Despliega el menú
Zaragoza

Rescatan a un buitre leonado en el interior de un garaje del centro de Zaragoza

El animal ha sido capturado por los agentes de la Unidad Verde del Ayuntamiento de la capital aragonesa y se devolverá al monte.

Dos agentes de la Unidad Verde del Ayuntamiento de Zaragoza se acerca al buitre en el garaje
Dos agentes de la Unidad Verde del Ayuntamiento de Zaragoza se acerca al buitre en el garaje
@AF_UnidadVerde

Agentes de la Unidad Verde del Ayuntamiento de Zaragoza han rescatado este sábado a un buitre leonado desorientado que se había colado en el interior de un garaje de un edificio del centro de la capital aragonesa. Una operación que coincide con la celebración este primer sábado de septiembre del Día Internacional de los Buitres. Esta efeméride se conmemora desde 2006 con el objetivo de concienciar sobre la importancia de estos animales en su conjunto para los ecosistemas y visibilizar distintos factores que amenazan su situación a nivel mundial, entre los que se encuentran las colisiones con aerogeneradores o infraestructuras eléctricas, cebos envenenados o la degradación de su hábitat.

Los agentes medioambientales han dado a conocer esta captura en un Twitter en el que califican a este ejemplar de "precioso" y recuerdan la celebración. En el video se puede ver cómo dos trabajadores se acercan con mucho cuidado a un buitre de considerables dimensiones que se ha adueñado de una plaza de garaje y tras un acercamiento cauteloso y con mucho cuidado consiguen apresarlo con una red. El ave ha sido trasladado al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de La Alfranca, como es habitual en estos casos, para que pronto pueda ser liberado en su hábitat y devuelto al monte.

La Unidad Verde del consistorio zaragozano ha agradecido el aviso de los vecinos que alertaron sobre la presencia del animal en el parquin. No es ni mucho menos la primera vez que un buitre aparece por la capital aragonesa, aunque normalmente en sus incursiones prefieren los balcones o azoteas de las viviendas. Y más habituales son los rescates de las crías que tienen problemas en sus primeros vuelos. Es lo que ocurrió a mediados de agosto en Murillo de Gállego. En esa ocasión vecinos de Biscarrués lo encontraron cerca del río, lo bautizaron como Galligo y lo alimentaron hasta que los agentes de Protección de la Naturaleza se hicieron cargo de él.

Etiquetas
Comentarios