Despliega el menú
Baloncesto

baloncesto

Casademont Zaragoza: el ahora o nunca de Vitoria

El Casademont encontrará el domingo a un Baskonia exprimido por la Euroliga.

Foto del partido Casademont Zaragoza-Fuenlabrada, de la Liga Endesa
Foto del partido Casademont Zaragoza-Fuenlabrada, de la Liga Endesa
FRANCISCO JIMENEZ PHOTOGRAPHY

Si en algún momento puede resultar vulnerable el Baskonia, es este próximo domingo, cuando le visite le Casademont Zaragoza en el Buesa Arena de Vitoria. La razón es básicamente una: el cansancio, la fatiga, el estrés competitivo por la pura acumulación de partidos.

El conjunto vasco afronta una semana de calendario NBA. Partido tras partido. Tres choques en cinco días. Sin respiro ni descanso. Ayer jugó encuentro de Euroliga ante el Asvel Villeurbenne (Lyon), donde perdió por 83 a 77, y el viernes, como solución de continuidad, se enfrentará en su feudo al Zalgiris Kaunas, palabras mayores en el baloncesto europeo. En la tarde del domingo recibirá al Casademont.

¿Cómo llegarán a ese punto los jugadores del Baskonia? ¿Se habrán perdido efectivos por el camino, alguno relevante? ¿Acusarán el desgaste físico y mental? Son preguntas que flotan en el ambiente.

Pepe Arcega, quien fuera base del antiguo CAI y también del TAU, y actual comentarista de baloncesto en Aragón Televisión, entiende que «este partido llega en el mejor momento para el Casademont Zaragoza».

Por una parte, el bloque de Sergio Hernández ha dejado atrás las debilidades de comienzos de temporada o los altibajos posteriores, cuando no lograba ser estable dentro de los partidos. A fases brillantes les seguían profundas depresiones colectivas. Desde hace cinco jornadas cuenta sus partidos por victorias.

Por otro lado, el bloque aragonés va recuperando efectivos importantes. Justiz es uno de ellos. Su aportación bajo los aros y capacidad de intimidación es ya relevante. También cabe contabilizar en este capítulo a Rasheed Sulaimon, que va cogiendo tono y estado de forma. El desembarco de Elias Harris ha probado bien, igualmente, a los equilibrios que precisa el correcto funcionamiento de un equipo. Jonathan Barreiro, mientras tanto, atraviesa por un extraordinario periodo de brillo individual. Está en su mejor versión: defiende, anota triples, recoge rebotes, rompe desde fuera, aparece dentro...

«Creo -explica Pepe Arcega-, que el partido ante el Baskonia va a ser una especie de piedra de toque. Nos dirá cuál es el nivel que puede alcanzar el Casademont, si sigue creciendo y permanece en el buen camino, sin desviación. Es el primer debate ante un conjunto fuerte, de Euroliga, después de la recuperación que ha experimentado el equipo».

En el seno del equipo aragonés comienza a asentarse sensaciones positivas, entroncadas con la capacidad propia y con la ilusión que generan las dinámicas positivas. Javier Justiz ha hecho públicas esas impresiones en las últimas horas. El pívot cubano ha indicado que si el equipo sigue en la misma dinámica que en las últimas jornadas podrán luchar para alcanzar los ‘play offs’ por el título esta temporada.

«Acaba de empezar la segunda vuelta, ya llevamos tres victorias consecutivas y creo que ese cambio nos ayudará. La gente va a empezar a pensar que no estamos solo peleando por salir de abajo, sino que si mantenemos esta forma de jugar podemos tener oportunidad de luchar por intentar entrar en ‘play off’, y, si no, tratar de terminar la Liga lo mejor posible y con las mejores actuaciones».

El jugador caribeño cree que la mejoría del equipo se está notando en la dinámica de juego y en que están volviendo a ser «el Casademont Zaragoza de hace dos temporadas, que jugaba y tomaba decisiones rápida. Los demás están viendo que somos un bloque rápido, que jugamos muchos balones».  

Etiquetas
Comentarios