Zaragoza
Suscríbete por 1€

Movilidad

El comité del bus estudia ya endurecer los paros ante el “bloqueo” de la negociación

Los sindicatos mayoritarios, Sattra y el CUT, apoyarán ampliar la huelga en el comité ordinario del próximo día 20.

Varios usuarios esperan al autobús, ayer en una de las paradas del Actur
Varios usuarios esperan al autobús, ayer en una de las paradas del Actur
Heraldo

La huelga del bus complicó ayer el Día del Pilar con esperas de más de 15 minutos en las paradas. Pese a los servicios mínimos, del 68%, cientos de oferentes se vieron obligados a salir antes de casa y esperar pacientes para ir y volver del centro. Para muchos fue la gota que colmó el vaso, pero el conflicto, que roza ya los 600 días, parece lejos de terminar. Los sindicatos se concentrarán hoy frente a la Dirección General de Trabajo ante el bloqueo de la negociación y estudian más paros. El comité se reunirá en pleno ordinario el próximo día 20, momento en que pondrá sobre la mesa esta posibilidad. Tanto Sattra como el Colectivo Unitario de Trabajadores (CUT) –sindicatos que ostentan la mayoría– apoyarán un recrudecimiento de la huelga, opción que será sometida a referéndum.

Entre tanto, el hartazgo de los ciudadanos va en aumento. "Entiendo a los trabajadores. Tienen derecho, pero hoy no era el día más indicado", aseguraban Mari Carmen García, Lorena Gascón y Ana Verón, que esperaban al 23 pasadas las 8.00 en la parada de Gómez de Avellaneda con Rosalía de Castro, en el Actur, para ir a la plaza de Aragón.

Todo aquel que se acercaba hasta la marquesina dirigía directamente su mirada al panel, en el que no aparecían los horarios de paso. Hasta las 8.30 no hubo mayores problemas, pero, pasada esa hora, la aplicación para móviles empezó a mostrar el temido ‘sin estimación’. El 23, que hasta entonces iba cada cinco minutos, dilató sus tiempos por encima de los 14, mientras que el 50 marcaba unos desalentadores 27 y 87 minutos.

"Estoy saturadísima. Tengo que coger ocho autobuses al día y en seis me pilla la huelga. Lo de hoy me parece muy fuerte, he mirado la aplicación y, al que menos, le faltaban 10 minutos para llegar. Al ser el Día del Pilar vamos todos ‘happy’ y sin prisas, pero cuando vas a trabajar… Ya cansa", reconocía Aránzazu Cáceres.

La espera permitió a los viajeros, vestidos con traje regional, repasar anécdotas de las fiestas o sentarse y coger fuerzas para el resto de la jornada. "La huelga se está alargando en exceso. Está perjudicando mucho a la gente, simplemente es una vergüenza", comentaban José Luis Belloc y su familia, que se dirigían a la calle de Canfranc. Para ellos, "es ya una cuestión de moralidad". "Quizá lo que quieren es ser millonarios, van a fastidiar. Ayer nos pasó igual, salimos de la iglesia del Carmen y tuvimos que esperar al 23 unos 17 minutos", decían.

Otros, como Isabel Pérez y Alfredo Lavilla, fueron especialmente madrugadores. A las 8.20 ya habían pasado por la Ofrenda y vuelto al Actur para coger el 23 e ir a San José. "Entendemos que hoy es cuando más fuerza pueden hacer, pero hay días y días", señalaba él. En similares términos se pronunciaba Rosita Sánchez, también "harta" de tanta huelga. "Para los conductores está bien, pero para los usuarios… Lo veo muy mal", apuntaba.

Las fórmulas sobre la mesa

El presidente del comité de empresa, José Manuel Montañés (Sattra), quiso recalcar que los horarios de los paros no estaban pensados para generar afecciones en una jornada como la de ayer. "Creo recordar que desde 2013 no había paros el Día del Pilar", expuso. Y respecto a la posibilidad de endurecer la huelga, fue claro: "Si no hay más movimientos apostamos por más paros. Fórmulas hay muchas, pero habrá que llegar a un acuerdo con el resto de sindicatos. Nosotros nos decantamos por ampliar las tres franjas existentes", expuso.

También en estos términos se pronunció Javier Anadón, asesor del CUT. "Hasta ahora, la huelga ha afectado poco a la población, pero también a la empresa. Para el convenio anterior, los paros fueron de cuatro horas diarias con unos servicios mínimos del 33%", recordó, al tiempo que acusó a la Dirección General de Trabajo de no querer implicarse en la resolución del conflicto y descartó volver al SAMA "salvo que haya otra propuesta" al margen de la subida fija del 8,5% y la cláusula de revisión del 12% que rechazaron en septiembre.

Otros sindicatos, como CC.OO., no tienen todavía una postura definida sobre los nuevos paros. "Tendremos que valorarlo. Lo que está claro es que Avanza está subestimando a la plantilla y tratando de dividir al comité, pero se equivoca y mucho. El seguimiento de los paros, de en torno al 90%, sigue siendo impresionante. Que no espere que la gente recule porque no lo va a hacer", subrayó su responsable, Raúl Cabeza.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión