Despliega el menú
Zaragoza

Ayuntamiento de Zaragoza

PP-Cs aprueba el presupuesto con críticas de la izquierda por sus cesiones a Vox

El gobierno municipal logra los votos de la extrema derecha después de aceptar peticiones como recortar 500.000 euros las ayudas a la cooperación o incorporar la expresión "violencia intrafamiliar".

Julio Calvo (Vox), este jueves junto a la concejal de Hacienda, María Navarro.
Julio Calvo (Vox), este jueves junto a la concejal de Hacienda, María Navarro.
Guillermo Mestre

A la espera de la confirmación en el pleno del 30 de enero, Zaragoza ya tiene presupuesto. El gobierno municipal PP-Cs ha logrado este jueves en la comisión de Hacienda el apoyo de Vox. Ha recibido duras críticas de la izquierda, que ha atacado las cesiones a la formación de extrema derecha, como los recortes a los fondos de cambio climático y cooperación al desarrollo, así como el añadido de "intrafamiliar" a la partida de violencia de género.

En una comisión que no ha estado exenta de tensión, por las protestas en la plaza del Pilar de diversas entidades sociales y vecinales y las duras críticas de la oposición, han salido adelante unas cuentas que suponen un volumen global de gasto de 801 millones de euros, un 6,4% de aumento respecto al último presupuesto aprobado, el de 2018. En total, se han previsto 49,3 millones de euros para inversiones, una cifra que supone un retroceso de casi un 30%. Respecto a los ingresos, se captarán 32 millones de euros de créditos para pagar sentencias judiciales y se aspira a cobrar otros 20 por venta de suelo.

La concejal de Hacienda, María Navarro (PP), ha defendido que se trata del presupuesto “con más gasto social de la historia de Zaragoza” por contemplar un incremento del 8%, además de contar con un aumento de la dotación de los servicios públicos en 47 millones de euros. En su opinión, las cuentas servirán para “limpiar los desastres de los gobiernos de izquierdas”. Y ha atacado a la izquierda por sus críticas, especialmente al PSOE, porque a su juicio “hace seguidismo de ZEC y Podemos"

Para lograr el voto de Vox, el gobierno ha decidido recortar 500.000 euros de las partidas de cooperación al desarrollo, que contaban con 3,5 millones de euros. Estos fondos se destinarán a mejoras en el Albergue y la Casa de Amparo. Por otro lado, se crea la partida de “atención a víctimas de la violencia de género e intrafamiliar”, que contará con 450.000 euros a costa de los programas de formación del plan de igualdad y de la propia partida de víctimas de la violencia de género. Este cambio semántico ha sido calificado por los grupos de izquierda como una “humillación” a las víctimas. También se pondrá en marcha la oficina de atención a las mujeres embarazadas, con 212.000 euros. Esta cuestión también ha sido muy criticada por la oposición, que ha hablado de "chiringuito de las antiabortistas".

Además, se atienden otras reivindicaciones de la formación de extrema derecha: se incrementa en 127.000 euros la partida de 55.000 para las ayudas al pago de tributos por parte de personas sin recursos, se eleva en 80.000 euros la partida de conservación de las vías públicas y reparación de la red de agua a costa de las actividades de sensibilización de alimentación saludable. También se eliminan los 20.000 del grupo de memoria para los cambios de nombres de calles, que irán al patronato de Turismo, o los 15.000 de la junta arbitral de consumo, que se destinarán a gastos vinculados con la Semana Santa.

El portavoz de Vox, Julio Calvo, ha lamentado las críticas recibidas por parte de los grupos de izquierdas y defendió el recorte a la cooperación por ser Zaragoza la ciudad que más destina a países en vías de desarrollo "cuando aquí hay necesidades irresueltas de los ciudadanos". Respeto a las políticas de igualdad lamentó que haya, entre otros, cursos "de exploración de la sexualidad" en la Casa de la Mujer o que se les critique por incluir el concepto "intrafamiliar" para atender además de a mujeres, "a niños y ancianos". "Nosotros hemos incrementando las partidas para mujeres víctimas de violencia", ha recordado.

La izquierda ha sido muy dura, especialmente el PSOE, que ha cargado contra "el modelo reaccionario, mercantilista y especulativo" que a su juicio consagra el presupuesto. Pero sobre todo, el edil socialista Horacio Royo ha criticado al gobierno por no haber aceptado la propuesta de acuerdo de su grupo y "se haya echado en los brazos de Vox". Ha subrayado que el acuerdo alcanzado con la formación de extrema derecha "es un insulto espeluznante a las mujeres asesinadas". "Lo de la violencia intrafamiliar no es un debate semántico, sino una humillación a las víctimas. Es como si a las víctimas del terrorismo se les llamara víctimas del conflicto vasco», dijo Royo.

Alberto Cubero (ZEC) ha dicho que este presupuesto "no es solo el de los recortes". "Es un presupuesto rehén de la ultraderecha. Es deleznable que llamen a la violencia machista violencia intrafamiliar. Aquí tienen el racismo, el machismo y la homofobia. Todo para seguir en el poder", ha señalado. Fernando Rivarés, de Podemos-Equo, ha cargado contra "el sello ultra" del presupuesto, "que niega el machismo". 

El debate derivó en un duelo entre el gobierno y el PSOE por el espacio de la moderación. "Se ha rechazado la oferta del grupo mayoritario para hacer un presupuesto moderado, centrado y de la mayoría, para dejar fuera al extremismo reaccionario de sus socios de extrema derecha", ha dicho Royo.

Navarro se ha revuelto dura y ha cargado contra los socialistas "por hacer seguidismo de la extrema izquierda", en referencia a ZEC y Podemos. "Esperábamos que el PSOE buscase la moderación y la centralidad, pero el PSOE en el Ayuntamiento no existe, va a rebufo de la izquierda radical", ha dicho. La concejal de Cs Carmen Herrarte ha criticado también a los socialistas y ha recordado el pacto con "los golpistas" de Cataluña y "los bilduetarras, que aprueban el presupuesto en Navarra".

Etiquetas
Comentarios