Despliega el menú
Zaragoza

Ayuntamiento de Zaragoza

El pleno apoya el convenio con el Real Zaragoza con el apoyo de PP, Cs y Vox y la abstención del PSOE

El Ayuntamiento redactará los pliegos de condiciones que regirán el uso de La Romareda durante 75 años. Los grupos acuerdan crear una comisión para el seguimiento del proyecto de reforma del estadio.

El pleno del Ayuntamiento de Zaragoza ha dado luz verde este jueves a la tramitación de la concesión demanial del estadio de La Romareda al Real Zaragoza durante los próximos 75 años, así como a la reforma integral de las instalaciones. Lo ha hecho con los votos a favor de los socios de gobierno, PP y Cs, que han contado con el respaldo de Vox. El PSOE se ha posicionado en la abstención a la espera de conocer más datos sobre la operación urbanística, mientras que Podemos y ZEC se han opuesto.

El debate, con el que ha arrancado la sesión, ha sido la primera ocasión que han tenido los grupos políticos de discutir y votar sobre el nuevo estadio. Todos han expresado su respaldo a la reforma y a la colaboración con el club, pero ha habido diferencias sustanciales entre el bloque de la derecha y el de la izquierda. PSOE, ZEC y Podemos-Equo han mantenido un tono crítico y han cuestionado los primeros pasos de la operación Romareda. El interés ha estado especialmente en los socialistas, dado que el gobierno PP-Cs quiere que la reforma avance con el consenso del principal partido de la oposición y del Gobierno de Aragón.

Además de pronunciarse a favor de continuar con la tramitación de la concesión del estadio, el pleno también ha discutido una moción de ZEC que solicitaba que el campo deje de ser un proyecto prioritario. PSOE, Podemos y Vox se abstuvieron, por lo que los votos de PP y Cs tumbaron la iniciativa. La formación de izquierdas también ha reclamado la creación de una comisión de seguimiento del proyecto, que salió aprobada por unanimidad

El concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, ha informado de que el expediente que se ha aprobado este jueves deriva del convenio firmado con el club el pasado 18 de octubre y que es “un mero impulso procesal”, para iniciar la redacción de los pliegos de condiciones que van a regir la concesión de La Romareda. Serrano ha destacado que este acuerdo permitirá que la sociedad anónima deportiva empiece a pagar un canon por el uso de las instalaciones, además de otro por la amortización de las obras. “Zaragoza merece un campo de fútbol acorde con la categoría de la ciudad”, ha dicho.

Para Serrano, que ha relatado lo que ha sido la relación jurídica entre el club y el Ayuntamiento, es necesario dejar atrás la cesión a precario de La Romareda, acordada en 2013, que no supone ninguna contraprestación al Consistorio. Y ha recordado que la concesión que se quiere impulsar es muy similar a la que planteó el PSOE en el año 2015, cuando gobernaba el Ayuntamiento, que quedó en suspenso cuando ZEC accedió a la Alcaldía. Era un mensaje dirigido al PSOE, pieza clave en la ecuación de La Romareda que quiere construir el gobierno municipal.

“Queremos que los grupos se posicionen”, ha afirmado Serrano. “Existe el compromiso de este gobierno -ha añadido- de que el proceso administrativo se haga con todos los grupos y con absoluta transparencia. Pero ha llegado el momento de pasar de los meros deseos a la voluntad firme de que el Ayuntamiento de Zaragoza impulse un nuevo campo de fútbol”.

El principal socio del gobierno ha marcado distancias. El portavoz de Vox, Julio Calvo, ha ceñido su apoyo exclusivamente a la tramitación del expediente, es decir, a la redacción de los pliegos que regirán la concesión demanial del estadio al Real Zaragoza. “No nos sentimos comprometidos a nada más”, ha dicho. Eso sí, ha hablado de “cláusulas discutibles” y ha expresado dudas respecto a su contenido.

El PSOE ha subrayado que está a favor de la reforma del estadio, pero se ha mostrado molesto por la decisión del gobierno de someter a votación la cuestión del convenio a diez días de las elecciones. “No es preceptivo ni se está tramitando el expediente con rigor y transparencia”, ha señalado la concejal socialista María Ángeles Ortiz. En este sentido, ha exigido que se organice una comisión especial en la que todos los grupos puedan participar en la definición del futuro estadio. 

Ortiz ha exigido al gobierno que aclare “de qué se está hablando” y ha recordado que su partido ha respaldado al Real Zaragoza y que ha impulsado dos proyectos de nuevo campo, uno de ellos paralizado por un recurso del PP. Además, ha diferenciado el convenio a 75 años planteado cuando gobernaba el PSOE con el que se trae ahora, dado que de momento se desconocen las cuantías económicas que va a aportar el club.

ZEC y Podemos han sido los grupos más duros, pese a sostener que es necesario reformar el estadio. Pedro Santisteve, de ZEC, ha cuestionado el plazo que se ha planteado para la concesión, dado que según su criterio este tipo de acuerdos “no van más allá de 50 años”. “Es un favor que le hacen al club y en el que nos quieren involucrar a nosotros, cuando no ha habido un debate ciudadano. Es un traje a medida del club. Hacemos las obras y al club le sale gratis total”, ha afirmado.

Fernando Rivarés, de Podemos-Equo, también ha destacado su apoyo a la reforma del estadio, pero ha sido muy crítico con el planteamiento formulado por el gobierno PP-Cs. “Quieren que avalemos su cutre convenio”, ha dicho Rivarés. “No sabemos qué suelos van a recalificar, ni por cuánto ni con quién”, ha dicho. Ha dicho que el proyecto es “humo” y ha exigido aclaraciones de los costes que tendrá la reforma.

Etiquetas
Comentarios