pronto y bien en el equipo. Para esa tarea no está solo, su cuerpo técnico lo componen seis colaboradores, dos de ellos llegaron con él desde México, mientras que los otros cuatro, todos considerados ya gente de la casa, son los encargados de establecer cierta continuidad.

Aunque en un principio se anunció que Ambriz aterrizaría acompañado de tres asistentes, finalmente solo le siguieron Edgar Solano, el segundo de abordo, y Luis Martínez, el preparador físico. La tercera plaza estaba reservada para Luis Pérez, seleccionador sub 17 de México, que optó por no dejar el cargo.

A tenor de lo visto en los primeros entrenamientos, Ambriz deja margen de acción a sus colaboradores. De hecho, en muchos ejercicios es Solano el que lleva la voz cantante mientras él se dedica a observar y realizar alguna puntualización si es preciso, y lo mismo sucede cuando entra en acción Martínez.

La relación entre los tres no es nueva. El trío lleva unido desde que Ambriz se incorporó en 2018 al Club León, su anterior destino. Saben lo que quieren y tienen un método que en México resultó exitoso con logros como una racha de doce victorias consecutivas y el título liguero de 2020. Ahora su reto es traspasarlo a Europa siendo conscientes de que las competiciones y las temporadas son distintas; más cortas allá que aquí, lo que requiere un planteamiento diferente.

A favor de Ambriz, de 56 años, juega que ya conoce el fútbol español después de que fuese segundo entrenador de Javier Aguirre en Osasuna y el Atlético de Madrid. No es el único. Luis Martínez, licenciado en Ciencias del Deporte en su país, finalizó su formación en Barcelona realizando un máster en alto rendimiento deportivo. Él es el encargado de que, como dijo Ambriz en su presentación, los jugadores vuelen. De hecho, su León sorprendió por la fortaleza física de sus jugadores.

Ambos se cruzaron por primera vez en el Querétaro, en el que Martínez, de 34 años, se encargaba de las categorías inferiores a su regreso de Europa siendo un espectador habitual de los entrenamientos del primer equipo. Después marcharía al Monterrey hasta que Ambriz lo llamó a su lado.

La unión con Solano, de 42 años, va más allá en el tiempo. Como jugadores coincidieron en el cambio de siglo en el Necaxa. Ambriz terminaba donde había empezado una exitosa carrera como centrocampista que le llevó a ser internacional y Solano, defensa, iniciaba una trayectoria que incluyó hasta la 2009-10 diferentes clubes de las dos principales categorías mexicanas. Como técnicos comenzaron a trabajar codo con codo en la 2012-13 en el Querétaro y desde entonces ya no se han separado dirigiendo también al Necaxa, con el que ganaron una Copa de México, y al América, con el que conquistaron la Liga de Campeones de la Concacaf.

Sus entrenamientos están siendo intensos. A su llegada, a excepción del primer día, programaron sesiones dobles para cada jornada hasta mañana, aunque finalmente, vista la buena respuesta de los jugadores, decidieron darles el día libre ayer. Para la actual semana, en principio, tampoco se ha fijado una jornada de asueto. Los futbolistas se la deberán ganar.

Una de las dudas que ha suscitado la contratación de Ambriz es su desconocimiento de la competición a la que se va a enfrentar. Lo quiere suplir con toda la información que los técnicos que ya estaban presentes en el club le están suministrando. Ya antes de que aterrizase en España mantuvo reuniones telemáticas con ellos para ponerse al día tanto de la plantilla como de los rivales.

A este respecto, cuenta con el apoyo de los analistas Adrián Sipán, en el primer equipo desde 2016 y que también se está encargando de dirigir ejercicios en los entrenamientos, y de Alberto de la Fuente, que ya ha estado antes a las órdenes de Míchel y Pacheta, al igual que el readaptador Jorge Carracedo. El más veterano es el entrenador de porteros Adrián Mallén, que viene ejerciendo esta función desde 2012.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión