Zaragoza
Suscríbete por 1€

zaragoza

Los usuarios del bus urbano de Zaragoza están "hartos" de la huelga y exigen una solución inmediata

Asociaciones de vecinos, de consumidores y de padres alertan del daño de los paros este mes. Asociaciones de vecinos, de consumidores y de padres alertan del daño de los paros este mes.

Usuarios del servicio de transportes urbano durante uno de los días de huelga del pasado mes de agosto
Usuarios del servicio de transportes urbano durante uno de los días de huelga del pasado mes de agosto
Guillermo Mestre

La paciencia ya no da más de sí. Después de 562 días de conflicto y largas esperas en las marquesinas durante los tramos horarios de huelga, el conflicto es insoportable y los colectivos ciudadanos exigen soluciones ante la decisión de los trabajadores de recrudecer los paros justo con la vuelta de la actividad de los ciudadanos y el inicio del curso escolar. "Se está abocando a los usuarios a una situación límite", dice el presidente de la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ), Manuel Arnal, ante el bloqueo que vive el conflicto.

Las asociaciones vecinales, de consumidores y de padres de la ciudad enfocan el problema con diferentes ópticas, pero con un único punto en común. Tras el fracaso de la negociación del jueves pasado y a la espera de que los paros pasen el lunes a ser diarios, todos coinciden que esta huelga debe solucionarse ya, que no caben demoras. "Yo los metería en una habitación cerrada y hasta que no hubiera acuerdo no salían", dice Constancio Navarro, de la Unión Vecinal Césaraugusta.

Constancio Navarro, Unión Vecinal CésarAugusta: "Yo los metería en una habitación cerrada y hasta que no hubiera acuerdo no salían"

Han sido 81 reuniones, 31 de ellas en el SAMA, durante 562 días de conflicto. En total, los autobuses han dejado de recorrer 600.000 kilómetros, con afecciones en 466 horas de servicio y se han descontado 33.000 horas de salario a los trabajadores. Pese a que los conductores tienen unas condiciones mejores que los trabajadores de otras contratas, es el sexto periodo de huelga en 10 años, algo que no ocurre en ninguna otra concesión y no es fácil encontrar casos similares en España. Con Zaragoza en puertas a sacar de nuevo la concesión a concurso (la contrata expira en agosto de 2023), ya es la huelga más larga de la historia de la ciudad.

Manuel Arnal, Federación de Barrios: ""Hay que llamar a la responsabilidad y a la cordura. Se está abocando a los usuarios a una situación límite"

Arnal evita posicionarse sobre quién tiene la razón en este conflicto, pero considera que es "incomprensible" que se haya dilatado tanto en el tiempo. "Nos tienen a los usuarios como rehenes y eso no puede ser", declara el presidente de la FABZ. Hace un llamamiento a la "responsabilidad" y a la "cordura".

Daño a las líneas más largas

Según Arnal, las líneas que más están sufriendo esta huelga son precisamente las más largas. Por ejemplo la 23, que contecta Parque Venecia y el Actur, la 42, que va de su barrio, La Paz, hasta el Hospital Miguel Servet, o la 39, que va hasta Vadorrey. Santa Isabel, Miralbueno o el Rabal son algunas de las zonas más dependientes del bus, por no tener enlace con el tranvía, y que más problemas asumen por esta huelga.

Constancio Navarro es muy crítico. "Los ciudadanos estamos hartos de la huelga del bus urbano. No conozco una empresa que lleve una década de huelgas continuas", afirma. Es más, sostiene que los sindicatos están optando por paros "salvajes". "Reclamamos cordura, sensatez y capacidad de negociación. Una negociación es ceder para llegar a un punto en común", declara.

Esa sensatez debe darse el próximo martes, en la reunión que van a celebrar la empresa y el comité en el Servicio de Mediación y Arbitraje (SAMA). De momento, las partes no aceptan la última propuesta de cierre de convenio que ha hecho el órgano mediador, que plantea subidas salariales del 8,5% en tres años más una cláusula de revisión salarial de un 12% para corregir hasta ese porcentaje las pérdidas de poder adquisitivo que se puedan producir.

Concepción Ibáñez, Fecapararagón: "Supone un inconveniente importante en el que las familias en este caso tendremos que buscar un plan B que posibilite llegar a tiempo al colegio"

Constancio Navarro pide "transparencia" a la empresa y los trabajadores para saber "a qué está jugando cada uno" en una negociación en la que está en juego el derecho a una movilidad digna. "No puede ser que la gente tenga que estar esperando media hora a cuarenta grados", dice.

