Despliega el menú
Zaragoza

La FUTURA ROMAREDA

El Real Zaragoza pagará la reforma del estadio durante los 75 años de concesión

El Ayuntamiento y el club firman el convenio que regula el uso de La Romareda a la espera de concretar cómo se financiará la inversión inicial, en la que se contará con la parcela anexa al campo.

El alcalde de ZAragoza, Jorge Acón, y el presidente del Real Zaragoza, Christian Lapetra, este viernes en la firma del convenio.

El Ayuntamiento de la capital aragonesa y el Real Zaragoza han firmado un convenio este viernes por el que el club dispondrá del uso de La Romareda durante los próximos 75 años, periodo de tiempo durante el cual abonará el coste íntegro de la reforma del estadio, todavía sin concretar. El Consistorio por su parte se encargará de impulsar el anteproyecto del nuevo campo, que seguirá siendo municipal, así como de establecer un modelo de financiación de la inversión inicial que precisa la operación, en la que espera que participen otras administraciones públicas.

“Se abre una nueva etapa de colaboración entre el Ayuntamiento y el Real Zaragoza. Queremos acabar con la crispación y que la relación sea de colaboración, cooperación y de trabajo conjunto”, ha dicho el alcalde, Jorge Azcón. El regidor ha explicado que el convenio establece “seguridad jurídica” a la cesión a precario que tiene en la actualidad el club. “Es el primer paso de la nueva Romareda”, ha destacado Azcón. El presidente del Real Zaragoza. Christian Lapetra, ha expresado su deseo de “construir y hacer un Zaragoza mejor”.

Además de ceder el uso del estadio al club durante 75 años, el Ayuntamiento de Zaragoza se encargará de redactar el anteproyecto del nuevo estadio. Hasta que se inicie la operación, el Consistorio y el club mantendrán la cesión a precario actual, en la que la sociedad anónima deportiva asume el mantenimiento de las instalaciones en las condiciones establecidas por sentencia en 2018. Por otro lado, la entidad se compromete a reintegrar el coste de la operación de construcción del nuevo estadio en la forma y los plazos que establezca el Ayuntamiento en los pliegos de condiciones que regirán la concesión administrativa.

El alcalde de ZAragoza, Jorge Acón, y el presidente del Real Zaragoza, Christian Lapetra, este viernes en la firma del convenio.
El alcalde de ZAragoza, Jorge Acón, y el presidente del Real Zaragoza, Christian Lapetra, este viernes en la firma del convenio.
Oliver Duch

El concejal de Urbanismo, Víctor Serrano, ha explicado que el club abonará un canon por el uso de las instalaciones y otro por la amortización de las obras, aunque no ha aclarado ni los plazos ni las cuantías a la espera de conocer el proyecto de nuevo estadio. En la definición de ese canon se tendrá en cuenta por ejemplo la situación económica del Real Zaragoza o si está en Primera o Segunda División. El acuerdo contempla además que el Ayuntamiento de Zaragoza podrá disponer de las instalaciones para otro tipo de actos, como por ejemplo un concierto, siempre que no interfieran en la actividad deportiva.

Queda en el aire cómo acometerá la inversión inicial el Ayuntamiento de Zaragoza, dado que el alcalde ya anunció que no se recurriría al presupuesto municipal. Víctor Serrano ha explicado que en primer lugar hay que definir en qué grado van a participar las distintas administraciones el proyecto, especialmente la DGA.

Sí ha avanzado que el Ayuntamiento aportará “los aprovechamientos urbanísticos de la propia Romareda”. Se refería a la pastilla de usos terciarios y comerciales situada junto al estadio y que fue la base de la operación Romareda que impulsó el gobierno PSOE-CHA en 2005 y que no prosperó porque la pararon los tribunales tras un recurso de PP y PAR.

Pero Serrano también ha dicho que se quiere contar con la participación de la DGA y la Diputación Provincial. En este sentido ha afirmado que le "encantaría” que se pusiera en marcha en Zaragoza el modelo de San Mamés de Bilbao, en el que participan distintas administraciones públicas y una entidad financiera. También ha aclarado que la operación no computará en la deuda municipal, como ocurrió con la financiación del tranvía.

Etiquetas
Comentarios