Deportes
Suscríbete por 1€

fútbol

España, obligada a levantar cabeza en Suiza

Los empates ante Portugal y República Checa, previos al choque es este jueves en Ginebra, han complicado la Liga de Naciones.

España entrena en el estadio de Ginebra
España entrena en el estadio de Ginebra
MARTIAL TREZZINI

La selección española está obligada a levantar cabeza en la Liga de Naciones. Los empates registrados en casa frente a Portugal y a domicilio contra la República Checa han puesto cuesta arriba la senda hacia la 'final four' del próximo año para el combinado de Luis Enrique, que camina sobre el alambre en Ginebra. Un nuevo traspié ante Suiza, colista de grupo que busca estrenar su casillero de puntos tras sucumbir en las dos primeras jornadas, agitaría el avispero cuando restan poco más de cinco meses para que se alce el telón del Mundial de Catar, el torneo en el que están depositadas todas las esperanzas de un bloque que ofrece su mejor versión en banquetes que exigen traje de etiqueta, pero a la que con demasiada frecuencia se le indigestan los bufés que deglute en hoteles que no son de cinco estrellas.

Neutralizada a última hora por el vecino ibérico en un partido disputado en el Benito Villamarín que tenía bien encarrilado con el gol de Morata, y atenazada en Praga por una República Checa que supo pulsar sus vulnerabilidades hasta el punto de acariciar el triunfo que le negó Iñigo Martínez sobre la bocina, la selección española necesita dar un golpe de autoridad a orillas del lago Leman para cuerpear con lusos y checos, colíderes con cuatro puntos, dos más que el batallón de Luis Enrique. Porque, como recordó el estratega asturiano nada más concluir el litigio celebrado el domingo en el Sinobo Stadium, pese a todo España continúa dependiendo de sí misma y pretende seguir «dando caña».

Para ello tendrá que superar a Suiza, que también anda con el motor gripado. Los fallos defensivos la condenaron frente a la República Checa y Portugal la vapuleó en Lisboa. Sin embargo, el combinado helvético acostumbra a ser un dolor de muelas para España. Se han medido en 23 ocasiones desde que ambos países se viesen por primera vez las caras en un amistoso que acogió el estadio Neufels de Berna en junio de 1925 y que se resolvió a favor del bando español con un triplete de Juan Errazquin, delantero del Real Unión de Irún que no pudo tener mejor bautismo como internacional. Y cierto es que el balance es muy favorable para el representante de la piel de toro, que se ha anotado dieciséis victorias y encajado una única derrota: la que abrió con agonía un Mundial de Sudáfrica que concluyó en éxtasis. Pero no lo es menos que buena parte de esos triunfos se produjeron por la mínima y después de sudar la gota gorda.

Una tendencia que se ha agudizado en los cuatro últimos años. Es ese periodo de tiempo, España ha firmado tablas con su oponente de este jueves en dos ocasiones, la batió de forma pírrica en octubre de 2020 y tuvo que aferrarse a su mejor desempeño desde los once metros para validar el pase a semifinales de la última Eurocopa en la tanda de penaltis que acordaron los goles de Jordi Alba y Shaqiri.

España entrena en el estadio de Ginebra
España entrena en el estadio de Ginebra
MARTIAL TREZZINI

Suiza busca su camino

El veterano atacante de origen balcánico, que el pasado mes de febrero abandonó las filas del Olympique de Lyon para aterrizar en la MLS, sigue siendo uno de los rostros más conocidos de la selección tutelada por Murat Yakin, quien tomó el relevo de Vladimir Petkovic a la finalización del Europeo multisede. Poderoso central y mediocentro posicional en su etapa como futbolista, Murat fue internacional en 49 ocasiones con Suiza y compartió vestuario con su hermano Hakan tanto en el combinado helvético como en el Basilea. En 2006 colgó las botas para iniciar una carrera en los banquillos que le ha llevado a entrenar al Lucerna, el Basilea, el Spartak de Moscú o el Grasshoppers, entre otros equipos, antes de tomar las riendas de la 'nati'.

Ante sí tiene el desafío de hacer un buen papel en el Mundial de Catar, donde los Xhaka, Embolo, Zakaria o Seferovic tratarán de mantener el buen tono competitivo que permitió a los helvéticos brillar en la Eurocopa, donde dieron la campanada ante Francia en octavos, y sellar sin sobresaltos el pase a la Copa del Mundo que se disputará en otoño. Pero su mal inicio en esta tercera edición de la Liga de Naciones ha llenado de dudas a Suiza. Al igual que a España.

Luis Enrique, que cambió ocho cromos en Praga respecto al once con el que descorchó el pulso ante Portugal, tratará de acallarlas con más rotaciones a la vista. Azpilicueta y Jordi Alba podrían recuperar su sitio en los laterales, Busquets volverá a llevar el timón en la medular y Asensio busca una oportunidad de inicio arriba, después de su buena actuación en la capital checa.

Alineaciones probables:

  • Suiza: Kobel, Widmer, Schär, Elvedi, Ricardo Rodríguez, Sow, Xhaka, Shaqiri, Freuler, Okafor y Embolo.
  • España: Unai Simón, Azpilicueta, Eric García, Pau Torres, Jordi Alba, Busquets, Soler, Gavi, Asensio, Morata y Ferran Torres.
  • Árbitro: Serdar Gözübüyük (Países Bajos).
  • Hora: 20:45 h.
  • Estadio: Stade de Genève.
  • TV: La1.
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión