Zaragoza
Suscríbete por 1€

el monte en llamas

El incendio del Moncayo queda estabilizado y la mayoría de los realojados vuelven por fin a sus casas

Los más de 350 efectivos logran contener las llamas que amenazaban al Parque Natural. El operativo mantiene la cautela ante posibles reactivaciones.

El regreso a casa de los vecinos evacuados por el incendio del Moncayo.
El regreso a casa de los vecinos evacuados por el incendio del Moncayo.
José Miguel Marco

El incendio del Moncayo ha quedado este lunes estabilizado tras arrasar 6.000 hectáreas de monte y cultivos y amenazar al Parque Natural. Tras días de tensión e incertidumbre, la evolución favorable de las llamas, que han afectado a un perímetro de 50 kilómetros, permitió realojar a la mayor parte de los 1.500 vecinos evacuados de Vera de Moncayo, Alcalá, Ambel, Bulbuente, Trasmoz, Talamantes, El Buste, Añón -a excepción de dos edificaciones en la entrada del pueblo desde Alcalá de Moncayo- y la urbanización Cumbres del Moncayo. 

Se mantiene desalojada la pedanía del Santuario de Misericordia (Borja), cuyos vecinos estaban a la espera de que se restablecieran los servicios. Este mares podrían volver a sus casas, según han informado este martes fuentes del Gobierno de Aragón, que han anunciado la retirada de la UME y la previsión de que el incendio quede controlado en las próximas horas.  

Los vecinos de Ambel, Bulbuente, Trasmoz, TalamantesVera de MoncayoAlcalá de Moncayo (además de los de la urbanización Cumbres del Moncayo) y El Buste pudieron regresar a sus domicilios a primera hora de la tarde, según informó el Ejecutivo aragonés. Al cierre de esta edición, la DGA autorizó también el regreso a sus casas de los vecinos de Añón de Moncayo, a excepción de dos edificaciones en la entrada del pueblo desde Alcalá de Moncayo.

Cerca de 250 personas trabajan para estabilizar el incendio que sigue activo en tres frentes. A lo largo de este lunes retornarán a sus casas parte de los evacuados; la N-122 ya se ha reabierto al tráfico.

Las llamas este lunes siguieron en tres frentes: Ambel, la Muela de Borja y las proximidades del Parque Natural. Este último avance era el que más preocupaba a los responsables del operativo de extinción el domingo. Pero pasada la noche, parece que las condiciones mejoraron y el Parque quedó "controlado". Sí preocupa más el foco de la Muela de Borja, que se muestra "más activo". "Las condiciones del clima son favorables. Hay viento, pero no superará los 30 km/h, por lo que no afectará en gran medida al incendio. Está previsto un cambio en la dirección del tiempo a lo largo de la tarde", recalcó Bayona. En cosecuencia, ante esta evolución favorable, el Gobierno de Aragón bajó del nivel 2 al nivel 1 de Protección Civil del Plan Especial de Protección Civil de Emergencias por Incendios Forestales en Aragón (Procionfo).

Carreteras abiertas

Este lunes se reabrieron también las carreteras cortadas, incluida la N-122 entre Borja y Tarazona. No obstante, el riesgo de que el fuego se reprodujese obligó a mantener un amplísimo dispositivo compuesto por más de 350 efectivos, con medios del Ministerio para la Transición Ecológica y comunidades como Navarra, Castilla la Mancha o La Rioja que pudieron retirarse por la tarde.

El propio director general de Medio Natural y Gestión Forestal, Diego Bayona, recalcó que el incendio está "estabilizado, pero no controlado". El operativo no teme actualmente por el Parque Natural, aunque el pasado domingo sí hubo "una preocupación real".

El intenso trabajo realizado durante toda la madrugada del domingo, unido a unas favorables condiciones meteorológicas, permitió contener el avance de las llamas. Esto hizo que las tareas se concentrasen en la muela de Borja, donde se sitúa la cabeza del incendio. Se trata de una zona que, pese a carecer una masa forestal importante, tenía varios focos activos.

Mientras tanto, los bomberos de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) continuaron supervisando los cascos urbanos de las localidades afectadas por las llamas para evitar reproducciones y atender a los vecinos.

Mapa de la zona afectada por el incendio del Moncayo.
Mapa de la zona afectada por el incendio del Moncayo.
H. A.

Un único foco de incendio

La estabilización del incendio, uno de los más virulentos de los últimos diez años, hizo que la DGA rebajase del nivel 2 al 1 el Plan Especial de Protección Civil, aunque se trabaja "con todas las cautelas", ya que un cambio en la dirección del viento podría complicar las labores de extinción. El presidente de Aragón, Javier Lambán, habló en un principio de 8.000 hectáreas calcinadas, cifra que este lunes se vio finalmente reducida a 6.000 debido, precisamente, a las rachas cambiantes, que han respetado zonas del perímetro afectado.

En cuanto a las causas, Bayona insistió en que "todavía se están investigando" por parte de los agentes de protección de la naturaleza y el Seprona. "No tenemos aún información, pero lo que sí parece es que hubo un único foco de inicio", aseveró.

El fuego se dio por estabilizado en torno a las 13.15, y durante la tarde se trabajó en unas condiciones "óptimas". También se restableció el suministro eléctrico de todas las localidades evacuadas, siendo las últimas en recuperarlo El Buste y Añón. Según explicaron fuentes de Endesa, tras revisar la red "ha habido elementos dañados que han podido ser sustituidos y otros que han sido canalizados por líneas alternativas".

En las últimas horas, según precisó la directora general de Interior y Protección Civil, Carmen Sánchez, también se ha trabajado para arreglar los problemas de cobertura y de agua de boca. Ella misma confirmó que el fuego ha afectado "a algunas viviendas, naves y negocios", aunque el verdadero balance llegará ahora, una vez con los vecinos en sus casas.

La noticia más esperada, recibida entre aplausos, llegó a las 13.45, cuando se autorizó el realojo de las primeras localidades. No obstante, para dar servicio a los vecinos de Añón y el santuario de la Misericordia, que a primera hora de la tarde aún no habían podido regresar, Cruz Roja decidió mantener el albergue provisional instalado en Borja.

El Gobierno de Aragón advierte de que el fuego "no está controlado" y pide "prudencia". Están reabiertas al tráfico todas las vías que estaban afectadas.

Las próximas horas serán cruciales, ya que, aunque por lo general las rachas de viento no superaron ayer los 30 kilómetros por hora, este martes podrían ser más fuertes.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión