Balonmano
Suscríbete por 1€

balonmano

El Bada Huesca afronta un exigente final de liga en la Asobal

Los oscenses se miden en las cinco últimas jornadas a cuatro rivales situados por encima de ellos en la clasificación.

Iván Montoya, del Bada, realiza un lanzamiento ante el Sinfín.
Iván Montoya, del Bada, realiza un lanzamiento ante el Sinfín.
Verónica Lacasa

El primer objetivo será no sufrir más de la cuenta y el segundo, soñar. Tras la última semana del curso con dos partidos, saldada con la victoria sobre el colista, el Antequera, y el empate con el penúltimo, el Sinfín, el Bada Huesca afronta las últimas cinco jornadas de la Asobal situado en la novena posición con 23 puntos sumados tras nueve triunfos, cinco tablas y once tropiezos. No está salvado matemáticamente, pero tiene un margen de seguridad cómodo, seis puntos sobre el descenso directo y cinco con la promoción, y si mira hacia arriba, la quinta plaza que daría acceso a Europa queda a cuatro. El calendario no va a ser sencillo, pero hay poco que perder. Cuatro de los cinco próximos rivales ocupan ahora mismo una posición más alta.

El primero de ellos será el Ademar León, al que los de Nolasco visitarán el sábado a las 19.30. Los ademaristas, que son séptimos con dos puntos más que el Bada, se han rehecho de una mala primera vuelta en la que acabaron antepenúltimos. El fin de semana pasado, eso sí, cayeron con el Valladolid 45-40 y en su visita a Huesca en noviembre fueron superados por 33-27 en una de las mejores actuaciones del curso para los locales.

El regreso al Palacio de los Deportes será para recibir el 6 de mayo, viernes, al Logroño. Los riojanos marchan sextos con 26 puntos y se encuentran inmersos en una mala racha de cuatro derrotas consecutivas, la última ante el Torrelavega por 34-32. En La Rioja el Bada cayó 28-27 en la que consideró una ocasión perdida.

Tras los franjivinos, una semana después el cruce, a domicilio, será con el conjunto que marca la promoción, el Nava. Los segovianos se encuentran metidos de lleno en la pelea por la salvación con un punto por encima del descenso directo y uno menos que el Valladolid y el Puente Genil. En su último duelo no pudieron con el Granollers (35-29) y en la primera vuelta rascaron un punto del Palacio de los Deportes (28-28) tras una polémica actuación arbitral.

El último encuentro en casa de la temporada será con el Bidasoa en el penúltimo fin de semana de mayo. Los vascos, que ahora son terceros, pugnan por arrebatarle la segunda posición la Granollers, que suma un punto más para quedar de nuevo solo por debajo del Barcelona. Su marcador más reciente es un negativo 27-23 con el Cuenca y en su anterior careo con el Bada venció por 31-26 en un cruce que fue disputado fuera de su fecha original y al que los de Nolasco acudieron sin Montoya, Sergio Pérez y Arnau.

La despedida de la temporada se realizará en Cuenca frente al actual quinto clasificado. El Bada ya le tumbó en el cierre liguero a 2021 con un 33-29 en un partido que arrancó con un 7-1 y en el que aunque los visitantes llegaron a empatar a veinte los oscenses no permitieron que la reacción fuese a más.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión