Zaragoza
Suscríbete por 1€

Zaragoza

Zaragoza bajará el tipo del IBI al mínimo y lanza el cheque familia para las rentas más bajas 

Los padres que no superen un determinado nivel de renta podrán acceder a una ayuda de 350 a 700 euros para financiar una escuela infantil privada. Azcón dice que su último año de mandato será "el de La Romareda".
Nuevo cheque familia en Zaragoza: requisitos y cómo solicitarlo

Jorge Azcón y Sara Fernández, este martes en el Ayuntamiento de Zaragoza.
Jorge Azcón y Sara Fernández, este martes en el Ayuntamiento de Zaragoza.
Oliver Duch

A un día de que se cumplan los tres años de la investidura del alcalde, Jorge Azcón, el gobierno PP-Cs del Ayuntamiento de Zaragoza ha puesto en marcha toda su maquinaria electoral. Con las municipales de 2023 cada vez más cerca, el bipartito ha anunciado que el próximo año el tipo del IBI estará en su mínimo legal. Pero, además, ha lanzado un guiño a las familias con rentas bajas  al confirmar que la próxima semana se aprobarán las bases del llamado ‘cheque familia’, con el que el Ayuntamiento repartirá ayudas directas de hasta 700 euros para facilitar el acceso a las escuelas infantiles.

El tradicional balance anual que hacen Azcón y la vicealcaldesa, Sara Fernández, ha combinado esta vez la autorreivindicación y los anuncios en clave inequívocamente electoral. Han hecho hincapié en la “moderación” del bipartito, que ha gestionado “sin sobresaltos” ni “polémicas estériles” a diferencia de los 16 años de gobiernos "socialistas y populistas". Han subrayado sus políticas de contención fiscal y de reducción de la deuda (164 millones menos), que según su opinión han podido acompañar de un aumento del gasto social y de la inversión. 

Como gran reto pendiente, el alcalde ha señalado la construcción de un nuevo campo de fútbol. "Este va a ser el año de La Romareda. Vamos a culminar otro de los proyectos del que se lleva hablando décadas", ha dicho. Ha señalado que el proceso de escucha que acaba de concluir va a incluir unas concusiones "indubitadas" y ha anunciado que "algunas de las incógnitas que se deben despejar se van a despejar". No ha dicho nada de las negociaciones con el Gobierno de Aragón y otras administraciones para cerrar un modelo de financiación. Ni siquiera si existen.

Respecto a la política fiscal, el anuncio de la rebaja del tipo del IBI al mínimo legal era más o menos previsible. En los últimos años el Ayuntamiento ha ido reduciendo el tipo para compensar la subida que experimentaba el impuesto por el efecto del aumento de los valores catastrales. En la actualidad, el tipo impositivo está en el 0,4047, por lo que reducirlo al 0,4% (el mínimo fijado por la ley) supone una bajada de apenas un 1,1%. Está por ver el efecto en el recibo, dado que las bajadas del tipo en los últimos años no han logrado compensar en general la subida del impuesto, cuya recaudación ha aumentado. Aunque la disminución al mínimo del tipo impositivo tiene un valor simbólico y político, su efecto, en cualquier caso, será limitado.

El segundo anuncio del alcalde ha sido el 'cheque familia'. Figuraba en su programa electoral y lo ha anunciado en varias ocasiones, pero hasta ahora no se conocían las condiciones. El presupuesto es de 1,3 millones de euros y en su primera edición en su primera edición se dirigirá a familias con niños y niñas nacidos en 2021. De forma progresiva se extenderá hasta los tres primeros años de vida. El objetivo es ayudar a costear los gastos de guardería a las familias no tienen acceso a la oferta de plazas públicas.

Las ayudas económicas permitirán sufragar el coste del servicio correspondiente al primer semestre del año 2022, es decir, del 1 de enero al 30 de junio. La cuantía concedida podrá ser de 350, 500 ó 700 euros, en función de la renta familiar, lo que representa entre el 18% y el 35% del coste medio de los centros infantiles de pago. El alcalde ha anunciado que se ha creado una página web en la que se dará toda la información. “Zaragoza es referente en políticas sociales”, ha dicho Azcón.

El regidor y Sara Fernández han repasado los diferentes aspectos de su gestión. No solo el presupuesto de 100 millones para políticas sociales, sino también la lucha contra la violencia de género o en defensa de los colectivos LGTBI+, aspectos que al principio del mandato estaban en duda por el acuerdo de investidura con Vox.

Jorge Azcón y Sara Fernández, con otros responsables del gobierno municipal.
Jorge Azcón y Sara Fernández, con otros responsables del gobierno municipal.
Oliver Duch

La atracción de empresas, con los casos de Saltoki, Becton Dickinson y el hospital privado de Quirón, ha sido uno de los aspectos más mecionados por los máximos responsables del gobierno, así como la renovación de la flota de Avanza con autobuses eléctricos, las mejoras en el parque Grande, Zaragoza Florece, la recuperación de la UAPO de la Policía Local o las ayudas a la rehabilitación (22 millones de euros para 4.600 viviendas).

Han anunciado que la prolongación de Tenor Fleta estará este mes y que se van a poner en marcha inversiones tan importantes como las piscinas de La Almozara, la plaza de Salamero, la escuela infantil de Parque Venecia o el plan de Pignatelli-Zamoray. “A los grupos de la izquierda les gustan las ‘fake news’ de que no nos ocupamos de los barrios, pero hemos invertido más de 10 millones en la operación calles, con la reforma de la avenida de Navarra, o en la avenida de Cataluña”, ha dicho Sara Fernández. El proyecto Volveremos de ayuda al comercio ha sido otra de las iniciativas con las que el gobierno PP-Cs ha sacado pecho. También con las políticas medioambientales, que han hecho que Zaragoza sea seleccionada para ser ciudad climáticamente neutra en 2030. En los próximos días se anunciará, ha dicho el alcalde, un proyecto de comunidades energéticas.

Pero más allá de anuncios y balances, el bipartito ha dado al acto una clave más política. Este es “un proyecto de largo recorrido”, como ha dicho el alcalde, dando a entender que si los números dieran las dos fuerzas políticas volverían a pactar. “La coalición goza de muy buena salud”, ha destacado la vicealcaldesa. Vox, como tercero en discordia, no ha salido ni una sola vez en el balance de tres años, ni siquiera en los agradecimientos. La estabilidad y la moderación han guiado todo el discurso de Azcón y Fernández. El alcalde ha dicho que tiene “una espina clavada” por la falta de ayudas de otras administraciones a Zaragoza en materia de financiación, tanto en la plusvalía como en la movilidad. Eso sí, no ha dado pistas de si repetirá como candidato a la alcaldía o si aspirará a la DGA.

Aunque el alcalde ha dicho que “con este gobierno no se anuncian los proyectos, se hacen”, ha soslayado las promesas que ha hecho este gobierno y que están por ver (Giesa, rehabilitación del Huerva, o las viviendas de alquiler para jóvenes). Y ha puesto el acento en viejos proyectos municipales que después de años de espera han salido adelante en este mandato, como Pontoneros o Tenor Fleta. Esta última infraestructura se estrenará a finales de mes, han avanzado Fernández y Azcón. Todo para evidenciar que, en su opinión, de cara a las elecciones no hay alternativa a la coalición actual.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión