Deportes
Suscríbete por 1€

La gran oportunidad de Esther Briz

La heliófila, campeona mundial júnior, iniciará en verano una nueva etapa en la prestigiosa Universidad de Stanford, que le abre las puertas a crecer en el remo y los estudios.

Esther Briz, en el Open de Bañolas celebrado a mediados de marzo en Bañolas
Esther Briz, en el Open de Bañolas celebrado a mediados de marzo en Bañolas
www.joseluisbriz.com

El talento va acompañado de estudio y de esfuerzo. Así se plasma en la figura de Esther Briz Zamorano, que se ha hecho un hueco en la historia del deporte aragonés y nacional. Un conjunto de cualidades que le han llevado a construir un palmarés a toda velocidad; las que imprime a sus remos surcando las aguas para alcanzar el Olimpo. Como la gesta que firmó el año pasado, conquistando la primera corona mundial júnior femenina en scull individual para el remo español. Un mayúsculo éxito que engalanaba un currículum que ha traspasado fronteras y que ha llegado a las más preciadas universidades norteamericanas, enamoradas de la joya del Centro Natación Helios. Y ha sido la prestigiosa Stanford, en el corazón de lo que se conoce como Silicon Valley, la que ha incorporado a su campus el trofeo más valioso. "La verdad es que estoy muy emocionada, siento una alegría inmensa. Llevábamos esperando el ‘sí’ definitivo desde principios de año, y ya es real. Supone una responsabilidad enorme, pero es lo que quería. Es un paso adelante en mi vida, muy importante. Es la gran oportunidad para crecer deportivamente y en los estudios", expresa la internacional, que ha permanecido esta Semana Santa concentrada con el equipo nacional en Sevilla.

Un mensaje recibido en su correo electrónico en la madrugada del sábado aclaraba la espera. "¡Felicidades!", arranca la misiva enviada desde el departamento de admisión de la Universidad de Stanford, considerada la segunda mejor del mundo. "Todos los que revisaron tu solicitud se conmovieron por tu pasión, determinación, logros y corazón. Reconocemos y celebramos lo que has trabajado para lograr todas tus conquistas. Eres, simplemente, una fantástica elección para Stanford. Traerás algo original y extraordinario a nuestro campus, un lugar donde podrás aprender, crecer y prosperar", piropea la institución, que presume de 59 premios Nobel en sus 127 años de historia?.

Beca "difícil de rechazar"

Stanford, ubicada en Palo Alto, California, espera a Esther Briz este verano. El centro se puso en contacto con la brillante deportista hace un año, cuando le ofreció una beca que era "difícil de rechazar". “Les llamó la atención mi perfil. No solo en el plano académico, en el que se pide una nota de la media de ESO y Bachillerato, sino también por los resultados deportivos acumulados. Ellos buscan la esencia de la persona: no solo un palmarés sino hechos que marquen la diferencia", explica Esther, que el pasado 31 de enero cumplió 18 años.

No fue la única universidad de Estados Unidos que se interesó por la remera heliófila, "una mujer que rompe todas las barreras", como la ha definido su entrenador Alfonso Muniesa. Porque en 2017, la zaragozana superó todos los registros: a los oros nacionales en remoergómetro y fondo sumó en verano otras dos coronas –en doble scull y skiff juvenil–, ganadas con apenas un intervalo de 20 minutos. Pero la medalla de más peso la exhibió en Trakai (Lituania), conquistando el primer título mundial júnior femenino en scull individual. Una proeza magnífica: ninguna mujer había llegado a esta cota deportiva.

En febrero de 2017 se inició la cuenta atrás para la aplicada alumna del IES Miguel de Molinos –"me gustaría agradecer la deferencia que tienen hacia mí, permitiéndome adelantar exámenes y entendiendo el nuevo reto que se me presenta", recalca–, que seguía con su programa de competiciones. Inició el año en Ribadavia, Orense, en uno de los campeonatos que siempre tiene marcado en su calendario, el Nacional de remoergómetro y de larga distancia, donde atrapó un nuevo doblete que vino acompañado del récord nacional en la primera especialidad que estaba en su poder. El marzo volvió a subir al primer cajón del podio en skill en el Open de Primavera de Bañolas, selectivo para formar parte del equipo nacional, con el que ha permanecido hasta ayer en el Centro Especializado de Alto Rendimiento (CEAR) de Remo y Piragüismo en Sevilla para preparar el Europeo júnior en Gravelines (Francia), del 25 al 27 de mayo, título que falta en su hoja de servicios. Y en agosto tocará defender el primer puesto mundial y asegurar el billete a los Juegos Olímpicos de la Juventud en Buenos Aires en octubre.

Hasta que el pasado sábado llegó la confirmación definitiva de Stanford. "Todavía no he decidido qué carrera haré, si Ingeniería Aeroespacial o Management Science and Engineering (Gerencia de Ciencia e Ingeniería). Viviré desde agosto en un área donde se levantan las residencias de estudiantes, y entrenaré a un nivel alto para participar en todas las competiciones representando a la universidad", detalla Esther Briz, que confiesa sentir ya los nervios previos al gran momento que va vivir. "Soy consciente de que los próximos cinco años van a ser duros. Estar lejos de mi familia, los amigos, mi ciudad, mi entrenador, el grupo de trabajo de Helios, el instituto... Pero el reto es apasionante", afirma la joven, que coincidirá en Stanford con una de las grandes sensaciones de la liga universitaria de fútbol americano, el zaragozano José Joaquín ‘JJ’ Arcega, hijo de Joaquín Arcega y sobrino de Fernando y Pepe. "No lo conozco personalmente, pero está bien saber que hay otro zaragozano por allí", concluye la campeona.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión