Despliega el menú
Zaragoza

El Ayuntamiento de Zaragoza refuerza la seguridad de sus edificios para el retorno de los funcionarios

Comienza la colocación de mamparas y termómetros para proteger a usuarios y trabajadores. Las oficinas de turismo, los centros sociales o las juntas vecinales se activan la próxima semana.

El Ayuntamiento de Zaragoza ya ha puesto en marcha su desescalada, que supondrá el retorno progresivo de los funcionarios, así como la apertura paulatina de los distintos edificios municipales. De momento, se están acelerando los trabajos de colocación de mamparas y señalética, a la espera de que la próxima semana entren en funcionamiento las cámaras térmicas que van a impedir que en los equipamientos públicos puedan acceder usuarios o empleados con fiebre.

Una vez autorizada la incorporación de Zaragoza a la fase dos, el objetivo municipal es garantizar la máxima protección ante la covid-19 y en cumplimiento de la guía de prevención pactada entre el gobierno PP-Cs y los sindicatos. "La prioridad es la seguridad", explicó el concejal de Personal, Alfonso Mendoza, que abogó por una desescalada segura. "Esto no es una carrera", dijo.

Explicó que desde el inicio de la crisis, con la declaración del estado de alarma, han seguido en sus puestos los funcionarios vinculados a los servicios esenciales, como policías, bomberos, trabajadores de los cementerios, de la Casa de Amparo, del Albergue o del servicio de atención telefónica. Y en las últimas semanas se han ido incorporando los oficiales de mantenimiento de los colegios, de la Casa de las Culturas, del servicio de Prevención o de la Asesoría Jurídica. También ha estado en servicio el centro de protección animal, por ser una prestación de carácter esencial.

El Ayuntamiento confirmó que el próximo lunes abrirán las oficinas de Turismo en la plaza del Pilar, el Torreón de la Zuda y la estación intermodal, con un aforo limitado a tres, dos y una personas. Allí ya se han instalado mamparas de metacrilato, señales, vinilos y pictogramas.

Pero además de las oficinas de Turismo, entre el martes y el miércoles se empezará a incorporar el personal de las juntas vecinales, con el objetivo de iniciar la atención presencial con cita previa la semana siguiente. También el servicio de Igualdad o los 16 centros sociales se irán poniendo en marcha en los próximos días. En todas las instalaciones que vuelvan a la actividad se combinará el trabajo presencial, el telemático y el teletrabajo. Los centros cívicos está previsto que abran sus puertas en junio, aunque de forma progresiva y a medio gas.

Las bibliotecas para préstamo y devolución, así como la sala de lectura con aforo limitado, también abrirán, si no hay cambios, la próxima semana. Lo mismo ocurrirá con las taquillas del Teatro Principal para devoluciones. "Poco a poco, el pulso de la administración va volviendo", explicó Alfonso Mendoza.

Los sindicatos expresaron sus dudas ante al desescalada. "No es una tarea fácil de organizar, porque hay que preparar la vuelta en 300 o 400 centros municipales. Hace falta mucha coordinación entre las áreas y no la está habiendo", indicaron desde CC. OO. "Prevención está evaluando cada centro, pero están desbordados de trabajo", añadieron.

El proceso se acelera en paralelo a la instrucción de desescalada, cuya tramitación comenzó con el rechazo de los sindicatos. El gobierno PP-Cs aprobó el documento después de un proceso de negociación con los representantes de los trabajadores y con aportaciones de CC.OO., CSL, Forzapol, OSTA, STAZ y UGT. El texto fija las condiciones en las que se producirá la reincorporación laboral y tiene un periodo máximo de vigencia de seis meses. CC. OO. reclamará mejoras en materia de conciliación.

>> Más noticias sobre el coronavirus.

Etiquetas
Comentarios