Despliega el menú
Zaragoza

mercado central de zaragoza

Así es el Mercado Central Zaragoza: 78 razones para hacer de su visita una costumbre

La oferta de productos y servicios se amplía en el Mercado Central, que aún así mantiene su esencia tradicional.

Casi dos años después de su clausura para ser objeto de una reforma integral, el Mercado Central reabre sus puertas. Los primeros compradores estrenaron sus puestos a primera hora de este jueves. Los vecinos y visitantes que desde ahora crucen alguna de sus cuatro puertas de acceso descubrirán un edificio rejuvenecido, más accesible y con nuevos servicios. También comprobarán que hay menos puestos –han pasado de 160 a 78– a cambio de mayor amplitud y comodidad, así como una oferta hostelera y actividades culturales que, según los detallistas, serán un reclamo para una nueva clientela más joven. Pero sobre todo, los habituales volverán a reconocer los rostros de su tendero de confianza y los productos de la lonja de siempre, que mantendrán su esencia tradicional.

El Mercado Central del Zaragoza ha abierto sus puertas al público este jueves a las 9.00 y ha recibido desde primera hora de mañana a decenas de personas, ansiosas por conocer cómo ha quedado la lonja tras su renovación y por hacer las primeras compras en este nuevo mercado histórico.

La reforma ha habilitado 78 puestos, de los que 69 ya están operativos, hay ocho vacantes, y otro lo utilizará la asociación de detallistas para las ventas online. Esta será una de las grandes novedades del Mercado, que apostará por los nuevos modelos de venta para captar a clientelas de todas las edades y necesidades. De ahí que, por ejemplo, algunos vendedores no vayan a cerrar al mediodía, como era habitual.

Esta decisión hará que aumente el número de empleados, que pasarán de 250 a 350 aproximadamente. Serán los encargados de ofrecer todo tipo de productos a los clientes. En concreto, la lonja, que data de 1903 y está catalogada como Bien de Interés Cultural, ofrece ahora 13 puestos de carne, 12 de pescado, otros tantos de frutas y verduras, 6 pollerías, 6 charcuterías y 15 de menuceles y alimentación variada y 1 de flores.

La distribución ha previsto que los puestos se agrupen por producto de forma que, por ejemplo, todas las pescaderías ocuparán el lado de la avenida de César Augusto, junto a la puerta norte, o que las fruterías hagan lo propio en el frente contrario, el que da a la calle Olmo. De la plaza central que se crea en la nueva configuración de la lonja se han adueñado los cuatro establecimientos hosteleros, que además permitirán la celebración de actuaciones musicales y teatrales.

Primeros compradores en el nuevo Mercado Central
Primeros compradores en el nuevo Mercado Central
Oliver Duch

Todo ello se ha articulado a través de una nueva iconografía que ya se estrenó en el mercado provisional de las Murallas Romanas, y que incluía a su vez colores distintos para cada tipo de producto, lo que permitirá al cliente una mejor orientación a simple vista.

En cuanto a los puestos vacantes, quedan 3 pescaderías, 2 carnicerías, 2 fruterías y una pollería que próximamente sacará a licitación el Ayuntamiento. De momento, eso sí, se han aprovechado para instalar diferentes propuestas temáticas que hacen referencia a la historia del Mercado Central: desde imágenes de los años 60, 70 y 80 que recuerdan cómo estaba la lonja en esa época, hasta los primeros mapas del arquitecto que la diseñó, Félix Navarro.

También se ha dispuesto una muestra de balanzas y pesas de diferentes etapas, así como un espacio para conocer de cerca la historia de los 42 tarjetones esmaltados que ideó el propio Navarro como un gran friso de los productos en venta, sobre todo, para quienes no sabían leer.

Primeros compradores en el nuevo Mercado Central
Primeros compradores en el nuevo Mercado Central
Oliver Duch

Horarios, accesos, tres ascensores: así es el Mercado Central

Al margen de aquellos detallistas que abran de forma ininterrumpida, el resto contará con un horario de 9.00 a 14.00 y de 17.00 a 20.00. Por su parte, los bares del Mercado subirán la persiana a las 6.00 y no la volverán a bajar hasta la 1.30, salvo la víspera de festivo, que se prolongará hasta las 2.30.

En cuanto a los accesos, se mantienen los habituales en cada lateral de la lonja, mediante escaleras, pero se añaden tres ascensores para las personas con movilidad reducida. Además, uno de ellos conectará con el aparcamiento subterráneo de César Augusto, unido con un nuevo túnel.

Etiquetas
Comentarios