Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

real zaragoza

Canteranos en el Real Zaragoza: de generación en generación

La salida de Lasure consuma el relevo generacional de los canteranos del primer equipo. Azón, Francés, Francho y Puche encarnan ahora esas referencias de identidad. 

Los jóvenes futbolistas del Real Zaragoza renovados el pasado verano hasta 2025.
Los jóvenes futbolistas del Real Zaragoza renovados el pasado verano hasta 2025.
Tino Gil/Real Zaragoza

Del Zaragoza de Pombo, Delmás, Guti y Lasure al Zaragoza de Azón, Francho, Francés y Puche. Aquella generación que le cambió el rostro canterano al primer equipo con su torrencial salto desde el filial ya se ha desmantelado. La reciente salida de Lasure cierra una etapa, y entrega el relevo definitivo a la camada sobre la que el actual Real Zaragoza hunde las raíces en su tierra, en la casa, en la Ciudad Deportiva. Azón, Francho, Francés y Puche representan la nueva promoción con la que el equipo enlaza su identidad aragonesa con el futuro.

Entre una y otra hornada, han saltado al Real Zaragoza un buen puñado de futbolistas, asentándose en la primera plantilla hasta una quincena en el periodo que abarca desde la temporada 2016-2017 a la actualidad. Todo cambió ese año 2017, con la llegada de Lalo Arantegui a la dirección deportiva. El ejecutivo incluyó el producto propio, modelado y crecido en la cantera, como un activo fundamental de la política deportiva, impulsando así el fútbol formativo e integrándolo como elemento esencial a la hora de construir la primera plantilla.

 Después de varios años, a la Ciudad Deportiva, de este modo, se le puso en valor. Y el primer paso evidente de esa renovada filosofía fue la promoción directa de Pombo, Lasure y Delmás a la plantilla del primer equipo, dotándolos de nuevos contratos y planes de futuro. A ellos, se les añadió Raúl Guti, quien entusiasmó al técnico de entonces, Natxo González, en la parte final de la pretemporada. Además, se le formalizó contrato profesional al central Álex Zalaya y al delantero Raí Nascimento. Todos ellos -excepto Guti- iniciaron la pretemporada 2017-2018 a las órdenes de Natxo González en Boltaña como uno más del primer equipo. Con el adiós de Lasure tras firmar la rescisión de su contrato este mes de enero, ya no queda ninguno de ellos en el Real Zaragoza.

Raí, Pombo, Delmás, Zalaya y Lasure en la pretemporada de Boltaña en 2017
Raí, Pombo, Delmás, Zalaya y Lasure en la pretemporada de Boltaña en 2017
Dani Marzo

Desde el florecimiento de aquella generación, la cantera se fue convirtiendo en un componente esencial en el funcionamiento deportivo y patrimonial del club. Varios de esos futbolistas permitieron a la entidad una economía de subsistencia gracias a los traspasos y su repercusión en el mantenimientos de los techos salariales. Desde 2015, la ventas de Diego Rico, Jesús Vallejo, Pombo, Guti, Pep Biel y Alberto Soro le han generado al club ingresos cercanos a los 21 millones de euros.

Desde la apuesta por Pombo, Delmás, Lasure y compañía, las oportunidades a canteranos en la primera plantilla se multiplicaron en calidad y cantidad. La potente camada del 99, con Enrique Clemente y Alberto Soro como referentes, también se abrió hueco (además de Marcos Baselga). Fue la siguiente en términos generacionales en echar el ancla en el primer equipo (otros grandes futbolistas de aquel grupo, como Álex Millán, Darío Ramos o Manu Morlanes salieron traspasados a otros clubes). Ni Clemente ni Soro siguen ya tampoco en el Real Zaragoza (Baselga está cedido en el Calahorra). El primero es ahora jugador de Las Palmas tras vivir cesiones en el Logroñés y la Real Sociedad B. Al segundo lo fichó el Real Madrid y luego el Granada. Por su parte, Pombo vive uno de sus mejores momentos como futbolista liderando al Racing de Santander; Delmás acaba de firmar en el Málaga, Zalaya es el central del filial del Barcelona; Guti se ha asentado en Primera División con el Elche…

El relevo como generación canterana de referencia en el primer equipo del Zaragoza lo han asumido Alejandro Francés, Iván Azón, Francho Serrano y Miguel Puche. Todos ellos renovaron el pasado verano hasta 2025. Una apuesta del club por consolidar una base canterana con un grupo de futbolistas que refuerzas ese concepto generacional: como sus predecesores, se conocen desde casi niños, han crecido juntos en la Ciudad Deportiva e integraron el famoso equipo juvenil de Iván Martínez que ganó la Copa de Campeones y paseó el escudo del club en la Liga de Campeones juvenil.

Son jugadores que han crecido en el mismo contexto de fútbol, que se identifican fácilmente entre ellos sus virtudes y debilidades, que se asientan sobre valores humanos compartidos desde hace tiempo en el día a día de un vestuario, que han madurado, además, juntos y a toda velocidad en un primer equipo que los ha necesitado…

Ellos han sido los últimos en aterrizar, mientras ya asoma la generación de 2003-2004, con Marcos Luna, Ángel López o Pablo Cortés... Llegarán también si hay un director deportivo que cree en ellos, y un entrenador que los pone.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión