Zaragoza
Suscríbete por 1€

La Cátedra DPZ sobre Despoblación premia a once proyectos de su certamen 'Qué bello es vivir... en mi pueblo'

Este año se han recibido casi medio centenar de propuestas. Durante el acto se han galardonado a los autores de siete relatos y cuatro vídeos que defienden el medio rural y la vida en las localidades de la provincia.

Entrega de galardones del concurso de relatos y vídeos 'Qué bello es vivir... en mi pueblo'
Entrega de galardones del concurso de relatos y vídeos 'Qué bello es vivir... en mi pueblo'
DPZ

La Cátedra DPZ sobre Despoblación y Creatividad de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) y la Universidad de Zaragoza ha entregado este jueves once premios de la IV edición del concurso de relatos y vídeos 'Qué bello es vivir... en mi pueblo', un certamen cuyo objetivo es dar visibilidad a la vida en el medio rural.

El acto de entrega de los galardones se ha celebrado en el antiguo salón de plenos de la institución provincial, ha estado moderado por el periodista y escritor Miguel Mena y amenizado por el dúo Cool Jazz.

El certamen tiene dos modalidades, relato y vídeo, y está dirigido a niños y jóvenes entre 8 y 18 años, mayores de 65 años y personas con discapacidad intelectual. Además, la convocatoria estaba abierta a centros educativos, centros especiales de empleo, asociaciones para personas discapacitadas intelectualmente, residencias de ancianos, centros de día y asociaciones de mayores en la provincia de Zaragoza.

En esta edición se han presentado 46 proyectos, de los que se han premiado siete relatos y cuatro vídeos, ambientados en las localidades de Fuendejalón, San Mateo de Gállego, Ejea de los Caballeros, Torres de Berrellén, Herrera de los Navarros y Zaragoza. Todos los textos y audiovisuales muestran las posibilidades de los municipios a través de contenido creativo.

Por su parte, el director de la Cátedra DPZ sobre Despoblación y Creatividad, Vicente Pinilla, ha explicado que el objetivo de esta iniciativa interinstitucional pretende transmitir que vivir en un pueblo "no significa fracasar", sino que es una opción tan válida como cualquier otra.

La Cátedra DPZ pretende ser una contrapeso hacia una visión que resultaba muy predominante hace unas décadas, "parecía que la gente que se quedaba en los pueblos era porque no tenía otras alternativas", ha comentado Pinilla.

De manera que este certamen demuestra que hay gente, tanto jóvenes como más mayores, que están ilusionados y aprecian la vida en su pueblo y se da la oportunidad de expresarlo abiertamente a través de vídeos y relatos.

Pinilla ha opinado que las propuestas presentadas al concurso 'Qué bello es vivir... en mi pueblo' sacan a la luz "mucho cariño y mucha identificación con cada lugar, también razones para seguir allí". Asimismo, ha observado que propuestas como la Cátedra DPZ sobre Despoblación y Creatividad dan la oportunidad a niños y personas mayores de mantener los vínculos y la cohesión con sus territorios. En definitiva, "orgullo rural".

En la modalidad de relatos se han entregado siete premios divididos en cuatro categorías. Así, en la infantil -8 a 12 años- los proyectos galardonados han sido 'El mejor verano de mi vida', de Andrea Vidal Barcos, del CRA Las Viñas de Fuendejalón; y 'Disfruta donde estés', de Mario Martínez Cortés, del Colegio Sagrada Familia de la capital aragonesa.

Andrea Vidal Barcos, presente en la entrega de premios, ha relatado que su historia tiene como protagonistas a unos niños que pasan unos días del verano en casa de sus abuelos, en el pueblo, y al finalizar su estancia, quieren regresar otro verano porque descubren un montón de actividades que en la ciudad no pueden hacer. La galardonada, natural de Fuendejalón, ha subrayado la libertad que ofrece su pueblo para jugar con sus amigas, especialmente en verano.

En la categoría juvenil -13 a 18 años- se ha entregado el reconocimiento a María Serrano Melero, del Colegio Antonio Machado por 'Recuerdos futuros'; y Sara Bernad Rivas, del mismo centro educativo, por '¡Ojalá sea para siempre"'. Asimismo, Rosario Ruiz Ruiz, del Aula de Educación de Adultos de San Mateo de Gállego, ha recibido el galardón por 'Mi pueblo, el que elegí'.

'La casa del Sol' ha sido el proyecto distinguido entre las propuestas de personas con discapacidad intelectual, cuya autoría corresponde a la Asociación Disminuidos Psíquicos Cinco Villas de Ejea de los Caballeros; así como 'La vida en Cristalita', de Leticia Salvo Ibáñez, de la Asociación Utrillo de Zaragoza.

Tres de los autores de 'La casa del Sol', que han acudido a recoger su premio, han comentado que su relato aborda una conversación entre ellos y las verduras, ya que una de las actividades que realizan en el taller ocupacional al que asisten es el cuidado de verduras y hortalizas en un invernadero. Con respecto a qué les aporta vivir en el pueblo, Ejea de los Caballeros, han coincidido en que les permite estar más cerca de sus familias.

Por otro lado, las iniciativas audiovisuales que han sido merecedores de galardón son cuatro. En el rango infantil-juvenil -8 a 18 años-, 'Mysterious Photos', del CEIP Montes del Castellar de Torres de Berrellén; y 'Qué bello es vivir en mi pueblo... Herrera de los Navarros', del CEIP San Jorge de Herrera de los Navarros.

De igual forma, entre las propuestas de personas con discapacidad intelectual han destacado 'Planeta pueblo', de la Asociación Utrillo de Zaragoza; y 'Lo mejor, la gente', de la Asociación Amibil de Calatayud.

Los ganadores de cada modalidad han recibido un trofeo artístico y 300 euros para gastar en biblioteca, material docente y lúdico. También se han concedido varias menciones especiales, premiadas con un trofeo y 125 euros en gasto en biblioteca y material docente.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión