Zaragoza
Suscríbete

SEMANA CULTURAL DEL PILAR 2021

Los floristas ante una Ofrenda de 20.000 participantes: "Podría haber sido un aforo mucho mayor"

Desde el sector señalan que, en comparación con un año normal, con hasta 300.000 oferentes, la facturación va a ser "muy ridícula".

Rubén Cebollero, presidente de la Asociación de Empresarios Floristas de Aragon, con un ramo de liliums.
Rubén Cebollero, presidente de la Asociación de Empresarios Floristas de Aragón, este lunes con un ramo de liliums.
R. C.

Antes de que llegara la pandemia del coronavirus, la Ofrenda de Flores -el acto multitudianario por excelencia de cada 12 de octubre en Zaragozano conocía límites año tras año. En 2019, hasta siete millones de flores, depositadas por cientos de miles de oferentes, confeccionaron el manto de la Virgen del Pilar. En 2020, a pesar de ser el primer año de las 'no fiestas del Pilar', más de 10.000 personas se acercaron a ver a la Patrona de la ciudad en una ofrenda improvisada (depositaron ramos en la fachada de la Basílica) calificada de "ejemplar". Y este 2021, tampoco hay fiestas pero Sanidad ha autorizado que 20.000 personas (13.500 en grupos y 6.500 de forma individual) puedan participar en una Ofrenda más corta

Para las floristerías, esta celebración les supone "un pequeño colchón", tal y como señala el presidente de la Asociación de Empresarios Floristas de Aragón, Rubén Cebollero. "Solemos vivir del día a día, pero este tipo de fechas ayudan a pagar facturas. De media se pueden vender flores por valor de entre 5.000-6.000 euros sin descontar los gastos", indica, al tiempo que habla de una sensación "agridulce". "Este año estamos más contentos, algo se va a hacer, pero en comparación con otros la facturación va a ser muy ridícula. En un año normal son 300.000 las personas que pasan por la Ofrenda y este es un 6%-7% con respecto a uno normal, por lo que la facturación cae en picado. Trabajar para la Virgen del Pilar nos hace muy felices, es una fecha alegre y diferente a todas las demás, aunque pensamos que podría haber sido un aforo mucho mayor. Es al aire libre, nadie se va a cruzar, entran por un lado y salen por otro... Otros aforos han cambiado mucho (como el de La Romareda)", destaca.

Un total de 70 empresas de floristas forman parte de la Asociación. Se trata, por lo general, de empresas pequeñas (la mayoría con dos empleados o como mucho tres) y familiares. En lo que llevamos de covid han sufrido "muchos golpes" y hasta una decena han echado la persiana en Zaragoza capital. "El sector está sobreviviendo. Cuando hay poco trabajo es un dinero que no entra en todas las familias. No obstante, en cuanto ha habido aperturismo la gente se ha comportado muy bien con el comercio de barrio; es lo que nos ha salvado un poquito. Al estar más tiempo en las casas, mucha gente se ha puesto más plantas", afirma Cebollero.

A ello hay que sumar que el precio de las flores está más caro y se vende menos. "Mucha flor es importada de Sudamérica, de Colombia, Ecuador... Ahí la pandemia está más agudizada y ha habido menos producción. Y lo que nos sube a nosotros no lo podemos trasladar a los clientes, sería una locura. De hecho, nadie hemos subido los precios", aclara el también dueño de Gálvez Floristas, que cuenta con encargos de cestas y escudos para esta Ofrenda de Flores del Pilar 2021.

Cestas de menor importe

Mientras, en Viveros Flores Aznar -en la que trabajan 90 personas- hasta la fecha les han encargado 25 cestas (en ramos no hay que hacer reservas ante la gran exposición que cuentan para coger y llevar en Villamayor de Gállego) cuando en un año sin virus tendrían ahora 90 confirmadas. "Y de menos importe. No es lo mismo pasar en un grupo de 150 o 200 personas que en uno de 20. Pero, es mejor esto que nada", advierte Ernesto Serrano Aznar, propietario de la compañía.

Para esta firma -muy diversificada (cuenta con jardinería, decoración, venta de semillas, producción de plantas, árboles ornamentales...)-, la Ofrenda representa el 15% de la facturación anual de la familia de la floristería. "En octubre el tema de la flor es muy importante: empezamos con el Pilar y lo acabamos con Todos los Santos. Este año la Ofrenda supone el 10% de ese 15%. Si no hay fiestas no hay flores. En el sector estamos muy preocupados porque no sabemos dónde estamos. No conocemos qué va a pasar, si la gente se va a llevar ramitos a su casa para ponérselos a la Virgen o si va a ir al día siguiente al Pilar. Además, hay poca flor en el mercado y está muy cara porque los fletes de avión valen un pastizal. Y tampoco nos podemos cargar de flores porque es un producto perecedero. Otro año tienes un porcentaje del anterior y sabes regularlo; este 2021 es todo una incógnita, no quieres hacer corto ni que te sobre", explica.

No obstante, el dueño de Viveros Flores Aznar advierte que la venta de plantas ha sido muy buena durante la pandemia. "El tema de la floristería está peor, ha bajado mucho. Y aunque se celebran bodas son pequeñas y con menos presupuesto", apunta.

En cambio, José Luis Ortega, al frente de La Florería Zaragoza y con tres empleados, afirma que no se puede quejar de la marcha del negocio gracias a los enlaces matrimoniales. "Este fin de semana tengo 10", subraya. En cambio, no cuenta con ningún pedido de ramo de flores para la Ofrenda cuando por estas fechas en un año normal tendría que tener "la libreta" llena de reservas. "Nadie ha preguntado. Al final, 20.000 personas no es gente. Creo que no va a salir mucha gente", aventura.

Sin embargo, desde hace más de un mes tiene pedidos para cestas por parte de peñas, asociaciones y empresas. "Pero como otros años. Antes hacíamos bastantes ramos individuales y ahora no hay movimiento", ahonda.

Una docena de claveles blancos

En cuanto a las flores que los oferentes suelen comprar, la mayoría se decantan por una docena de claveles blancos (seguidos de rojos) en forma de bastón cuyo precio oscila entre los 15-18 euros. "Son flores muy baratas. También hay gente que se gasta incluso 100, pero son pocas. Son ramos exclusivos, como si fueran de novia, de girasoles, rosas, orquídeas, liliums...", cuenta el presidente de la Asociación.

Por otro lado, hay que recordar que, ante las limitaciones de asistencia por la crisis sanitaria, Zaragoza volverá a contar con una versión virtual para llevar un ramo a la Virgen del Pilar desde cualquier parte del mundo. En 2020 la respuesta superó todas las expectativas del Consistorio, con 147.795 oferentes y 361.230 visitas efectuadas por 239.106 usuarios únicos.

Apúntate a la newsletter de economía y tendrás cada semana las últimas noticias del sector, claves y recomendaciones de expertos.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir todos los Planes del Pilar 2021.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión