Zaragoza
Suscríbete por 1€

El conflicto del bus vuelve una última vez al SAMA antes de que Avanza retire su oferta

Empresa y sindicatos retoman la negociación tres semanas después de romper el diálogo, pero la concesionaria avisa de que no añadirá nada más al convenio.

Reunión de Avanza y el comité de trabajadores del bus de Zaragoza en el SAMA
Imagen de una de las últimas reuniones entre Avanza y el comité de empresa en el SAMA
Guillermo Mestre

Avanza y el comité del bus se darán una última oportunidad en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA) antes de que la empresa retire su oferta, que incluye una subida fija del 8,5% y una cláusula de revisión del 12% que, unida al resto de pluses, supondría un incremento del 16%. Las partes volverán a verse mañana a las 8.30 a iniciativa de la concesionaria. Lo harán prácticamente tres semanas después de que rompiesen las negociaciones, un tiempo en el que el conflicto, que roza ya los 650 días, ha seguido dejando esperas de más de 30 minutos en las paradas.

La plantilla se expone a que Avanza retire las subidas previstas para 2021 y 2022 –del 1% y el 4%, respectivamente– ante las graves pérdidas que están suponiendo los paros parciales, de cerca de 600.000 euros al mes. Si esto ocurre, se pasaría a hablar únicamente de 2023, si bien la concesionaria ya amenazó con retirar su anterior oferta si el 31 de julio no se cerraba un preacuerdo.

El presidente del comité de empresa, José Manuel Montañés, insistió ayer en que si la empresa quiere negociar "se negociará" y que, si no, todo continuará como hasta ahora, ya que el calendario de paros llega hasta el 8 de enero. "Si quieren, podemos dejarlo solucionado en media hora", dijo.

Las conversaciones se retomarán donde finalizaron. En la última reunión, Avanza se mostró dispuesta a facilitar descansos en fin de semana completo al 50% si se firmaba el convenio, cumpliendo una de las principales reivindicaciones del comité. Tomando esto como punto de partida "solo faltaría por negociar el porcentaje de la cláusula de revisión", según Montañés. No obstante, la concesionaria ya ha dicho en multitud de ocasiones que había llegado al límite.

Su director, Guillermo Ríos, aseguró ayer que el momento de ir añadiendo cosas "ya acabó". "Toca cerrar. Ya no se va a incluir nada más en el texto. Si alguien cree que seguimos en una fase preliminar es un problema. Es imposible hablar más del tema después de 90 reuniones oficiales y conversaciones prácticamente a diario", manifestó.

Él mismo reconoció que la de mañana será "la última bala". La previsión era que la reunión se hubiese producido hoy, pero la primera fecha disponible en el SAMA era el día 1."Lo mejor para la ciudad y para ambos es que lleguemos a un acuerdo. Lo contrario será malo para todos", indicó.

Malestar por los controles

Los conductores también se refirieron a los graves atropellos ocurridos en los últimos 15 días y al incremento de los controles de velocidad a los autobuses urbanos anunciado por la concejala de Movilidad, Natalia Chueca. En la plantilla habría un enorme malestar, ya que ninguno se produjeron por una velocidad excesiva. "Ante semejante bodrio, tened mucho cuidado con la velocidad en todos los sitios. Nos quieren hacer pagar su incompetencia y nos van a querer multar. Si correr solo beneficia a la empresa es del género tonto que en plena lucha lo hagamos", escribió Sattra, sindicato que lidera el comité, en Facebook.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión