Despliega el menú
Zaragoza

Ayuntamiento de Zaragoza

Azcón dice que la venta del solar para el hospital privado superará los 15 millones previstos

El gobierno municipal, con el apoyo de Vox, da luz verde a la modificación del PGOU para vender el solar de la prolongación de Gómez Laguna.

El alcalde, Jorge Azcón, en el centro, conversa con varios ediles socialistas antes del inicio del pleno municipal.
El alcalde, Jorge Azcón, en el centro, conversa con varios ediles socialistas antes del inicio del pleno municipal.
José Miguel Marco

Tras una tramitación ‘exprés’, el pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado este viernes de forma definitiva con los votos de PP, Cs y Vox la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) necesaria para impulsar la operación de construcción de un hospital privado en la prolongación de Gómez Laguna. Y lo ha hecho en un clima de tensión entre el gobierno y el PSOE, que junto a ZEC y Podemos-Equo, se ha opuesto al proyecto. El alcalde, Jorge Azcón, ha cerrado la sesión con duras críticas a los socialistas por su posición y un anuncio de cara al futuro: la venta del solar donde se edificara el centro sanitario reportará al Consistorio más dinero de los 15 millones anunciados.

El expediente que se ha sometido a votación consistía en el trasvase de la edificabilidad de una parcela sanitaria en Valdespartera a un solar de 20.000 metros cuadrados de la prolongación de Gómez Laguna, donde se construirá el hospital privado. Habilitada la parcela, el Ayuntamiento quiere sacar a concurso el terreno y obtener por el un mínimo de 15 millones de euros, aunque el alcalde ha anunciado que podrían ser más. El procedimiento podría estar cerrado antes de final de año, para que esos ingresos se incorporaran al presupuesto de 2020, muy mermado por la pandemia. Por otro lado, el pleno de este viernes ha servido para desestimar las seis alegaciones presentadas.

El debate ha sido intenso, en un tono más agrio que en otros momentos de la tramitación, especialmente entre el gobierno y el PSOE. El eje de la discusión ha estado en el papel de la sanidad privada en un contexto de crisis y sobre si este proyecto supone alguna merma para la pública. Pero el trasfondo del debate ha estado en la ruptura cada vez más evidente entre el gobierno y la oposición, sobre todo entre el gobierno y el principal partido, el PSOE, que se ha quejado de la falta de negociación por parte del alcalde.

El concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, ha defendido el proyecto por su capacidad de generar ingresos para el Ayuntamiento y actividad económica para la ciudad en un sector de empleos cualificados. Ha negado que el hospital vaya a ser un centro “para ricos”, como ha dicho Podemos-Equo, y ha recordado algunas modificaciones de PGOU o ventas de patrimonio que favorecieron a grupos sanitarios privados fueron impulsadas por la izquierda.

También ha citado los recortes que se acometieron el año pasado en el gasto sanitario por parte de las comunidades autónomas o la cuestión de los conciertos que hace la DGA con la sanidad privada para alivia las listas de espera. “Prescindir de la sanidad privada costaría 36.000 millones”, ha dicho Serrano, que ha acusado a los grupos de izquierda de tener “un mejunje ideológico”, de moverse por “clichés”, y de no ser “coherentes”. Pero, como el alcalde, sobre todo ha criticado al PSOE por no apoyar esta propuesta. “No quiere ayudar al gobierno municipal nunca”, ha dicho.

El socialista Horacio Royo ha considerado que el gobierno “no entiende la realidad del consenso” y se ha negado a que su grupo “sea el perejil de los platos que cocinan con Vox”, porque al gobierno le da “cosita” pactar con la extrema derecha. “Cuando tienen los 16 votos (la mayoría absoluta en el pleno), nos traen el plato hecho”, ha criticado Royo, que ha criticado que no se haya aclarado qué se hace con el dinero que se va a sacar con la operación.

Las críticas del PSOE han molestado al alcalde, que ha intervenido en el pleno para asegurar que el proyecto del hospital se negoció con los socialistas y que estos llegaron a poner “precio” a un posible acuerdo, en referencia a las obras que se acometerían con los ingresos de la operación. Además, ha atacado a los socialistas por no apoyar otros proyectos, como el plan de ayudas a la rehabilitación, o les ha afeado que critiquen al gobierno por no impulsar la avenida de Cataluña o las mejoras de los grupos sindicales “cuando la izquierda no ha hecho estas obras durante 16 años”. Azcón ha criticado a la oposición por “no plantear una alternativa” y ha garantizado que “los proyectos que supongan creación de riqueza y empleo serán impulsados".

La izquierda ha sido especialmente dura y no solo por la cuestión del consenso. Horacio Royo ha puesto el acento en que el 82% de la población de Zaragoza no se va a poder beneficiar del hospital, por lo que ha dudado de que responda al interés general. A su juicio, este expediente es “el del toma el dinero y corre” y que solo servirá para “tapar agujeros”, en lugar de para hacer inversiones para la ciudad. “Esta operación no va a mejorar la ciudad ni la asistencia sanitaria”, ha dicho.

El portavoz de ZEC, Pedro Santisteve, ha criticado “la falta de transparencia” de un expediente que se ha tramitado “de tapadillo”. “Hay una ausencia de motivación palmaria”, ha dicho Santisteve, que ha puesto en duda que se vayan a ingresar 10 o 15 millones de esta operación. “Hay trazas de arbitrariedad y desviación de poder. Azcón es un gestor comercial de los intereses privados”, ha denunciado Santisteve.

Amparo Bella, de Podemos-Equo, ha afirmado que el gobierno quiere “hacer pasar por un concurso un acuerdo negociado con una empresa”. “El concurso está hecho a medida, es lo que nos tememos”, ha afirmado la edil, que ha insistido en que “no hay interés público”.

Julio Calvo, de Vox, ha subrayado que el proyecto no tienen “ninguna contraindicación para la ciudad” y ha destacado “las oportunidades” para el Ayuntamiento. Y ha destacado los ahorros que supone la sanidad privada para la pública. “El interés privado es positivo, estimulante y necesario”, ha declarado.

Etiquetas
Comentarios