Despliega el menú
SD Huesca

sd huesca

La SD Huesca refuerza su centro del campo para la visita al Valladolid

Mikel Rico, que vuelve al once, formara con Doumbia y Seoane. Arriba, la pareja atacante la formarán Okazaki y Mir.

Okazaki, en la llegada de la SD Huesca al José Zorrilla.
Okazaki, en la llegada de la SD Huesca al José Zorrilla.
SD Huesca

Solo dos novedades en cuanto a nombres, pero que apuntan a una modificación en la forma de jugar. La alineación titular con la que la SD Huesca va a visitar al Valladolid a partir de las 21.00 incluye los nombres de Mikel Rico y Rafa Mir, que en el anterior partido se habían quedado de inicio en el banquillo. El vasco, reforzará así un centro del campo para el que se sigue confiando en Seoane y Doumbia, mientras que atrás continúan los zagueros Pulido, Siovas y Gastón Silva, además de Maffeo y Galán en las bandas, y el portero Álvaro.

Los carrileros se verán forzados a sumarse más que nunca al ataque al haberse renunciado en esta ocasión a los extremos. Ontiveros están sancionado y Escriche, de la partida en los dos encuentros anteriores con Pacheta, ha regresado al banquillo. Así, arriba queda, además de Mir, Okazaki.

El banquillo, dentro de una convocatoria en la que solo figuran 18 jugadores en esta ocasión contará solo con Andrés, que regresa una vez superado el coronavirus, Pedro López, Borja García, Nwakali, Ferreiro, Sergio y Escriche. Además de Ontiveros, tampoco están disponibles los lesionados Valera, Sandro, Mosquera y Luisinho, y los positivos en covid-19 Juan Carlos e Insua. Eugeni se ha quedado fuera por decisión técnica.

En el Valladolid los elegidos son el portero Masip; los defensas, Luis Pérez, Joaquín, Bruno y Nacho; los medios Míchel, Alcaraz, Orellana, Kike Pérez y Óscar Plano; y el delantero Weissman. Los reservas serán Zalazar, Waldo, Toni Villa, Hervías, Sergi Guardiola, Vilarrasa, Roberto y su última incorporación, el delantero Kodro.

El partido entre castellanos y aragoneses es el encargado de abrir la 21ª jornada de Liga y será arbitrado por el colegiado vasco De Burgos Bengoetxea, que todavía no había dirigido en este curso ningún encuentro a los visitantes y que solo se había cruzado con los locales en su eliminatoria de Copa del Rey con el Cantolagua, al que eliminaron con un 0-5.

A la cita los de Pacheta se presentan como colistas a seis puntos de la salvación y con el empate a cero con el Villarreal de la semana pasada como último precedente. También sus rivales, que conservan un punto de ventaja con el descenso, firmaron tablas en su precedente más cercano en la liga, un 2-2 con el Levante que no pudieron repetir el martes, frente al mismo contrincante en la Copa. Entonces cayeron por 2-4.

Etiquetas
Comentarios