Deportes
Suscríbete

fútbol

Herrera, un equipo, un pueblo

Tres de cada cuatro vecinos de Herrera de los Navarros son socios de su club de fútbol.

Alineación del CD Herrera en el partido del pasado domingo ante el API.
Alineación del CD Herrera en el partido del pasado domingo ante el API.
Heraldo

Tres de cada cuatro vecinos de Herrera de los Navarros son socios del equipo representativo de la localidad del Campo de Daroca. El porcentaje no tiene parangón en el fútbol aragonés. Como si el Real Zaragoza tuviera 600.000 abonados... Detrás del frío dato estadístico, aparece el fenómeno del fútbol como elemento vertebrador, dinamizador, del Aragón vacío (o vaciado). 

"En el pueblo hay menos de 500 vecinos. El fútbol es muy importante para darle vida a Herrera, pues el campo de fútbol es el punto de reunión del pueblo cada 15 días. Tenemos 340 socios. Casi todos los habitantes del pueblo son socios. Los domingos hay misa a las 12.30 en la iglesia de San Juan Bautista. También está la peña ciclista Correcaminos, que llena de vida las carreteras cercanas, y la cofradía de la Virgen de Herrera. Pero el equipo de fútbol es un elemento de unión esencial", explicó su presidente, Enrique Burillo.

Paradójicamente, su presidente no es natural de Herrera de los Navarros, pero sí representa con fidelidad el cariño con que se vive el fútbol en la localidad para sostener un club en la Regional Preferente aragonesa. "Yo nací en Villanueva de Huerva, pero conocí una chica de Herrera, me casé y aquí sigo. Trabajo en mi negocio en Zaragoza (un taller mecánico), pero vengo a Herrera y apoyo al Herrera, igual que todos los directivos y aficionados. La mitad de la plantilla es del pueblo o de pueblos cercanos: Lazarillo, Willy, Manu Mayor, Carlos Mayor, Jaime, Miguel Val, Sergio Martillo... Álvaro viene a jugar desde mi pueblo, Villanueva, que está a 18 kilómetros; Hugo, desde Azuara, que está a 20; Dani, desde Cerveruela, a 36; y Nacho Sanjuán, desde Paniza, que está a 12 kilómetros ¡por una pista forestal!, no por carretera", detalló. Maravilloso: va a jugar al fútbol aunque haya que ir por una pista forestal....

El campo se llama José Agustín Crespo, que era un chaval muy querido en el equipo y en el pueblo. Sufrió una lesión, la cosa se complicó y se murió. "Entre todos tenemos que salvarnos en una categoría exigente. Aquí no cobra nadie. Todos, igual jugadores que directivos o aficionados, estamos por amor al fútbol. Entre todos tenemos que sacar los 30.000 euros del presupuesto. Hay que pagar las fichas, los desplazamientos y al entrenador. El reto es mantenernos. Con todo lo que le he dicho, este equipo es muy importante para todos en Herrera", subrayó.

El singular equipo del Herrera lo entrena Nico Pedraza, ya veterano entrenador en la regional aragonesa, aunque siempre moderno. Desde el punto de vista futbolístico, Pedraza sintetiza los argumentos con que van a intentar el milagro. "Entrenamos tres días en Zaragoza, en el campo del Giner. Si queremos conseguir el objetivo, habrá que darlo todo. Vamos a jugar contra históricos de la Tercera División, contra equipos representativos de municipios como Calatayud, La Almunia, Alcañiz, Alcorisa o Utrillas. Qué decir del Andorra, que llegó a jugar en sus tiempos de gloria en Segunda División B... Nosotros seremos como Astérix contra los romanos. Deportivamente no está sencillo, pero con la pasión con que se vive el fútbol en Herrera, igual en el equipo que en el pueblo, lo conseguiremos", apuntó.

No obstante, marcadores al margen, Nico Pedraza enfatizó lo esencial, un equipo de fútbol como elemento aglutinador de un pueblo. "Ya llevo un tiempo entrenando. Comencé en un colegio (Dominicos), pasé por clubes de fútbol base, por equipos de la regional, el año pasado estaba en el Hernán Cortés de Liga Nacional Juvenil. El Herrera es distinto. Estamos a 64 kilómetros de Zaragoza. Entrenamos en Zaragoza y cada 15 días vamos a Herrera. Por carretera, hasta el cruce de Muel, Mezalocha, Villanueva de Huerva, Aguilón y Herrera. Todo el mundo juega por amor al arte, por amor al fútbol. Y después de jugar, a merendar en Herrera. Se gane o se pierda... Ese es el secreto del Herrera", concluyó Pedraza.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión