Deportes

real zaragoza

El guerrero Luis Suárez

El delantero colombiano, ejemplo de lucha y entrega, confiesa sentirse más a gusto como ‘9’ y espera que el empate ante la Ponferradina "sirva como escarmiento".

Luis Suárez golpea el esférico en un entrenamiento en la Ciudad Deportiva.
Luis Suárez golpea el esférico en un entrenamiento en la Ciudad Deportiva.
Francisco Jiménez

Luis Suárez es un delantero con alma de guerrero. Incansable en el esfuerzo y llegando a ser incluso toda una molestia para los centrales rivales. Buena cuenta dieron de ello los zagueros del Nástic en el choque que les enfrentó al Real Zaragoza en pretemporada. El punta persiguió el esférico hasta lograr marcar tras un fallo de los defensas al intentar sacar el balón combinando.

El ariete fue el primer fichaje del Real Zaragoza para el presente curso y Víctor Fernández analizó al atacante de 21 años a comienzos de verano: "Ha metido 7 goles en Tarragona. Si hubiera metido 15, sería imposible que estuviera ahora en el Real Zaragoza y estaría en un equipo grande de Primera. Creemos que puede meter aquí el doble. Tiene potencial para ello, con un margen de mejora tremendo", aseveró sobre sus cifras goleadoras. También habló entonces el técnico del físico del punta cedido por el Watford: "Es muy fuerte, trabaja muy bien los espacios, va bien a la espalda de los defensas. Es insistente, competitivo, tiene una gran actitud. Es un guerrero ganador, siempre es una amenaza para los rivales".

Y el guerrero si por algo destaca es por su lucha y entrega. Así, consiguió meterse a la hinchada blanquilla en el bolsillo tras debutar en La Romareda ante el Tenerife, con sus continuos e insistentes esfuerzos en la presión. El ‘26’ zaragocista consiguió además estrenarse como goleador en la primera mitad del encuentro al aprovechar una contra lanzada por Soro. El cafetero, letal con espacios, no dejó escapar la oportunidad. En aquel encuentro, Suárez dio algunas muestras de su amplio arsenal de movimientos y diagonales. Desmarques que multiplica cuando ocupa la punta del ataque en lugar de la banda izquierda. El cafetero se encuentra más a gusto en esa demarcación y así lo expresó ayer en rueda de prensa: "Soy delantero y arriba me siento muchísimo más cómodo. Es mi hábitat. Cuando juego por la izquierda tengo un poco más de responsabilidad a la hora de defender que cuando juego de delantero".

El ariete sabe que el equipo y Víctor Fernández, que ya alineó la pasada campaña a otro delantero en la banda izquierda, en aquel caso a Álvaro Vázquez, le necesitan ocupando esa demarcación y el cafetero está dispuesto a llevar a cabo ese esfuerzo, como afirmó ayer: "Me siento más cómodo jugando de delantero como el otro día contra la Ponferradina, pero si me toca jugar otra vez en la izquierda no tengo problema en hacerlo". Además de sacrificado, Suárez es un futbolista autocrítico y que sabe que tiene cosas que mejorar. "Yo creo que en el partido pasado el equipo necesitaba que yo aguantara un poco más los balones. Podría mejorar esa situación de que cuando el equipo lo necesite, ser un ‘9’ de esos típicos que aguanta el balón, que saca faltas, que se las queda para que el equipo salga. Mi punto a mejorar en cada partido es ese", confesó.

Respecto al último encuentro del equipo ante la Ponferradina, Suárez apuntó: "El partido del domingo fue duro, complicado. Nos quitaron dos puntos que teníamos prácticamente en el bolsillo. Fue un sinsabor, pero a nivel individual estoy deseando que llegue el viernes para jugar de nuevo en nuestro estadio". El punta ya conoce de sobra la categoría tras marcar 7 goles la temporada pasada con el Nástic de Tarragona: "Ya sabemos cómo es la Segunda División de complicada. Cuando vas fuera y metes un gol hay que guardarlo como un tesoro. Al final la ‘Ponfe’ por estar en su campo nos apretó un poco más, pero nosotros teníamos que estar preparados para eso, sabíamos que iba a ser así. Al final nos empatan y tenemos que estar preparados. Que nos sirva como escarmiento para próximas salidas", señaló.

El delantero tuvo un debut de ensueño con gol ante su afición antes del descanso. Un día que seguramente guardará para el recuerdo: "Se me ponía la piel de gallina al haber tanta gente viéndonos jugar. Estoy enamorado de La Romareda y de nuestra afición", aseveró el colombiano. La afición y la importancia de conseguir victorias en casa es algo en lo que están incidiendo todos los jugadores que pasan por la sala de prensa de la Ciudad Deportiva. "En nuestro estadio tendremos que hacernos lo más fuerte posible y como dijo Guti, hay que hacer buenísimo el punto que sacamos el otro día. Hay que darle otra alegría a nuestra afición que es lo que queremos también", declaró Luis Suárez, que también aseguró que "la ciudad es estupenda y muy agradable" y añadió estar "encantado en el Real Zaragoza".

Etiquetas
Comentarios