Despliega el menú
Zaragoza

Algunos edificios vacíos que retan a la soledad y al silencio en Zaragoza

Colegios, reformatorios, fábricas, clínicas o capillas son los perfiles de los inmuebles que se cerraron en la capital aragonesa hace décadas.

Algunos de los edificios vacíos en Zaragoza
Algunos de los edificios vacíos en Zaragoza
HA

Un día bajaron sus persianas y cerraron sus puertas. Ese gesto fue el fin de algunos edificios de la capital aragonesa. El cierre de comercios, el avanzado deterioro de los inmuebles o el cambio de administraciones fueron algunas de las causas de que pasaran de tener actividad a convertirse en 'edificios fantasma'. En unos casos, la única vida que se puede ver es la vegetación que crece en sus rincones.

Asociaciones de vecinos e instituciones luchan para que algún día regrese la vida al interior de estas construcciones, en algunos casos declaradas como bienes de interés cultural o monumental. 

Algunos de esos edificios

Universidad Laboral
1

Universidad Laboral

En el Polígono de Malpica se emplaza la Universidad Laboral, un complejo educativo que está cerrado desde 1997. Han sido numerosos los proyectos que han sobrevolado a este edificio que fue transferido a la DGA, como una universidad privada o un centro relacionado con el deporte y la actividad física. Diversas instituciones han intentado abrir una puerta a su futuro. Por ejemplo, el Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, sugirió en 2015 que se estudiase la conveniencia de utilizar estas instalaciones con fines educativos y culturales, tras una petición ciudadana. Por su parte el Gobierno de Aragón intentó incluirlo en un conjunto de inmuebles susceptibles de enajenación. Esto ocurrió en 2012.

buen pastor
2

Centro de Buen Pastor

El futuro de este reformatorio es una mítica reivindicación del barrio de Valdefierro. El Buen Pastor, de más de 37.000 metros cuadrados, cerró sus puertas en 2006 y está sin uso desde entonces. Las entidades vecinales piden desde hace años que se le dé algún uso y critican el deterioro que ha sufrido, abandonado y sin vigilancia. Los jardines del Centro Buen Pastor son ahora zonas verdes y de juego para las familias de la zona.

Un manicomio de interés arquitectónico
3

Antigua capilla del psiquiátrico

Entre el arbolado del Parque de las Delicias se descubre la antigua capilla del psiquiátrico de la capital aragonesa. Fue inaugurada en 1931 y es de una única nave y planta salón. Su cabecera es redondeada, el tejado a dos vertientes y la techumbre plana. Según su ficha histórico-artística responde al neogótico simplificado. El Festival Asalto le dio una nueva imagen hace unos años, sin embargo, los vecinos piden que se convierta en un espacio complementario para los centros cívicos del barrio.

Escuela de Artes y Oficios
4

Escuela de Artes

En 2009 se vació este edificio de la plaza de los Sitios de la capital aragonesa. Entre el Colegio Gascón y Marín y el Museo de Zaragoza se alza este inmueble que ya supera el siglo de existencia. Desde que cerró sus puertas, hace más de una década, está más deteriorado, a pesar de que cuando se clausuró su actividad ya acusaba algunos achaques. Para este inmueble, catalogado como de Interés Monumental, a la DGA ya le han propuesto algunos usos, como un centro audiovisual.

Palacio Fuenclara. Construido a finales del siglo XV, ha sufrido numerosas reformas posteriores. Hoy sigue cerrado y abandonado en la calle de Fuenclara número 2 sin proyecto de reapertura.
5

Palacio de los condes Fuenclara

Junto a la calle de Torresecas y de Fuenclara se emplaza el palacio del mismo nombre. Este noble edificio, cuando era del Arzobispado de Zaragoza, se convirtió en la sede de la Sociedad Protectora de Jóvenes Obreros y Comerciantes y posteriormente del Círculo Católico de Obreros a finales del siglo XIX. Con el tiempo se declaró Bien de Interés Cultural y el Ayuntamiento llegó a un acuerdo con el Arzobispado, convirtiéndose en un espacio público. Está rehabilitado, pero en desuso. No obstante, son varios los usos que se han pensado para este edificio, como un museo de la Semana Santa.

Convento Siervas de Jesús, en la calle de Corona de Aragón.
6

Convento de las Siervas de Jesús

El Convento de las Siervas de Jesús se localiza en una manzana entre la calle de Corona de Aragón y de Meléndez Pelayo, junto al campus San Francisco de la Universidad de Zaragoza. El solar donde se levanta este edificio de tintes religiosos es de 933 metros cuadrados y tiene vecinas como la parroquia de San Braulio. El convento, de cuatro plantas, fue construido en la década de los años 60 y alberga 70 habitaciones.

Antiguo juzgado de menores en la calle de Lagasca.
7

Antiguo juzgado de menores

En el número 7 de la calle de Lagasca, junto al paseo de Sagasta de Zaragoza. Allí se encuentra un chalé de principios del siglo XX alzado por encargo de García Sánchez. Tiene construidos 874 metros cuadrados y se distribuyen en tres plantas.

El nuevo edificio se ubicaría detrás de la antigua clínica del doctor Lozano, inmueble catalogado.
8

Clínica del Doctor Lozano

A pocos metros del edificio anterior se ubica la antigua Clínica del Doctor Lozano, esquina con el paseo de Sagasta. El proyecto tiene la firma del arquitecto Félix Navarro y fue un encargo del ilustre médico Ricardo Lozano Monzón. Los rostros ornamentales de su fachada, que se mezclan con la decoración vegetal, parecen esconderse entre las copas de los árboles del jardín. Se rehabilitó hace unos años y su historia ha llegado a los tribunales.

La fábrica de galletas Patria, un edificio con sabor a modernidad
9

Fábrica de Galletas Patria

La Casa Solans bien sabe qué es estar abandonada. Se lo puede contar a su vecina la Fábrica de Galletas Patria, también en la avenida de Cataluña. En 1909 fue trazado por Félix Navarro y un lustro más tarde Francisco Albiñana diseñó el ala derecha, mientras que Antonio Merlo levantó el ala izquierda en 1927, referenció Martínez Verón en 'Arquitectura aragonesa: 1885-1920. Ante el umbral de la modernidad'. Un incendio hizo que Navarro tuviera que rehabilitarlo un año después de su inauguración. El Sistema de Patrimonio Cultural Aragonés (SIPCA) manifiesta que es un edificio de gran interés por ser uno de los pocos ejemplos conservados de arquitectura industrial.

Etiquetas
Comentarios