Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

Casademont Zaragoza: Barreiro pega el estirón

El ala-pívot gallego, de 24 años, sigue aumentando su rendimiento con el paso de las jornadas. Su aportación ha resultado capital en la reacción de los zaragozanos

Barreiro es defendido por Miniotas, del Bilbao Basket, en el partido del pasado fin de semana.
Barreiro es defendido por Miniotas, del Bilbao Basket, en el partido del pasado fin de semana.
Arrizabalaga/acb photo

Jonathan Barreiro ha pegado el estirón. Y sigue creciendo conforme avanza la temporada, con actuaciones de una altura inmensa. El gallego, de 24 años, ha protagonizado una progresión fulgurante desde su incorporación al Casademont Zaragoza en el verano de 2016, y es un jugador cada vez más importante, más determinante, más cuajado y seguro de sus fuerzas. Se trata, de hecho, de una de las piezas más cotizadas de la Liga Endesa por su condición de cupo y por sus elevadas prestaciones en los dos lados de la pista.

Su meteórica ascensión, muy beneficiosa para el equipo, también le ha reportado grandes réditos en el plano individual: Barreiro renovó con el club zaragozano el pasado mes de junio –el acuerdo contempla hasta 2023–, después de haber dado ya un gran paso adelante en su rendimiento en la anterior temporada; y sigue acudiendo a las convocatorias de la selección española absoluta, inmersa ahora en la fase de clasificación para el Europeo de 2022.

En las últimas cinco jornadas, el gallego ha multiplicado sus registros personales, lo que ha contribuido decisivamente a la mejoría experimentada por el cuadro aragonés. El ala-pívot, en este sentido, ahora dobla sus guarismos en puntos anotados, rebotes capturados y faltas recibidas con respecto al inicio de la temporada; también ha elevado notablemente sus porcentajes de tiro; y, además, ha disparado sobremanera sus registros en valoración: en la Liga Endesa, ha facturado 22,5 créditos de nota general en las últimas cinco jornadas, cuando había promediado 7,5 unidades por partido en los 14 primers encuentros de la competición.

En este mismo tramo de cinco compromisos, Barreiro ha sumado 18,8 puntos y 6,2 rebotes por duelo, al margen de haber generado 3,6 faltas personales de sus oponentes. Cifras muy positivas para un jugador que, más allá de las estadísticas, siempre tiene una notable incidencia en los aspectos intangibles del juego por su ejemplar actitud, su compromiso, su generosidad y su aplicación defensiva.

El ala-pívot inició su sobresaliente secuencia el 20 de diciembre, en Santiago de Compostela, frente al Obradoiro. En aquel partido, correspondiente a la decimoquinta jornada, Barreiro registró 19 puntos, 7 rebotes y 21 créditos de valoración, aunque su aportación resultó insuficiente para batir al conjunto gallego (102-91). Tampoco ganó el Casademont Zaragoza una semana más tarde, ante el poderoso Baskonia (89-92), pese a ofrecer una tenaz resistencia durante los 40 minutos del choque. Entonces, el ala-pívot de los aragoneses presentó unas cifras de 20 tantos, 6 capturas, 5 asistencias y 23 unidades de nota general.

Contra el Real Betis (96-95), el pasado 2 de enero, el gallego sumó 16 puntos, 6 rebotes y 20 de valoración ante un rival directo en la lucha por la permanencia. Su contribución resultó capital en el triunfo de los zaragozanos, en un choque intenso, emocionante y equilibrado que necesitó de una prórroga para resolverse. Y posteriormente, contra el Fuenlabrada (105-85), Barreiro lideró la victoria de los aragoneses con 17 tantos, 4 capturas, 5 asistencias y 22 unidades de nota general.

Sin embargo, su mejor actuación se produjo el pasado fin de semana, en la pista del Bilbao Basket, cuando batió sus mejores registros en la Liga Endesa tanto en puntos anotados como en valoración. El ala-pívot facturó 22 tantos, 8 rebotes y 26 unidades de nota general en sólo 17 minutos de juego, al margen de aplicarse atrás con su vehemencia y tesón habituales. Un rendimiento colosal para doblegar al conjunto vasco (73-96) y, de esta forma, proseguir la escalada de los aragoneses en la clasificación.

Barreiro se formó en las categorías inferiores del Real Madrid, con el que debutó en la Liga ACB y la Euroliga en 2014. Sin embargo, su progresión quedó lastrada por dos graves lesiones de rodilla. El gallego perteneció al club blanco hasta el 30 de junio de 2016, aunque jugó esa última temporada en el Ourense, en la Liga LEB Oro, en calidad de cedido. Después quedó libre y el presidente del Casademont, Reynaldo Benito, se adelantó a otros clubes nacionales para firmar al jugador. El ala-pívot cumple ahora su quinta temporada con los zaragozanos. Internacional en las categorías inferiores de la selección española, Barreiro debutó en febrero de 2018 con el combinado nacional absoluto, frente a Montenegro. Desde entonces ha contado para Sergio Scariolo para las diferentes ventanas de la FIFA.

Etiquetas
Comentarios