Despliega el menú
Zaragoza

Los enclaves más turísticos de Zaragoza temen "una avalancha" de visitantes

En Anento y Tarazona piden evitar masificaciones, mientras en Calatayud la previsión es algo menor al tener los balnearios y el Monasterio de Piedra cerrados.

El municipio de Anento.
El municipio de Anento.
DGA

Ante el desconfinamiento de Zaragoza capital y Calatayud, las personas que trabajan en el sector turístico desde varios puntos emblemáticos como Anento, Tarazona y la propia ciudad bilbilitana se preparan para un incremento en la afluencia de visitantes. "Tenemos una sensación de miedo, de que va a ser una avalancha. No queremos que no venga sino que entiendan que va a haber 2.000 personas con el mismo plan y eso no es gestionable", explica Rosa Fernández, encargada de la oficina de visitantes de Anento.

En este sentido, Carolina Julián, técnico de Turismo de la Comarca Campo de Daroca, reconoce que "sabemos que hay muchas ganas de salir, porque ya nos han dicho que hay muchas llamadas preguntando y para hacer reservas de las visitas guiadas". "Los queremos recibir con los brazos abiertos, pero sobre todo que entiendan que los puntos más habituales van a tener muchísima afluencia y que tenemos más sitios a los que pueden ir, para evitar masificaciones, y que son muy bonitos, como las Hoces del Piedra, la sierra de Santa Cruz, La Zaida, Guialguerrero…", enumeraba Julián.

Así, Fernández puntualizaba que "en nuestro caso, para tomar un simple café o ir al baño va a ser un problema, porque no hay una infraestructura de establecimientos capaz de asumir ese nivel de visitas, ya que entre semana solo estamos los del pueblo y no es sostenible". "Nuestra recomendación es que la gente sea consciente de a dónde quiere ir y cuándo va a ir, porque muchos sitios están en hibernación y hay muchas restricciones de aforo", indica.

De igual forma, en el entorno del Parque Natural del Moncayo este viernes ya tenían constancia de ese incremento de la movilidad. "Hasta ahora era un goteo poco significativo, pero ya sabemos que los establecimientos de la zona están recibiendo muchas llamadas y hay muchas reservas para ver la catedral", reconocía Lola Zueco, técnico de la Fundación Tarazona Monumental. "Van a venir quienes tienen una segunda residencia por aquí como quienes vengan de turismo", indicaba Alberto Val, presidente de la comarca, quien pedía "mucha prudencia y que se sigan respetando las medidas, porque en estas zonas hay mucha gente mayor".

Ante esas sensaciones, Alberto Negredo, alcalde de Lituénigo, explicaba que "habrá un dispositivo entre forestales (agentes para la protección de la naturaleza) y Protección Civil para controlar los aforos". Así, indicaba que "está previsto que se regulen tantos los accesos como las zonas de aparcamiento, para evitar problemas con el tráfico y que la gente deje los coches donde debe".

En el caso de Calatayud, su concejal de Turismo, Jorge Lázaro, reconocía que "va a volver a venir gente a la ciudad, pero creemos que no será en tanta". A este respecto indicaba que "creemos que puede ser más en marzo, ya que ahora tanto el Monasterio de Piedra como los balnearios están cerrados". Radicado en la ciudad, José Luis Cortés, guía turístico, matizaba que "he recibido 40 llamadas para visitas, se está notando mucho". Sin embargo, en su caso, considera que hay algo de ilógico: "Hasta hace poco solo se podían tener grupos de 4, ahora son 6 que va justo para cubrir gastos, pero es que a la ciudad han venido visitas de la Universidad de Zaragoza con 20 integrantes".

Etiquetas
Comentarios