Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Edificios singulares a la búsqueda del mejor postor

En los catálogos de las inmobiliarias figuran algunas pequeñas joyas que no pasan desapercibidas. Muchos de estos inmuebles están protegidos por su interés arquitectónico.

Nunca deja de llamar la atención cuando en la oferta de una inmobiliaria, entre modestos pisos de su catálogo, se encuentra un palacete, una casa solariega o un edificio emblemático. Están solo al alcance de las grandes fortunas –claro– y suelen tener muchos condicionantes en lo que a sus usos se refiere porque la mayoría están catalogados por su grado de interés arquitectónico. Esto no es óbice, sin embargo, para que haya más de un interesado e incluso se convoquen subastas públicas para que el mejor postor se haga con el inmueble.

Hace pocos días aparecía en la página web de una inmobiliaria la oferta de un "edificio simbólico en el centro de Zaragoza, construido en 1940 y catalogado como de interés arquitectónico de grado B". Se trata del esbelto inmueble del chaflán entre Conde de Aranda y Agustina de Aragón, cuyo proyecto fue redactado allá por 1939 por el arquitecto Teodoro Ríos.

El edificio, de 28 metros de altura, cinco plantas y por el que se piden 1,5 millones de euros, está catalogado por ser un bello ejemplo de la arquitectura clasicista que se generalizó en los años 20. En Zaragoza han pervivido algunas de estas construcciones en el Coso, Don Jaime I e Independencia, sobre todo, al ser sedes de entidades locales y bancos. De hecho, el que nos ocupa fue encargado por la Caja de Ahorros y Monte de Piedad a finales de los años 30 cuando las alineaciones de Conde de Aranda (entonces avenida del General Franco) estaban cambiando. Lo más singular es que el inmueble hace esquina pero en su planta evita los ángulos rectos haciendo una suerte de rotonda y destaca también la balaustrada y la cúpula de su pequeño torreón. «Se inspira en la de San Pedro del Vaticano y en la de San Pedro Borromeo de Viena», dice la ficha de su informe histórico-artístico.

De los últimos años se obtienen muchos otros ejemplos de edificios singulares que no tienen quien los habite. El traslado de los juzgados de la capital aragonesa a la Ciudad de la Justicia dejó libres dos importantes edificios en el centro que la DGA trató de vender para hacer caja. Uno de ellos es el de la plaza del Pilar, que se ha reformado para ser sede del Instituto Aragonés de Servicios Sociales y que (conflictos mediante) compartirá usos con el Ayuntamiento. El otro es el de la calle de Lagasca nº 7, que fuera Juzgado de Menores, y que tiene 874 metros cuadrados en tres plantas, además de un jardín perimetral. El chalé estaba pendiente de cambiar su calificación de edificio administrativo a uso residencial.

¿Más ejemplos? La venta de antiguos conventos no está limitada al medio rural: en el centro de Zaragoza, en la calle de la Corona de Aragón, hace ya años que está a la venta el que fuera convento de las Siervas de Jesús, cerrado después de que la comunidad se trasladara a otras instalaciones del Actur. Este inmenso edificio se construyó en los años 60 del siglo pasado, en los mismos años en los que nació el colegio de La Purísima que está a pocos metros.

Este singular edificio, junto a la plaza del Portillo, está a la venta.
1

Conde de Aranda, nº101

Desde hace unos días una inmobiliaria anuncia la venta de este singular edificio, ubicado junto a la plaza del Portillo. Tiene cinco plantas alzadas y una planta sótano, una superficie construida de 1.406 m2 y su precio es de 1.540.000 euros. El inmueble, un exponente de la arquitectura clasicista, está catalogado como de interés arquitectónico y, en caso de reforma, habría que conservar sus fachadas, la caja de escaleras, la cerrajería...

Convento Siervas de Jesús, en la calle de Corona de Aragón.
2

Convento de las Siervas de Jesús

Un cartel de ‘se vende’ figuraba hasta hace unos meses a las puertas del antiguo convento de las Siervas de Jesús en la calle de la Corona de Aragón. El bloque ocupa un solar de 933 metros cuadrados y está situado a la altura del número 39, justo al lado de la parroquia de San Braulio. Data de la década de los años 60 del siglo pasado, cuenta, además, con un patio interior, cuatro plantas y 70 habitaciones. Su precio supera los cinco millones.

Antiguo juzgado de menores en la calle de Lagasca.
3

Antiguo juzgado de menores

La DGA expuso hace ya cinco años su intención de sacar a subasta este inmueble levantado a principios del siglo XX por encargo de García Sánchez. El chalé, en el número 7 de Lagasca, tiene 874 metros cuadrados construidos y distribuidos en tres plantas. Hace pocos meses el Consistorio aprobó la recalificación a residencial del antiguo Juzgado de Menores, en desuso desde que se trasladó a la Ciudad de la Justicia a la Expo.

Antiguo conservatorio.
4

Antiguo conservatorio

La Mutua de Accidentes de Zaragoza compró el año pasado al Consistorio el edificio del antiguo conservatorio de la calle de San Miguel. La MAZ, que amplía así su sede de la calle de Sancho y Gil, abonó 2.242.433 euros en la primera enajenación de patrimonio público del Ayuntamiento en una década. La superficie es de 2.412 metros cuadrados y los dos inmuebles quedarán conectados tras la reforma, dado que están pared con pared.

Etiquetas
Comentarios