Zaragoza
Suscríbete por 1€

manifestaciones

Concentración por la salud mental en Zaragoza: "Lo que reclamamos no es una locura, es una cuestión de justicia"

En torno a 200 personas han acudido este jueves a la concentración organizada por diversas asociaciones y colectivos de Aragón para reivindicar el derecho universal a la Salud Mental.

‘La salud mental es un derecho, no un lujo’. Este es el lema de bajo el que se han dado cita en torno a 200 personas este sábado en la plaza de España de la capital aragonesa para reivindicar el derecho universal a la Salud Mental de toda la ciudanía.

Una cita organizada por entidades aragonesas entre las que se encontraban las asociaciones de Alcohólicos Rehabilitados de Zaragoza, de Pacientes de Trastorno de Conducta Alimentaria (TCA), de Familiares de Adolescentes con Trastorno Alimentario y/o conducta, la de Trastornos Obsesivos Compulsivos de Aragón (TOC), aquella dedicada a la prevención del suicidio y las conductas autolesivas (LIANA), La Barandilla, el Grupo de Apoyo Mutuo (GAM) de familiares que han perdido a un ser querido por suicidio, más conocido como Paso a Paso Aragón, TCA Aragón, Teléfono de la Esperanza y Familiares de Pacientes con Trastorno Limite de Personalidad (TLP).

Asociaciones y colectivos que representan a personas son realidades muy distintas, pero con algo en común: necesitan más recursos para sobrellevar unas cargas algunas veces desconocidas, otras invisibles y, a menudo, incomprendidas. "Estamos aquí porque queremos que se haga efectivo nuestro derecho universal a la Salud Mental, para subrayar la imperiosa y urgente necesidad de que se priorice la inversión en recursos para la prevención, la detección precoz, la intervención temprana y una asistencia de calidad en salud mental, tanto a nivel individual como familiar", aseguraba Alberto Hernández, presidente del Teléfono de la Esperanza.

Tras leer un manifiesto en el que han recordado que el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas establece que no hay salud sin Salud Mental -según la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta será la principal causa de discapacidad en 2030-, han recordado que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) publicó un informe en 2016 en el que se afirmaba que, ya por aquel entonces, en España, una de cada seis personas presentaba un problema de salud mental. "Hoy, 5 años después, esta ratio ha crecido y ya asciende a 1 por cada 4. Esto no es algo que les pase a los demás o a unos pocos. Es algo que nos sucede o nos va a suceder a nosotros mismos, a nuestros familiares y amigos".

Han sido muchos los datos arrojados por la organización, algunos devastadores, 

como que entre el 10 y el 20% de los niños españoles presenta algún trastorno mental, mientras que tan solo una quinta parte recibe el tratamiento adecuado: "En torno a la mitad de los y las jóvenes de entre 15 y 29 años considera que ha tenido algún problema de salud mental, mientras que más de la mitad de las personas con trastorno mental que necesitan tratamiento no lo reciben".

Tampoco han faltado las referencias a otro problema de salud pública como es el suicidio, actualmente considerado el primer motivo de muerte no natural en nuestro país. "En España se suicidan una media de 10 personas cada día. En Aragón es una cada tres días", añade Hernández. Una realidad que se ha visto comprometida por la pandemia, la cual ha puesto a muchas personas contra las cuerdas: "El estrés ante la incertidumbre, el miedo a la enfermedad, la preocupación por los seres queridos, el aislamiento social y los problemas económicos no son inocuos: afectan a la salud mental de una parte de la población y agravan el estado de aquellas personas que ya presentaban problemas previos".

Listas de espera interminables

Una realidad que, como explican, ha puesto de manifiesto las carencias que, en sus palabras, veníamos arrastrando en el ámbito de la Salud Mental en nuestro país. "La media europea de psicólogos disponibles en la sanidad pública es de 18 por cada 100.000 habitantes. Suecia está en cabeza con 58 mientras que España cuenta solo con 6 y Aragón con 5 psicólogos, lo que hace que tengamos listas de espera de meses".

El suicidio no solo se ha convertido en la primera causa de muerte no natural entre jóvenes de 15 a 29 años, sino que, además, por cada uno hay 6 personas afectadas, supervivientes que podrían desarrollar un duelo patológico. "Pedimos un plan estatal de prevención del suicidio factible, con presupuesto suficiente, recursos y una mayor dotación de profesionales. Que aumenten radicalmente los equipos psicológicos en los centros de trabajo y estudios. Porque el suicidio se previene o se llora", afirma María Ángeles Molina, de Paso a paso. 

Letras y textos que sanan

"Lo que reclamamos no es una locura, es una cuestión de justicia", ha defendido Hernández, en la lectura del manifiesto. Entre sus reivindicaciones se encuentran que la salud mental comunitaria ocupe un lugar prioritario en las agendas políticas, la mejora del el apoyo y la atención para las personas afectadas por un trastorno mental, así como para sus familias, que se desestigmaticen los trastornos mentales y adicciones -el significado que socialmente se le da a la enfermedad mental revictimiza a quienes la viven y a su entorno- y que se escuche y se apoye a las asociaciones que trabajamos por la salud mental.

Durante la concentración no han faltado la música ni la poesía gracias al recital de María Dubón y a temas como ‘Canto a la libertad’, de Antonio Labordeta; ‘Color Esperanza’, de Diego Torres y ‘Lo difícil no es comer’, tema creado por el joven MC zaragozano de 22 años Juan Ruiz, más conocido como El Ambidiestro, el cual creó esta canción para las entidades TCA Aragón y APATAZ: "Habla de los trastornos alimenticios y de la enfermedad mental en general. Mi objetivo era tratar de concienciar a la ciudadanía".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión