Despliega el menú
Zaragoza

zaragoza

Arcosur registra un centenar de instancias para conseguir nuevos servicios

La mejora del transporte público, la construcción de la Casa del Barrio y la colocación de paneles antirruido son algunas de las reivindicaciones que se recogen en el documento.

Final abrupto de la calle Fuente de Neptuno
Final abrupto de la calle Fuente de Neptuno
Heraldo

Los deseos de los vecinos de Arcosur para el recién estrenado 2020 se pueden resumir en unas pocas palabras: más servicios para el barrio. Así lo han manifestado en el Registro del Ayuntamiento a través de un total de 115 instancias presentadas por la Asociación de Vecinos Arqueros de Arcosur. Los documentos fueron elaborados gracias a las peticiones que tanto niños como mayores realizaron a los tres Reyes Magos el pasado fin de semana durante la visita de Sus Majestades.

Entre las demandas de los vecinos de Arcosur hay reivindicaciones tan clásicas como la mejora del transporte público, la terminación del potrero o la finalización del acceso del barrio a la Feria de Muestras. No obstante, lo más urgente para ellos sigue siendo la construcción de la Casa del Barrio. “Sabemos que están visando el proyecto y se nos dijo que en cuanto llegara la petición de licencia se daría inmediatamente, pero no sabemos más”, explica Jorge Hidalgo, presidente del colectivo vecinal.

Esta instalación es de las más demandadas en el barrio, ya que actualmente no cuenta con ningún espacio público para realizar actividades, talleres o eventos. De hecho, los actos que organiza la asociación tienen que programarse en espacios particulares o en la vía pública, una opción poco deseable con las temperaturas de estos días. “Tenemos dos bares y una peña, y también un local de una comunidad de vecinos en el que nos dejan hacer actividades”, apunta Hidalgo, que lamenta tener que depender de la iniciativa privada. “Si queremos hacer algo por nuestra cuenta tiene que ser en la calle o en algún espacio cedido”, añade.

Otra de las cuestiones en las que han querido insistir es el transporte público. El colectivo considera que es necesario reducir los tiempos de paso de la línea 59, que une el barrio con el tranvía. Actualmente circula cada 15 minutos de 6.45 a 21.45, de lunes a viernes, y cada 30 el resto del día, los fines de semana y los festivos. La frecuencia de la lanzadera ya mejoró el año pasado, aunque todavía está lejos de la media del resto de líneas del distrito Sur, que pasan cada 6 u 8 minutos. “Un cuarto de hora de espera sigue siendo demasiado. Si tienes que ir a trabajar al centro tienes que coger el bus y el tranvía, y no están coordinados”, señala Hidalgo, que cree que este es el principal motivo por el que muchos vecinos siguen recurriendo a sus vehículos particulares para moverse por la ciudad.

Hidalgo también insiste en la necesidad de colocar pantallas antirruido en más zonas del barrio, ya que los habitantes de algunos edificios sufren la contaminación acústica derivada del paso de vehículos por la Z-40. Además, apuesta por la instalación de paneles informativos en varios puntos del barrio, para que tanto vecinos como entidades puedan estar al tanto de lo que ocurre en la zona. “Así podríamos colgar carteles para que todo el mundo conozca las actividades que hay en el barrio, y los vecinos también podrían poner anuncios si venden o buscan algo”, explica. Este tipo de plataformas ya existen en otros barrios como Delicias, concretamente, en el parque de La Sedetania.

“No sabemos por qué no le dan más valor a la Feria de Muestras”

La lista de peticiones de Arcosur incluye otras actuaciones como la colocación de más papeleras y bancos o la instalación de una cubierta en el potrero –que ha estrenado iluminación recientemente- que proteja a los usuarios del sol y el calor.

Además, reclaman la conexión del barrio con la Feria de Muestras desde la calle Fuente de Neptuno, donde hay cerca de 200 metros sin asfaltar. “Llevamos pidiéndola mucho tiempo y no sabemos por qué no le dan más valor a la Feria”, lamenta Hidalgo, que recuerda que en febrero volverá a acoger la Feria Internacional de Maquinaria Agrícola y no quiere que se repitan escenas como las vividas en 2018, cuando se habilitó una vía alternativa durante los días de más afluencia. “Los coches entraban y salían por zonas de tierra que pertenecen al barrio. No tenemos inconveniente en que pasen por ahí, pero no da muy buena imagen para el que viene de fuera”, considera.

El colectivo vecinal confía en que 2020 traiga consigo alguna de estas actuaciones, aunque afronta la espera con resignación. “Nuestra sensación es que una vez que conseguimos un hito y lo celebramos, tenemos que esperar muchísimo para conseguir el siguiente. Se dilata demasiado la llegada de servicios al barrio”, concluye su presidente. 

Etiquetas
Comentarios