Despliega el menú
Deportes

remo

El regreso triunfal de Esther Briz

La remera internacional Esther Briz vuelve tras su primer año en la Universidad de Stanford y conquista el oro nacional sub-23 y absoluto en los Nacionales de Bañolas.

La remera del Centro Natación Helios, Esther Briz, el pasado fin de semana en el Nacional de Bañolas
La remera del Centro Natación Helios, Esther Briz, el pasado fin de semana en el Nacional de Bañolas
Héctor Seijo

El jueves pasado, día 20, Esther Briz aterrizaba en España procedente de Estados Unidos. La campeona en remo, que inició en agosto de 2018 su experiencia como estudiante en la prestigiosa Universidad de Stanford, regresaba a casa, a Zaragoza, donde hizo una rápida parada para poner rumbo hacia Gerona. En la localidad de Bañolas se celebraban los Campeonatos de España de remo olímpico y Esther, en su primer contacto con el bote, se superó. La internacional, de 19 años, se bañó en oro y por partida doble: primero se apoderó del título sub-23 en skiff y después de la corona absoluta también en 1x. "Llevaba mucho tiempo sin preparar el skiff, la modalidad individual. Pero me salió bien. Estoy contenta porque todo el trabajo que he tenido con mi universidad también se ha reflejado aquí", indica la deportista del Centro Natación Helios, que está concentrada en Bañolas para preparar el Mundial sub-23, que se va a celebrar del 25 al 28 de julio en Sarasota, en la costa del golfo de Florida.

El dominio de la aragonesa en skiff es abrumador: desde 2014 no ha cedido la medalla de oro en Nacionales; en 2018 la obtuvo como juvenil, un logro al que se unió el bronce en dos sin timonel absoluto, junto a su compañera Carolina Crosta. En el lago de Bañolas, donde se dieron cita 1.142 deportistas de todas las categorías, Esther Briz no acusó el cansancio por el viaje y exhibió una superioridad abrumadora: primero, en la final sub-23, que ganó con un tiempo de 8:07.42, seguida de Victoria Cid (CN Amposta, 8:11.71) y de Aitzpea González (Santiagotarrak, 8:18.51). Cuatro horas después, volvía a subirse al bote para remar la final absoluta, en la que arrasó con un registro de 8:16.58, por delante de Izaskun Etxaniz (Itsasoko Ama, 8:30.93) y de Esmeralda Santos (CR Do Miño, 8:46.72). Una doble alegría que acompañó con el buen Nacional de su hermano Pablo, que lleva sin bajarse de la final A de skiff nueve años en las diferentes categorías por las que ha pasado (ha sido dos veces bronce), y que concluyó sexto en sub-23.

El 6 de agosto de 2017, Esther Briz hizo historia para el remo español en Trakai (Lituania), al conquistar el primer título mundial júnior femenino en skiff. Diez meses después, el 27 de mayo de 2018, la zaragozana se encumbró en Gravelines (Francia) para colgarse otro inmenso oro, como juvenil, en su primera cita continental. Sus éxitos traspasaron fronteras y llegaron a las más preciadas universidades norteamericanas, enamoradas de la joya del CN Helios. Fue la afamada Stanford, en el corazón de lo que se conoce como Silicon Valley, la que incorporó a su campus el trofeo más valioso para compaginar estudios –ha cursado el primer año de la carrera Management Sciences and Engineering– y el remo al más alto nivel gracias una beca.

Esther Briz conquistó su primer oro absoluto nacional. Plata fue Izaskun Etxaniz (Itsasoko Ama) y bronce Esmeralda Santos (CR Do Miño)
Esther Briz conquistó su primer oro absoluto nacional. Plata fue Izaskun Etxaniz (Itsasoko Ama) y bronce Esmeralda Santos (CR Do Miño)
www.joseluisbriz.com

"La experiencia está siento increíble, estoy muy contenta. He trabajado un montón, pero de forma muy satisfactoria. Y me quedo con que todo me ha salido bastante bien", explica Briz, que en marzo recibió el premio Mejor Deportista Femenina de 2018 otorgado por el Gobierno de Aragón, y en mayo fue reconocida con una Mención Honorífica del Consejo Superior de Deportes en los premios ‘Deportista en Edad Escolar 2018’. La campeona cuenta que el cambio "más difícil fue el horario de las comidas, pero una vez que te acostumbras no hay problema". Y lo que más le sorprendió en la "gran colaboración entre los estudiantes, especialmente con las personas que ya han hecho las asignaturas que yo estoy cursando y que se vuelcan en ayudarte". Una larga jornada que empieza a las cinco de la mañana y que compagina con los entrenamientos. "Sacrificio, disciplina y trabajo en equipo. Así se pueden alcanzar las metas que te marcas", valora la pupila de Alfonso Muniesa.

Podio sub-23. Esther Briz (CN Helios) se llevó el oro y compartió el podio con Victoria Cid (CN Amposta), plata, y Aitzpea González (SD Santiagotarrak)
Podio sub-23. Esther Briz (CN Helios) se llevó el oro y compartió el podio con Victoria Cid (CN Amposta), plata, y Aitzpea González (SD Santiagotarrak)
www.joseluisbriz.com

Con el equipo de Stanford también ha brillado este curso. Ganó la Head of the Charles en Boston, "muy importante a nivel internacional porque no solo van tripulaciones universitarias, sino también de todo el mundo"; y subió al primer cajón del podio en la San Diego Crew Classic como integrante del ocho scull. Además, en el Campeonato Nacional finalizó cuarta, a dos segundos del oro. "Ha sido duro estar lejos de mi familia, los amigos, mi ciudad, mi entrenador, el grupo de trabajo de Helios... Pero el reto es apasionante", concluye Briz.

Etiquetas
Comentarios