Despliega el menú
Zaragoza
#YoComproEnAragón

día de la paz

Tiestos para celebrar el Día de la Paz y apoyar al comercio de Zaragoza

Los alumnos del colegio Escuelas Pías han regalado a las tiendas del centro de la ciudad una planta como símbolo de paz, día que se celebra este sábado.

Dos alumnas de Escuelas Pías regalan una de las macetas por la paz.
Dos alumnas de Escuelas Pías regalan una de las macetas por la paz.
HA

Las caléndulas son unas plantas de hojas con forma de lanza -también llamadas lanceoladas-, tallos erectos y que están rematadas con flores de vistosos colores, como amarillas o naranjas, entre otros. También blancas, color de la paz. Los alumnos del colegio Escuelas Pías de Zaragoza han recorrido las tiendas del barrio para regalarles a los comerciantes una maceta con esta especie y así conmemorar el Día Escolar de la No Violencia y la Paz por adelantado, que se celebra cada 30 de enero.

Los alumnos del colegio Escuelas Pías han regalado a las tiendas del centro de la ciudad una planta como símbolo de paz, día que se celebra este sábado.

Hasta el año pasado, los alumnos, familias y docentes de este centro se manifestaban por las calles del centro de la ciudad y leían un manifiesto en la plaza del Pilar, soltaban globos al cielo y regalaban una canción con baile a los viandantes. La situación pandémica ha impedido que se celebre de esa forma, pero este año también han querido recordar el valor de la paz fuera de los muros del colegio.

"Estamos yendo por diferentes comercios locales de la ciudad para repartir una planta y un manifiesto que ponen en las puertas y escaparates en aras de la convivencia y armonía", ha explicado Manuel Aranda, alumno de 4º ESO. Cada nivel del colegio ha puesto su granito de arena en esta iniciativa. "Unos han plantado las semillas, otros han decorado las macetas y nosotros somos los que venimos por las calles del barrio a representar a todo el colegio", ha contado María Guiu, otra alumna.

En el recuerdo de todos está la actividad anual en la plaza del Pilar. "Nos hemos tenido que adaptar a las circunstancias sin que los chavales pierdan la esencia de lo que trabajamos. También nos hemos aclimatado a la necesidad de Zaragoza, hemos salido al barrio del Gancho para reclamar que aquí tenemos recursos para vivir en paz y que los chavales sean los que lleven esa voz cantante a toda la ciudad", ha explicado Jesús Muñoz, coordinador de pastoral del centro.

"Es un día especial. Aunque no se puede festejar como siempre, hemos encontrado un alternativa para recordar la paz y a todos aquellos que han luchado por ella”, ha apuntado Aranda, que ha evocado la figura de Ángel Sanz Briz, un referente de la paz. Este diplomático zaragozano, que estudió en el mismo colegio que estos jóvenes, salvó a 5.000 judíos del genocidio en 1944. En ese momento era encargado de negocios de la Embajada española en Budapest.

"Lo estamos pasando mal y necesitamos que las familias y los niños se den cuenta de la realidad que hay"

En los comercios, la iniciativa se ha recibido con "alegría". "Todo lo que sea incentivar la Paz y dar serenidad es bueno", opina Raúl Adiego, de la Academia Marco, en la calle de Conde Aranda. Además, los comerciantes han agradecido que se les apoye, ante esta situación. "En las tiendas lo estamos pasando mal y necesitamos que las familias y los niños, se den cuenta de la realidad que hay. No solamente hay que comprar en internet, hay que venir aquí porque les atendemos muy bien”, ha añadido Nuria Rodrigo, de la Floristería Conde XIII, en la misma calle, que ha correspondido a los chavales con otra maceta.

Etiquetas
Comentarios