SD Huesca
Suscríbete por 1€

sd huesca

El ascenso a Primera, un camino conocido en la SD Huesca

Siete jugadores de la plantilla azulgrana, además del cuerpo técnico, ya saben lo que es el dar el salto a Primera División.

Los jugadores de la SD Huesca se ejercitaron este miércoles en El Alcoraz.
Los jugadores de la SD Huesca se ejercitaron este miércoles en El Alcoraz.
SD Huesca

La SD Huesca atraviesa por un momento complicado. Tras solo cuatro puntos sumados de quince posibles en los cinco partidos que el calendario puso en su camino en febrero, la zona de ascenso directo se ha alejado a cinco. La distancia no es ni mucho menos insalvable a falta de doce jornadas, pero sí que indica que es necesario mejorar las prestaciones de un equipo cuyo juego se ha vuelto intermitente y que ha perdido la solidez defensiva. En el entorno existe cierta inquietud, aunque desde el vestuario a lo largo de los últimos días y tras el empate a dos en casa con el Extremadura, se están tratando de enviar mensajes de tranquilidad de cara a la vista del Fuenlabrada del próximo sábado (18.15). No en vano, más de una de las piezas de la plantilla conocen el terreno por el que transitan. En total, de entre los 24 jugadores con los que cuenta actualmente Míchel, siete, además del cuerpo técnico, ya saben lo que es dar el salto a Primera División: Luisinho, Pulido, Mikel Rico, Ferreiro, Juan Carlos, Pedro López e Insua. Todos ellos son nombres de peso y todos ellos, a excepción de Insua, cuyos problemas físicos han complicado su participación, se están encontrando entre las preferencias del técnico a la hora de elaborar las alineaciones.

Míchel puede presumir de haber sido como jugador parte activa de cuatro saltos de categoría, todos ellos con el Rayo. Tres fueron a Primera, en los cursos 1994-95, 1998-99 y 2010-11, y uno a Segunda, en el 2007-08. Ya sentado en el banquillo, hace dos campañas condujo de nuevo a los vallecanos al lugar donde compiten las veinte mejores escuadras del país. Con él estuvieron el segundo entrenador Salva Funet y el preparador físico David Porcel.

Los curriculums de Pedro López, Insua y Juan Carlos reflejan en cada caso dos ascensos directos. El lateral derecho, el más veterano de la plantilla con 36 años, lo logró por primera vez en la campaña 2006-07 cuando defendía la camiseta del Valladolid. Con los pucelanos, que acabarían líderes con 88 puntos, disputó en aquel curso 36 partidos, todos como titular. Ya en la 2016-17, volvió a repetir éxito. Esta vez con el Levante, que también fue campeón, con 84 puntos, y con el que jugó 34 careos.

En la 2015-16 Insua pasó a la historia del Leganés, que finalizaría segundo con 74 puntos, al ser el autor del gol con el que los pepineros desembarcaron en Primera División. Fue su único tanto en un ejercicio en el que se vistió de corto 35 ocasiones. Dos campañas antes ya había sentido por primera vez lo que es entrar en la élite por la puerta grande. Lo hizo de la mano de un Deportivo de La Coruña que sería subcampeón con 69 puntos con él participando en 39 jornadas. En aquel conjunto también eran titulares, Juan Carlos y Luisinho.

El medio, que marcó tres goles en 27 partidos, ya había tomado parte tímidamente en el anterior ascenso deportivista de la 2010-11 en el que los coruñeses acumularon 91 puntos, siete más que el segundo, el Celta. Entonces, con 20 años, fue empleado por Oltra en cuatro citas coperas además de en la última jornada de liga.

Por su parte, para Luisinho el ejercicio 2013-14 fue el de su debut en España. El lateral defendió la banda izquierda en 31 ocasiones e incluso cantó tres goles.

Mikel Rico, que ya había destacado en el primer ascenso del Huesca a Segunda, también resultó decisivo para que el Granada, ‘play off’ mediante, volviese en 2011 a la máxima categoría 35 años después. Los nazaríes acabaron la temporada quintos con 68 puntos y después eliminaron al Celta y al Elche. Rico pisó el césped en 40 encuentros y marcó dos goles.

Mención a parte merecen Pulido y Ferreiro, los dos últimos supervivientes del equipo que logró hace dos campaña el histórico segundo puesto que posibilitó el estreno en Primera, al margen del entrenador de porteros, Adrián Mallén, y del asistente Adrián Sipán. Rubi contó con Pulido en 39 duelos y con Ferreiro, en 38. Los dos son los mejores cicerones.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión