Despliega el menú
Zaragoza

Zaragoza

El Ayuntamiento ya mide la temperatura en los accesos a sus principales edificios

Las nuevas cámaras termográficas servirán para evitar la entrada de trabajadores o usuarios que tengan más de 37,5 grados.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha incorporado este martes tres cámaras termográficas para controlar la temperatura de los usuarios y trabajadores que accederán a los edificios de la plaza del Pilar, el Seminario y el Cuartel de la Policía Local en la Paz. Además, dispondrá de una cuarta de carácter móvil que desplazará en función de las necesidades. De este modo, se podrá evitar el acceso de personas con fiebre, como medida de prevención de la expansión de la covid-19.

Estos dispositivos forman parte de los nuevos elementos de seguridad que ha adquirido el Ayuntamiento para controlar la pandemia, entre los que figuran también 650 mamparas de mesa, 295 mamparas de ruedas, 300 termómetros láser, mascarillas o geles hidroalcohólicos. El consistorio ha destinado más de 165.000 euros a estas medidas que posibilitarán el retorno progresivo de los funcionarios.

El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha conocido las nuevas medidas de seguridad en los accesos al edificio de la plaza del Pilar. Allí ha podido conocer que su temperatura era de 36,4 grados. “Hacemos un esfuerzo máximo de seguridad”, ha destacado el alcalde, que ha alabado el trabajo del equipo de prevención y salud.

Además de termómetros y mamparas, se han colocado carteles que dirigen con flechas a funcionarios y usuarios para evitar cruces o aglomeraciones. En el suelo, con cinta de diferentes colores, se han marcado los lugares de espera, siempre a una distancia prudencial y recomendada de dos metros. También se ha restringido el uso de mobiliario o se ha delimitado el espacio que debe ocupar cada silla en las zonas de espera.

Todas las medidas adoptadas se basan en una guía de prevención y salud que fue acordada con los sindicatos de cara al proceso de desescalada. Según ha explicado el alcalde, en el momento más crítico del confinamiento, solo un 12% de los funcionarios mantenían el trabajo presencial. En la actualidad, ese porcentaje se ha incrementado hasta el 30%.

Etiquetas
Comentarios