Despliega el menú
Sociedad

sociedad

La patronal del juego justifica su negocio en los impuestos y en el empleo que genera

El sector del juego en España movió 32.383 millones de euros, lo que representa el 0,8% del PIB.

Imágenes del interior de varios locales de apuestas de Zaragoza.
Imágenes del interior de varios locales de apuestas de Zaragoza.
Heraldo

El Consejo Empresarial del Juego (Cejuego) ha defendido un negocio cuestionado por distintos colectivos y organizaciones que alertan del peligro de la ludopatía y lo ha justificado con las “grandes” cifras que esta industria aporta a la sociedad.

Unos datos que ha facilitado este jueves la patronal del juego durante la presentación del Anuario del juego en España 2019 publicado en colaboración con la Universidad Carlos III de Madrid.

El sector del juego en España movió 32.383 millones de euros (9.870,3 millones de juego real, es decir, la diferencia entre las cantidades jugadas y los premios), lo que representa el 0,8 % del PIB, generó en impuestos y tasas especiales 1.340 millones de euros y dio empleo directo a más de 85.000 personas.

De esos 9.870,3 millones de euros, 4.289,3 millones corresponden al juego público -la Sociedad Española de Loterías y Apuestas del Estado, Selae, que agrupa la Lotería Nacional, Primitiva, La Quiniela y la ONCE-, y 5.581 al juego privado (casinos, bingos, salones, máquinas de hostelería y el juego en línea).

El director general de Cejuego, Alejandro Landaluce, ha destacado que los ingresos (los 9.870,3 millones) suponen un 20 % menos que en 2007, lo que revela que pese a la "sensación de crecimiento" que percibe la sociedad, el sector todavía no ha recuperado los niveles de ingresos previos a la crisis económica.

Y ha subrayado que lo que ha variado es la composición de la oferta con la entrada de las apuestas deportivas y el juego 'online', una actividad "legalizada y regulada" desde 2011, que supone el 7,3 % de la facturación total que genera el juego en España.

En 2018, se jugaron 724,4 millones de euros en juego en línea -un 25,5 % más que en 2017, y el principal juego fueron las apuestas deportivas (360 millones de euros), seguidas de los "slots" (130,3 millones) y el póquer (81,3 millones).

El autor del anuario, el sociólogo José Antonio Gómez, ha subrayado que en términos generales en 2018 "descendieron bastante" las quinielas, los cupones de la ONCE y las máquinas en hostelería; se mantuvieron "estables" las ventas de Lotería Nacional y Primitivas; los casinos y bingos tuvieron un crecimiento moderado y los salones, apuestas, juego en línea y los rascas de la ONCE experimentaron un aumento superior al 5 %.

En concreto, ha detallado que la ONCE ha incrementado su margen hasta los 1.033 millones de euros, sobre todo por el aumento de las ventas de sus loterías instantáneas o rascas.

Respecto a los 1.340 millones de euros generados por impuestos autonómicos (1.121) y tasas especiales (219), Gómez ha indicado que es una cantidad "equivalente a lo que paga en impuestos y cotizaciones el Banco Santander".

La oferta del juego público en España se compone de 4.171 administraciones de lotería Selae y 6.905 puntos de venta complementarios, 19.552 vendedores de la ONCE, además de 7.309 puntos en su red secundaria y 8.581 oficinas de Correos en las que se pueden comprar productos.

También se incluyen las modalidades de establecimientos dedicados al juego privado como los bingos, con 314 establecimientos, los casinos con 54 establecimientos, los salones de juego, que en la actualidad son 3.507, y 129.113 bares con oferta de máquinas recreativas.

El sector del juego da empleo a 85.047 personas en España, de los cuales 47.178 pertenecen al sector privado y 37.869 al sector público, lo que, según el director general de Cejuego, implica una "importante labor social".

Landaluce ha hecho hincapié en que la regulación del sector es “prolija” y que son las administraciones las que deciden “hacia dónde va” la normativa de cada comunidad, si bien ha insistido en que el sector está "muy regulado y nada abandonado"

“Nosotros cumplimos las normas (...) Las normativas autonómicas y estatal y la ley del juego están muy desarrolladas”, ha remarcado Landaluce, que ha lamentado las declaraciones que realizan “ciertos políticos, a los que a veces les entra como el nervio por lo que está ocurriendo en la sociedad”.

Lo que sí ha reclamado la patronal es una regulación de la publicidad y promoción del juego que afecte por igual al sector público y al privado.

Este último invirtió 412 millones de euros en publicidad en 2018, mientras que Selae destinó 77 millones de euros -la campaña de la Lotería de Navidad está entre las principales cada año- y la ONCE 49 millones.

"Una correcta regulación de la publicidad pasa por limitarla en cantidad, mensajes y horarios, a tramos específicos durante los eventos deportivos, a reducir el total de impactos en eventos deportivos y por no anunciar bonos o cuotas y solamente anuncios explicativos y/o informativos", ha dicho.

Etiquetas
Comentarios