José Ángel Oliván, de la Unión de Consumidores de Aragón (UCA), es muy crítico con la empresa, dado que considera que no se pueden considerar la huelga como "una causa de fuerza mayor" para no dar un buen servicio. Por eso, reclama al Ayuntamiento que actúe contra la compañía, dado que sus problemas laborales "no deben repercutir" en los ciudadanos. Defiende incluso el rescate de la concesión, dado que es la herramienta que tiene la administración en estos casos.

Con las Fiestas del Pilar a la vuelta de la esquina, la huelga pasara a ser diaria con el inicio del curso escolar (el 8 comienza la educación primaria y secundaria, el 12 la FP y el 15 la universitaria). "En etapas superiores como bachillerato es posible que haya más afección. La primera hora de la huelga y la de mediodía pueden suponer retrasos importantes", dicen desde Fapar.

José Ángel Oliván, UCA: "La huelga no es una causa de fuerza mayor para justificar los problemas del servicio. El Ayuntamiento debería suspender la concesión"

Para Fecaparagón, que representa a la educación concertada, la huelga es "un inconveniente en el que las familias en este caso tendremos que buscar un plan B para llegar a tiempo al colegio", según Concepción Ibáñez, su presidenta. "Eso va a suponer utilizar el coche, lo que conlleva un gasto añadido o levantarse antes para ir andando. Esperemos se resuelva lo antes posible, porque el uso del transporte público hace que se utilice menos el coche".

Cronología de un conflicto

  • Diciembre de 2019. El convenio colectivo caduca y el comité y la empresa empiezan a negociar.
  • 13 de febrero de 2021. Tras no lograr un acuerdo en las 29 reuniones en la empresa, las partes se citan en el Servicio de Mediación y Arbitraje (SAMA).
  • 18 de febrero de 2021. Primer referéndum sobre los paros. El 57% de los trabajadores que acuden a las urnas los apoyan.
  • 20 de febrero de 2021. Comienza la huelga del bus. Se desarrollaba en los fines de semana y acabó el 14 de marzo.
  • 17 de abril de 2021. Los trabajadores retoman los paros, que continúan hasta mayo.
  • 8 de junio de 2021. Tercera convocatoria de huelga. Se prolongó hasta el 1 de julio.
  • 2 de septiembre de 2021. Vuelven los paros del bus, esta vez los jueves y los sábados de septiembre. Hay días en los que la huelga coincide con la del tranvía.
  • 4 de octubre de 2021. Coincidiendo con los actos programados para los días del Pilar, los trabajadores inician otras dos semanas de huelga. Es la quinta convocatoria en 2021.
  • 8 de noviembre de 2021. Pese a los acercamientos que se produjeron tras el Pilar, vuelve la huelga hasta el 12 de noviembre. Los paros se retoman el 22 de noviembre. Hay acercamientos y el 4 de diciembre se suspende la huelga. Pero el 17 de diciembre se produce una nueva ruptura.
  • 20 de diciembre de 2021. Los trabajadores del bus retoman los paros hasta el día de Navidad.
  • 1 de enero de 2022. Los trabajadores inician paros indefinidos ante el bloqueo de la negociación.
  • 9 de febrero de 2022. Una sentencia invalida la elección del comité de Avanza. La huelga decae. Se repiten las elecciones y el CUT, el sindicato más reacio al acuerdo, pasa a ser la tercera fuerza, después de Sattra y CC. OO.
  • 18 de abril de 2022. Tras la elección del nuevo comité, vuelven los paros del bus con horarios variables, lo que aumenta su incidencia. Se producen en semanas alternas hasta el 30 de junio. La empresa mejora su oferta, pero el comité la sigue rechazando. En junio vuelve a plantear otra mejora. La última semana de junio se desconvocan los paros. Pero la negociación vuelve a fracasar.
  • 12 de julio de 2022. Tras un referéndum del día 7, vuelven los paros tres días a la semana hasta el 1 de septiembre. A partir del 5 la huelga pasará a ser diaria. En el mes de julio hay una intensa negociación y parece que va a haber acuerdo, pero al final se rompen las conversaciones el día 29.
  • 30 de agosto. Empresa y comité se vuelven a reunir en SAMA sin éxito. Hay otro encuentro el día 1, en el que los mediadores lanzan una propuesta de acuerdo, que no convence ni a Avanza ni a los trabajadores. Mañana vuelve la huelga y el martes hay SAMA.
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión