Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Agotadas todas las entradas para el Real Zaragoza-Real Madrid de Copa

A las 12.45 de este sábado, en apenas dos ratos de apertura de taquillas, el club aragonés ha vendido las algo más de 4.000 localidades que tenía disponibles para el duelo copero ante los madridistas del miércoles próximo.

Se acabaron las entradas libres a la venta para el partido Real Zaragoza-Real Madrid del próximo miércoles, 29 de enero (San Valero, festivo en la capital zaragozana), correspondiente a los octavos de final de la Copa del Rey. Un cuarto de hora antes de la 1 de la tarde de este sábado la última localidad, el último papel, era adquirido por el último afortunado de las largas filas que, desde primera hora de la mañana, se fueron formando alrededor del estadio de La Romareda en confluencia con las dos taquillas abiertas en la tribuna de Isabel la Católica. 

En apenas dos ratos (en la tarde del viernes ya se despacharon billetes en las oficinas del club, unos 1.500 hasta pasada la medianoche, cuando se cerró la primera fase improvisada de esta venta extraordinaria), el Real Zaragoza ha finiquitado la disponibilidad de butacas para los no abonados, que son apenas 4.000 (pocas más). Y es que el club blanquillo, sobre un aforo de 33.600 asientos, tiene un elenco de abonados que supera con creces los 28.000.

Cartel de 'no hay billetes' colgado por el Real Zaragoza en su página web poco antes de la 1 de la tarde de este sábado.
Cartel de 'no hay billetes' colgado por el Real Zaragoza en su página web poco antes de la 1 de la tarde de este sábado.
RZ

En la primera fase de venta, la del tramo vespertino y del final de la jornada del viernes, el Real Zaragoza también vendió a toda velocidad otras 1.500 localidades a través de la página web, de internet, por el método 'on line'. Como quiera que, asimismo, el club ha debido dispensar al Real Madrid, en el paño de la tribuna que habitualmente ocupan las aficiones visitantes, otras 575 entradas, para la matinal del sábado solo quedó pendiente de ofrecer a la afición un lote de alrededor de 600 localidades, las restantes. 

Dos largas filas fueron agrándandose alrededor del estadio de La Romareda, una con origen en una ventanilla, la otra en la contigua. Una cola tomó el camino del Auditorio, hasta la puerta de vestuarios por momentos. La otra, en sentido inverso, alcanzó la curva del fondo de Jerusalén. 

Cuando se produjo la venta de la última silla, algo inexorable en estos casos, la decepción cundió en los que se quedaron justo en el corte, tras más de una hora larga de espera de turno. No había más espacio, más aforo. Y su rostro contrastó de lleno con las caras alegres y de ilusión que en las últimas horas fueron denotando quienes se iban a casa con sus entradas para un partido grande que hace ocho años que no se da, a causa de la larga estancia del Real Zaragoza en Segunda División

Cientos y cientos de aficionados del Real Zaragoza formaron, desde primera hora de la tarde de este viernes, largas filas ante las oficinas del club aragonés, a la espera de que se pusiera en marcha el proceso de venta de entradas para esta cita copera entre el Real Zaragoza y el Real Madrid.
Etiquetas
Comentarios